Literatura

REVISTA LITERARIA: ESTACIONES N°2 MES DE ABRIL DE 2019 9 DE JULIO BUENOS AIRES. CAPITULO: SABADO



REVISTA LITERARIA: ESTACIONES N°2 MES DE ABRIL DE 2019 9 DE JULIO BUENOS AIRES. CAPITULO: SABADO - Literatura

SABADO:

“LA SALIDA DE UNA SITUACIÓN ESTRAGO”

Para una mujer el hombre, un hombre, puede ser un estrago, una situación estragógina, un embrollo, una no-relación, una no-proporción, entre lo que se vive y lo que se desearía vivir.

Una mujer fantasea, está muy propensa a las fantasías, en su fantasma, el marco casi siempre tiene que verse con otro al lado, más precisamente, con un hombre, cuando esto no puede sustituirlo con el trabajo, con sus hijos, con amigos, con un entretenimiento especial, con algo que la ayude a sublimar.

Cuando esta sublimación se alcanza, se puede considerar curada, menos loca, haciendo algo con su estilo, siendo una más, entre otras, con su singularidad.

Lleva tiempo reponerse, recuperarse de una situación así, por toda la libido, la energía psíquica, física, corporal, mental… porque pone mucho de sí, todo de sí.

Estamos frente a un cambio de paradigma, en el cual la mujer ha conquistado espacios en soledad, tácita o explícitamente, propios, gratificantes. Ha encontrado en ella y para ella su “cuarto propio”, como decía Virginia Wolf. Claro que de este modo corre otro riesgo: caer en la tentación de compartirlo con alguien, darlo a conocer a quien no lo merece, apresurarse, creer que está en la cresta de la ola y que entonces todo es posible.

Allí donde falla el cálculo, falta la cautela, la prudencia. Y de esto, hoy, la mujer, una mujer, cada una, según su historia y singularidad, tendrá que estar advertida. Porque para algunas mujeres, la vulnerabilidad, la fragilidad, pueden ser malas consejeras, malos momentos, en que pese la soledad, el temor a lo solitario, y a saber que, en muchas cosas, sola no se puede, y no siempre se elige buenos partenaires, compañeros de vida.

Me gustan los sábados, porque son prometedores. Se puede descansar un poco más, se pueden hacer proyectos de charlas, encuentros, salidas, o bien quedarnos escribiendo o realizando cualquier  ACTIVIDAD  elegida y decidida con confianza.

Es un día de salidas, en el doble sentido del término, de salir y de salirse de algo, por ejemplo, de un laberinto que pareciera no tener salida. Y confiar…. En que siempre habrá un “hilo de Ariadna”, un “Teseo”, y un minotauro al cual derrotar, que puede estar dentro nuestro, no buscarlo sólo en el afuera y con la ferocidad de un supuesto “OTRO”, sino que lo feroz puede ser lo propio, la

 

propia manera;  tal vez eso sea lo que tiene que cambiar, mudarse, transformarse en otra cosa.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

patricia berra

1 comentario

  • ¡Excelente Final!
    Justo mi comentario a tu entrada anterior hablaba sobre el conocerse uno mismo, para saber de qué se está escapando o saliendo o queriendo salir.
    Me pasa que al leerte, tu forma de expresión se me queda algo pegada en la cabeza y empiezo a pensar en distintas formas de decir lo mismo o ir asociando con otras ideas que están relacionadas más por mi libre asociación que por el «inherente» significado «objetivo» de la palabra en sí. Creo que por eso me gusta leerte.
    Quería comentar más sobre el final del artículo pero creo que eso sólo le restaría la belleza que ya tiene de por sí.
    Me interesa más cerrar con una idea que me deja pensando sobre las relaciones de pareja que mencionas al principio. Hace falta cuidado y cautela para poder definir a quién dejar entrar a nuestra habitación, un lugar tanto privado e íntimo como sagrado.
    ¡Te dejo un abrazo grande, gracias por compartir siempre esas palabras tuyas que me dejan pensando de lo lindo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.