Política

¿resistirá Venezuela Como Vietnam, O Sería Otra Panamá De 1989?

¿resistirá Venezuela Como Vietnam, O Sería Otra Panamá De 1989? - Política

La noche del 20 de diciembre de 1989 EE.UU inició una operación militar denominada “Operación Causa Justa”, en donde invadían la capital de Panamá para deponer y capturar al comandante Noriega, dictador de ese país, acusado de narcotráfico entre otras cosas. Pero tiempo después, al desclasificarse documentos secretos del Pentágono, se evidenció que tal invasión se llevó a cabo para garantizar el control absoluto del Canal de Panamá por parte de los norteamericanos y además tal acción sirvió para probar las armas modernas de ese entonces.

Dicha operación militar fue todo un éxito para las fuerzas armadas de USA—militarmente hablando—ejecutaron la operación con solo 25.000 efectivos de élite, contra las tropas de Noriega que tan solo eran 12.000 hombres y contaban con una diminuta fuerza aérea que no pudo hacer nada en contra de los bombarderos furtivos F-117 Nighthawk y los helicópteros de combate AH-64 Apache. Ciudad de Panamá fue bestialmente bombardeada, en especial el barrio de El Chorrillo, donde numerosas personas inocentes fallecieron o sufrieron graves heridas. En poco más de 30 días, EEUU había conquistado Panamá, sufriendo ellos pocas bajas dentro de sus fuerzas, unos 23 solados según cifras oficiales. La resistencia popular panameña fue casi nula, la población estaba desarmada, sin embargo, indignados por el ataque norteamericano resistieron con gallardía.


La invasión a Panamá causó estragos y muchas bajas civiles.

Hoy Panamá tiene un gobierno y una población totalmente sumisa ante La Casa Blanca, recordando aquella gran canción de Rubén Blades, el tiburón que estaba en la orilla los terminó de devorar.

Ahora mismo, durante este 2019, EEUU se prepara para ejecutar una operación militar contra Venezuela para deponer, según ellos y otros, al dictador Nicolás Maduro. Ahora mismo cuentan con siete bases militares en Colombia, un país vecino de Venezuela con el que comparten más de dos mil kilómetros. En Aruba y Curazao cuentan con una base militar de la OTAN, y de seguro en Guyana, otro país vecino, tienen al menos militares norteamericanos cumpliendo diferentes misiones. Pero surge entonces la pregunta ¿Venezuela sería otra Panamá para USA?, pues bien, hay que destacar que el país de Simón Bolívar es un país de tradición pacífica, actualmente no participa en ningún conflicto armado ni tampoco tuvo participación en ningún otro, incluyendo la Primera y la Segunda Guerra Mundial. La primera y última vez que el país traspasó sus fronteras y defendió las suyas, fue hace dos siglos, luego de una sangrienta guerra contra España en donde la población quedó diezmada, pero lograron ganar la guerra, forjando su libertad a sangre y fuego, además de liberar cinco naciones más.

Venezuela tiene una población de más de 30 millones de habitantes, y en su capital—Caracas—hay casi 7 millones de habitantes. Las fuerzas armadas de Venezuela están compuestas por 315 mil efectivos activos, y su reserva militar es de más de 400 mil combatientes. El gobierno además cuenta con la denominada Milicia Bolivariana, la cual pudiera llegar a un millón de integrantes. A todo ello se le suma una militancia política bastante leal que se encuentra en los extractos populares, denominados “los colectivos”, que cada vez reciben entrenamiento militar asimétrico con armas tradicionales y con armamento de alta tecnología de fabricación rusa, como lo son los misiles portátiles antiaéreos IGLAS-S, misiles que son la pesadilla de cualquier piloto de helicópteros de combate.

Tropas activas de Vzla.

Milicianos bolivarianos portando los temidos e incómodos  misiles IGLAS-S

En la imagen se puede apreciar un miliciano de la tercera edad con un nivel de ideología muy alta. En otros países las personas de la tercera edad no moverían ni un dedo por defender su país ante una agresión.
Estados Unidos es con seguridad la mayor potencia militar del planeta, tienen casi toda la tecnología bélica a su disposición, poseen dinero casi infinito para financiar cualquier conflicto bélico, tienen un numeroso personal adiestrado y calificado en compañía de grandes aliados (OTAN), esto sin mencionar todo su armamento de destrucción masiva. Es todo un gigante, es un Goliat pero que también sabe atacar como un David.  En cambio Venezuela es un país pacífico, con modesta tecnología militar que se vino desarrollando en los últimos años, pero que en comparación con el gigante antes mencionado, es insignificante. Pero, y como siempre hay un pero, ahora se pasa a hablar un poco a favor de Venezuela. ¿Cuál es su mayor potencial?, pues su mayor potencial es su historia, su pasado glorioso, un pasado que está dormido, que lleva doscientos años durmiendo—bélicamente hablando—y que ojalá no sea despertado.
Hablemos brevemente de ese pasado. Venezuela fue el país que más ofrendó vidas en contra del poderoso y viejo imperio español, haciéndolo debilitar profundamente contra el resto de las naciones americanas de habla hispana que siguieron el ejemplo de Caracas. Sus soldados—los de Venezuela—, quienes eran puro pueblo, atravesaron el infierno mismo guiados por Simón Bolívar para llevar la libertad a seis naciones. Eran tan aguerridos aquellos hombres, que el mariscal español Pablo Morillo, quien derrotó a las fuerzas napoleónicas haciéndolas retirar de la España invadida, dijo una vez al rey Fernando VII luego de perder una batalla en Venezuela en contra de los lanceros del general venezolano José Antonio Páez: «Dadme un Páez, Majestad, y mil lanceros del Apure y pondré Europa a vuestros pies»; vale destacar que en esa batalla “Las Queseras de Medio”, tan solo 150 lanceros comandados por Páez, derrotaron una fuerza de 8.400 realistas españoles.

Tal era el arrojo de ese pueblo, y tal era su capacidad de sacrificio, que en el año de 1818, El Libertador Simón Bolívar se enteró que el gobierno estadounidense estaba apoyando a España con armamento y municiones, ya que la EE.UU de ese momento temía que la doctrina bolivariana llegase hasta su país. Este apoyo de armamento y municiones llegaba a través del río Orinoco. Descubierto el contrabando y capturados los barcos, el gobierno norteamericano envió a Bautista Irving, un agente diplomático, a fin de que reparase el impase. Y después de una carta arrogante y amenazadora por parte de dicho agente, Bolívar le responde lo siguiente: “…Defendiéndolos contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra populación [ya habían muerto 200 mil venezolanos, la población era de 1 millón] y el resto que queda ansía por merecer igual suerte. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende”.

La genialidad de Bolívar condujo a un pueblo a la victoria                      General José Antonio Páez

Ante tales hechos históricos y ante una fuerza de combate que supera el millón de efectivos, es obvio que Venezuela muy difícilmente sería otra Panamá, la cual fue conquistada en un mes. Sin embargo, ¿Venezuela se puede convertir en otra Vietnam contra USA?

Ahora hablemos un tanto sobre Vietnam, un pueblo campesino de menuditos hombres y mujeres que a lo largo de la historia han vencido a cinco poderosos imperios, tres de ellos en el siglo XX: Francia, Japón y Estados Unidos, siendo el principal artífice de todas esas victorias el líder Ho-Chi Minh, quien nunca temió la superioridad tecnológica y numérica del enemigo, porque estaba convencido que el éxito radicaba en la ideología y la fuerza moral del combatiente. Declaró una vez: “por cada diez de los nuestros que matéis, nosotros mataremos a uno de los vuestros. Y al final vosotros os cansaréis antes”. Vietnam humilló al imperio más poderoso de todos los tiempos, no obstante pagó un muy alto precio, sobre este país cayeron el doble de bombas que cayó en toda la Segunda Guerra Mundial, tal fue la fuerza de ataque desmedida del EE.UU, esto sin mencionar las armas químicas que se usaron, siendo la más triste y célebre: “el agente naranja”, un químico que casi acabó con la flora y la fauna del país de la vieja Indochina.

Ese conflicto se extendió por más de diez años, y la arrogante Casa Blanca se negaba a abandonar el país. Al final Vietnam ofrendó más de un millón de vidas, y EE.UU pagó con sangre su soberbia con 58.000 soldados fallecidos y 300.000 heridos y mutilados, sin olvidar que a lo largo de las décadas miles de soldados norteamericanos que sobrevivieron al terror de Vietnam se suicidaron y otros cayeron en la locura y la indigencia.

Ho-Chi Minh en el centro. Un diminuto gigante

Vietnam pagó un muy alto precio, todo un infierno por más de 10 años.

Los soldados de EE.UU que sobrevivieron, tal nunca se recuperaron del todo. Apodados Los Boys, pensaron que eran invencibles.

Con la victoria de Vietnam se cumplió lo que dijo Simón Bolívar alguna vez a EE.UU: “El valor y la habilidad,… suplen con ventaja al número. ¡Infelices los hombres si estas virtudes morales no equilibrasen y aun superasen las físicas! El amo del reino más poblado sería bien pronto señor de toda la tierra. Por fortuna se ha visto con frecuencia a un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos”.
Una agresión directa a Venezuela puede convertirse en otra incomoda Vietnam, las fuerzas rebeldes y armadas de América latina pudieran lanzarse contra USA, los insurgentes armados de Colombia acantonados en la frontera con Venezuela se pudieran convertir en un avispero asesino. La misma Caracas, una verdadera jungla de cemento en intrincadas montañas llenas de pueblo, pudieran ser una verdadera avalancha. Se suele pensar que ante una invasión militar, la fuerza de ocupación iría solo a por los seguidores de Maduro, pero la historia señala todo lo contrario, así lo demostró el bombardeo incesante al barrio de El Chorrillo, donde murieron tirios y troyanos. Y cuando caiga una bomba en la casa de un opositor a Maduro, ello pudiera tener el efecto contrario, es decir, no habrían opositores a Nicolás sino al invasor que bombardea sin piedad a inocentes. Y cuando un pueblo ya no tiene nada que perder porque lo ha perdido todo, excepto su deseo de ser libre, es capaz de acertar con su honda en la frente del gigante Goliat. No obstante, siempre hay que darle un chance a la paz, en ella nadie pierde y todas ganan.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.29 - 24 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

PedroSZ

3 comentarios

  • Interesante artículo amigo, pero creo que está olvidando a los millones de venezolanos que ya no quieren a Maduro y, obvio, lucharán en contra de él y con los EU de su lado. Ellos, también, tendrían la ayuda del imperio del norte. Sería parecido a lo que ocurrió en la conquista de México, los españoles se aliaron con los tlaxcaltecas para derrotar a los aztecas. En Venezuela , los gringos utilizarían a los que están contra Maduro para derrocarlo. No hay que subestimar esos millones de venezolanos que ya no quierena él

    1
    1
    • pero no podemos olvidar a los rusos,, chinos, y cubanos que lucharían a favor de Venezuela que no quieren que Venezuela sea el patio trasero de EEUU y que las requisas de Venezuela no sean solo para los EEUU si no puedan ser compartida aqui hay muchos intereses por otra parte la OPOSICIÓN venezolana si ha sido temerosa a que bajen los cerros y si oposición venezolana tuviese cojines amigo con estos apagones ya fueran tumbado al presidente maduro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información