Anuncios
Salud

Salud Pública ¿vocación De Servicio?

Salud Pública ¿vocación De Servicio? - Salud

Durante estos días mi madre ha estado hospitalizada por una dificultad que tuvo en su catéter para la normalidad de la diálisis que debe realizarse día por medio por más de tres horas. Indudablemente, que dializarse debido a que sus riñones simplemente ya no funcionan, le ha cambiado la vida. Las personas que estén vivenciando la experiencia que narro, entenderán.

Como mencioné, ella tuvo una complicación y ha estado hospitalizada en un hospital público. No sé cómo es la realidad en España, pero en Chile y los demás países de Latinoamérica la atención es de mediocre hacia abajo. Primero, los pacientes de urgencia esperan horas para ser vistos por un doctor, lo cual lleva a la otra problemática, cantidad insuficientes de médicos especialistas. Tercero, la escasa cantidad de camas para enfermos de urgencia, los que deben permanecer sin atención médica situados en incómodas camillas cuyo propósito es trasladar a pacientes. Cualquiera podría pensar: “pero siempre ha sido así” y la verdad es que me resisto a resignarme tan prontamente, en especial al saber que los gobiernos, a través de los estados, designan una cantidad más que suficiente a la salud pública por lo que existen una serie de irregularidades que he detallado en este artículo y que son gravísimas pues hay dinero para que hayan especialistas destinados a los pacientes de urgencia y presupuesto para camas en el servicio de urgencia. Siento que hay muchas más situaciones que no deberían suceder en los hospitales públicos, sin embrago, ahora quiero detenerme en lo relativo a la calidad humana que trabaja en este contexto y que tiene relación con el título de esta nueva entrega.

Asistencia Pública ¿Vocación de servicio? Trataré de ser escueto en este punto. Ya sabemos que los políticos en su mayoría no trabajan por esa vocación de la cual tanto alardean. Pero, en el caso de los trabajadores públicos y anónimos cuyos salarios son otorgados por todos los contribuyentes de una nación, sí debieran tener la conciencia de poseer vocación de servicio y aquello debe ir más allá de realizar su trabajo haciendo lo justo y necesario.

Lamentablemente, la experiencias de muchas personas ha sido muy negativa y en el caso de los hospitales esto empeora. Médicos que en su mayoría prefieren trabajar en sus consultas privadas y ganar más (vocación de servicio: cero). Enfermeras que se hacen las sordas cuando un paciente las necesita y ¡pobres de ellos! si llegan a insistir, pues reciben malos tratos. Tal vez sea malo generalizar, porque deben haber en estas situaciones mínimas excepciones, no obstante, las experiencias marcan una tendencia hacia la negligente e inexistente vocación de servicio en los hospitales públicos.

Para finalizar, analicemos el contexto de un paciente en un hospital público: no tiene los medios económicos para atenderse en una clínica privada, es decir, la mayor parte de estas personas son de bajos recursos y sintiendo dolor, malestar y hasta una enfermedad grave, no tienen otra opción que dirigirse a un hospital. En pocas palabras, aquellos seres humanos deben ser tratados con dignidad, amabilidad y profesionalismo por parte de un funcionario que trabaje en la asistencia de salud pública, incluso, dichos trabajadores deben tratar, dentro de sus posibilidades, hacer más de lo que sus funciones le dictan.

 

¿Vocación de servicio? Debo ser categórico sin temor a hacer un juicio de valor, puesto que siento que lamentablemente, los profesionales de los hospitales públicos, no tienen esa tan necesaria y valiosa vocación de servir a los demás.

Un fraterno abrazo y nos vemos en una siguiente entrega.

Artículos recomendados:

  • “La cara oculta de la educación escolar” (Primera parte)
  • “La cara oculta de la educación escolar” (Segunda parte)
  • “Máquinas Arcade: algunos recuerdos de la infancia”.
  • “¿Qué tipo de consumidores somos? ¿Qué tipo de consumidores podemos ser?”

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gonzalo Van Soplates

1 comentario

  • Los últimos años de crisis y recortes sociales han situado a la sanidad pública española en cifras de gasto público similares a 2007. La sanidad pública española ha perdido entre 15.000 y 21.000 millones de euros de presupuesto desde 2009. Faltan médicos, no hay recursos, y las listas de espera son escandalosas.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información