Literatura

Saliendo de la cueva



Saliendo de la cueva - Literatura

Saliendo de la cueva

Cuando vives dentro de una «cueva» que llamamos depresión. No sabes que hay afuera. Vives en oscuridad total. La luz te ofende, incluso. Pero cuando logras salir es todo tan nuevo, con tanto brillo y entusiasmo.

No recordabas lo que se sentia cada cosa. Porque dentro de esa cueva, como un murciélago estás dormido de día y despierto de noche. No sientes más, ninguna sensación. Todo parecía igual, la tristeza, la felicidad, el enojo. Todo tenía el mismo color y sabor, negro.

Saliendo todo es un hermoso jardín donde vez diferentes tonos de colores. Diferentes sabores, aún de las cosas más sencillas. Valoras más los pequeños detalles, que en otro tiempo te habrían dado igual.

Cosas tan sencillas como un saludo, compartir con los amigos, salir a caminar, se hace realmente un tesoro. Vuelves a disfrutar de todo aquello que habías abandonado. La verdad no creo que alguien que no ha pasado por ello pueda entenderlo. Pero es una sensación magnífica.

Alguien me dijo alguna vez, para salir a flote debes tocar fondo. Y cuando eso sucede, no es agradable, pero te impulsa a salir. Cuando lo has perdido todo, entonces puedes ganarlo todo. Recuerdo que leí en un poema: Cuando el camino es más oscuro, es porque se acerca el más claro amanecer.

Lee más temas:

Algo más alegre

La calle hacia la indiferencia

Por que aunque estoy feliz, estoy triste

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Zuli

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información