Tecnología

Riesgo De Las Redes Sociales. Buenas Prácticas

Riesgo De Las Redes Sociales. Buenas Prácticas - Tecnología

Usamos las redes sociales para mantenernos en contacto con amigos o conocidos o acceder a contenido de nuestro interés, o sea, poder interactuar con otros miembros de la comunidad.

 

Sin embargo, el uso masivo de las redes sociales hoy en día conlleva un gran riesgo, tanto en el ámbito personal como profesional.

 

El riesgo en las redes sociales no está asociado al software que usemos o los métodos de encriptación y su fortaleza o debilidades, sino que el mayor riesgo en las redes sociales está determinado por el comportamiento de lo usuarios, de las personas.

 

Debemos usar las redes sociales de forma inteligente al mismo tiempo que sacamos el máximo provecho para relacionarnos con amigos y contactos, compartir información o intereses y expresarnos, pero tenemos que hacerlo adoptando acciones de protección.

 

El comportamiento vulnerable implica que descuidamos o desprotegemos la información personal sensible que se comparte y difunde públicamente, el porcentaje de intimidad que se comparte, tanto a conocidos como a desconocidos y en la aceptación de contenido sospechoso, que puede conducir a distintos tipos de malware. No debemos comunicarnos en el ciberespacio sin considerar la protección de nuestros datos.

 

Somos nosotros los usuarios, quienes somos el talón de aquiles de este sistema, ya que aunque el software y el hardware estén muy protegidos con la última tecnología, somos los usuarios quienes cometemos el error de tener comportamientos que permitan la vulnerabilidad de nuestros datos y privacidad.

 

La ingeniería social intenta de esta forma explotar estos puntos débiles del componente humano en las redes sociales, en vez de atacar al software o hardware del sistema, ya que hoy en día resulta más fácil atacar esos puntos débiles provocados por nuestros errores en la red que atacar el sistema cuando tiene métodos de protección.

 

Quienes usen la ingeniería social recurrirán al engaño y a la simulación, para mostrarnos escenarios aparentemente seguros pero que realmente no lo son, por ejemplo, anuncios que al darles click conducen a la descarga de malware en vez de hacer lo que parecía, avisos en los que parece que nuestro ordenador está infectado y damos click para limpiarlo, o formularios fraudulentos donde piden nuestros datos bancarios, trucos publicitarios, etc…

 

Minimizar el riesgo en las redes sociales es muy similar respecto al ámbito físico, nuestro comportamiento y toma de decisiones aumentará o disminuirá el peligro que estemos corriendo.

 

Es por eso que debemos tener mucho cuidado al navegar por la red, tenemos que tomar consciencia situacional del riesgo que pasamos, debemos estar informados de la amenazas y las vulnerabilidades y debemos asimilar y llevar a cabo buenas prácticas de ciberseguridad. Nuestra información es vulnerable en la red dependiendo de nuestros actos, seamos conscientes de ello y no caigamos en trampas. Con un poco de sentido común y un mínimo de conocimiento sobre los sistemas informáticos podemos navegar y comunicarnos usando las redes sociales de forma segura.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Brieva

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información