Sin categorizar

Salgo A Ejercitarme



Todos los días a las 5:40 am me desplazo al polideportivo del barrio con el objetivo de realizar ejercicio, te encuentras un gran número de personas (mujeres y hombres) adultas y niños, es emocionante, ello genera motivación.

Mi rutina cosiste en dar dos vueltas caminando en la cacha de fútbol, al entrar en calor proceso a realizar estiramiento durante 7 minutos; me uno a la actividad de aeróbicos durante 30 minutos la cual es liderada por un profesor experimentado en la materia.

Luego paso a las pesas y barras  para fortalecerme, en ese lugar están los hombres fuertes,

– me distinguen, son amables,

– están pendiente e instruyen a realizar los ejercicios correctamente,

– al realizar las sentadillas me toman de la cintura.

Estoy cogiendo muy buena forma, el cuerpo se me ve espectacular, estoy cotizada; no le prestó atención, mantengo seria.

Ayer desperté a la misma hora, había mucha neblina y tuve dudas en desplazarme al polideportivo, opte por ir, había poca gente,

– decidí continuar con mi rutina; la neblina aumento un poco.

Empecé con los aeróbicos, se percibía menos gente, observe a los hombres fuertes entre pesas y barras,

– deje las dudas que se estaban convirtiendo en temores

– me acerque donde los fuertes, ellos amables como siempre, empecé con poco peso; la neblina se hizo más espesa, aduras penas nos podíamos ver, continuábamos activos;

– trate de coger la pesa para realizar las sentadillas, uno de ellos la tomo primero;

– me dijo, déjate ayudar, asentí de forma afirmativa, me la subió al hombro; creo que era la adrenalina que me hizo observar a ese hombre enorme y guapo, estaba sudoroso sin camisa y a 20 cm de distancia, mientras la acomodaba, otro me tomo de la cintura para ayudarme al realizar el ejercicio,

– me dio calor,

– me puse tensa,

– uno de mis pies flaqueo,

– sentí que me caí, aparecieron otros dos a colaborarme;

– tenía cuatro hombres a 20 cm de distancia ubicados en el norte, sur, este y oeste;

– no sé porque todos estaban sin camisa, me puse nerviosa, y el que estaba en el sur me dijo al oído con una voz suave,

– no te preocupes, estamos aquí para cuidarte, realiza las sentadillas; el hombre que estaba en el norte se retiró;

– al bajar con la pesa, sentí que algo me tocaba el trasero con suavidad, me erice, me detuve y con voz suave me dicen continua linda, me puse en condición, pero cada vez que bajaba y subía sentía el roce;

– perdí el equilibrio, fui atrapada por los cuatro fortachones sudorosos, me abrazaron, estaba en vuelta en músculos y sudor,

– no me querían soltar,

– aumento la temperatura, que calor, mi corazón palpitaba a 1000 por hora, se siente feromonas mezclándose por todos nuestros cuerpos.

– Sentí que me jalaron el licra con fuerza.

– Con los dientes desgarraron la tela,

– debía gritar, pero no podía, quería sacudir pero me sentía atrapada,

– Bajo la mirada y observe cosas enormes cerca de mí, cerré los ojos y grite con fuerza tómenme; alguien me estaba dando cachetadas en el rostro, era mi esposo que me estaba despertando de esa pesadilla.

 

Observa estos artículos la sinopsis es impresionante.

Despierta I

Despierta Ii

Black Panther (Pantera Negra)

El Presente I

Los Viajeros I

Los Microorganismos Del Suelo (Trichoderma Sp., Beauveria Bassiana)

La Trampa I

Un Hombre De Rodillas

La Trampa Ii

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Enrique12

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.