Anuncios
Medio Ambiente

Semillas de Roble

Semillas de Roble - Medio Ambiente

El Roble es un género de árboles Quercus, pertenecientes a la familia Fagaceae, comprende más de 300 especies repartidos por todo el hemisferio boreal, desde los bosques fríos atlánticos hasta las selvas ecuatoriales de Colombia e Indonesia. El roble es un árbol caducifolio que puede llegar a medir unos 35 metros de altura con unos 6-7 metros de copa, puede tener entre 10 y 12.2 metros de circunferencia, su corteza es de color marrón grisáceo y muestra fisuras moderadamente profundas, las hojas tienen de 4-5 lóbulos irregulares en cada lado y 7-14 centímetros de longitud, soportadas por un tallo corto, son de color verde pero en el envés es un poco más pálido que el haz. Las flores masculinas crecen en grupos pequeños o en amentos colgantes solitarios, mientras que las flores femeninas aparecen solas o en grupos en los extremos de las ramas, son de color verde o levemente marrón. El fruto es la bellota, mide entre 2-2.5 centímetros de largo, consiste en una sola semilla ovalada de color marrón rodeada por una cascara dura y un hoyuelo en el ápice, su cúpula es leñosa, de un tono verde grisáceo, aparece antes de su formación debido a que es la base de las flores femeninas, crecen en grupos de 1 a 4 en tallos largos de 3-7 centímetros de longitud. Los robles se caracterizan por formar bosques densos, debido a que los robles jóvenes son heliófilos, para cubrir los claros de los bosques, pero después se adapta para formar bosques densos. Es propio de climas húmedos y poca sequia estival, generalmente están en las laderas de las montañas y paramos de media altura.

¿Cómo son las semillas de la planta?

Las semillas del roble son aovado-oblongas, con una especie de capuchón formado por escamas casi planas, empizarradas, tienen una longitud de unos 3 a 5 cm, tienen color marrón. En el extremo tienen un tallito, también marrón,  que era el pedúnculo por el que la planta madre la nutria.

¿Cómo plantar las semillas y hacerlas germinar?

Las semillas necesitan algunas condiciones adecuadas para germinar, de acuerdo a la semilla se pueden utilizar dos procesos la escarificación y la estratificación, con la primera se simula la degradación de la semilla en condiciones naturales, con la segunda se simula las condiciones del frío en el invierno, no todas las semillas necesitan estos procesos algunas pueden germinar envolviéndolas en papel de cocina húmedo y manteniéndolas así por varios días.

Para seleccionar las semillas o bellotas más viables podemos sumergirlas en agua y escoger las que no floten. Existen varios métodos para forzar la germinación de la semilla, se recomienda lijarles o desgastarles un poco la punta sin dañar el fruto, uno de los métodos que tiene mayor tasa de éxito es colocar las semillas en una bolsa plástica con vermiculita, musgo de turbera, aserrín húmedo o cualquier otro medio de crecimiento que retenga la humedad. Se coloca la bolsa en el refrigerador durante un mes o el tiempo necesario para que brote el nuevo roble, a este proceso se le llama estratificación, el cual consiste en exponer la semilla a temperaturas frías, lo que reproducirá las condiciones naturales que tendría que experimentar en el suelo, se debe revisar periódicamente la humedad de la bolsa ya que si se excede se puede podrir la semilla y si se seca pueden no crecer. Al comenzar a germinar se podrá observar que la punta de la raíz comienza a romper la cascara, se debe tener mucho cuidado ya que las raíces son muy frágiles. Se debe plantar cada semilla en una maceta de 5 cm de diámetro llena con tierra de buena calidad, se recomienda dejar unos 3 cm de espacio en la parte superior para poder regarlas, se debe plantar la bellota justo debajo de la superficie con la raíz hacia abajo, la bellota también se puede plantar en el jardín, para ello enterramos la raíz y metemos la bellota en uno de sus lados sobre tierra suave, este procedimiento solo funcionara si la raíz primaria está establecida, es larga y se ha separado de la bellota correctamente. Se debe regar la plántula hasta que el agua salga por los agujeros en el fondo de los recipientes, se debe regar frecuentemente evitando que la tierra se seque. Para trasplantar las plantas podemos hacerlas de dos formas, la primera ir aumentando el tiempo de exposición de las plántulas al medio ambiente externo hasta plantarlas finalmente en el suelo, la segunda es plantarlas directamente en el suelo al cabo de unas semanas. Algunos aspectos que debemos considerar al momento de trasplantarla son los siguientes: esperar a que las plántulas tengan entre 10 y 15 cm de altura y que tenga hojas pequeñas; verificar que tenga raíces blancas y que se vean sanas; esperar a que sobrepase el tamaño del recipiente; esperar a que tenga unos meses de edad. Al momento de trasplantar es importante escoger bien el espacio ya que es un árbol que crece muy grande, debe ser un lugar donde tenga bastante luz solar y pueda desarrollar bien sus raíces. Debemos eliminar la vegetación al menos en un radio de un metro. Humedecemos la tierra y cavamos un hoyo de unos 60 cm de profundidad y 30 cm de ancho, colocamos la planta cuidando de no dañar las raíces, rellenamos con tierra aplastándola suavemente y volvemos a humedecer. Podemos colocar un sistema de riego por goteo para evitar que se seque la planta.

El roble es un árbol que además de ser hermosamente grande y frondoso, por lo que brinda una sombra espectacular, sus frutos son muy apreciados por animales y humanos, además tiene propiedades medicinales debido a la riqueza en taninos y flavonoides que le proporcionan propiedades astringentes, antiinflamatorias, antisépticas y hemostáticas.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 23 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

cesarmpineda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.