Sociedad

Señales Que Indican Que Nuestra Relación De Pareja No Va Por Buen Camino…

Señales Que Indican Que Nuestra Relación De Pareja No Va Por Buen Camino… - Sociedad

Sufrir por amor es algo normalizado, pero el dolor es síntoma de que la relación de pareja no es sana.

¿Te sientes incapaz de dejar a tu pareja aunque a menudo pienses que no eres feliz y que no estás con la persona adecuada?. ¿Te das cuenta de que tu pareja no te trata bien pero sigues esforzándote para que no acabe la relación?. ¿Te esfuerzas por cambiar y convertirte en lo que tu pareja quiere que seas y así hacerla feliz?. ¿Tenéis problemas pero crees que el gran amor que hay en la pareja podrá con todo?…estas y muchas otras preguntas son más habituales en nuestra sociedad de lo que podamos llegar a pensar. Yo misma, sin ir más lejos, pasé por una ella estas preguntas y a pesar de los problemas y maltratos recibidos insistía en mi interior en que nos amábamos mucho, que eso podía cambiarlo y que él se daría cuenta algún día…por suerte un día abrí los ojos para poder cambiar esa realidad y a día de hoy estoy con un hombre que realmente me ama, me quiere, se preocupa por mi y siempre quiere verme feliz.

«Quiero amarte sin absorberte, apreciarte sin juzgarte, unirme a ti sin esclavizarte, invitarte sin exigirte, dejarte sin sentirme culpable, criticarte sin herir, y ayudarte sin menospreciarte. Si puedo obtener de ti el mismo trato, podremos conocernos verdaderamente y enriquecernos mutuamente ». Son palabras de la terapeuta norteamericana Virginia Satir recogidas en su libro ‘En contacto íntimo’ (1976). Quién no querría una relación de pareja así?

Y si las metas están claras, por qué tantas veces acabamos envueltos en historias de amor (o supuesto amor) que nos hacen sufrir? Los cuentos de príncipes y princesas, la idea del «vivieron felices y comieron perdices» han hecho mucho daño: «nos dicen que la relación de pareja siempre acaba bien, que la chica encuentra su príncipe, el hombre perfecto con que es feliz el resto de su vida. El problema es que la realidad no suele ser así », explica la psicóloga y experta en dependencia emocional Silvia Congost. «¿Qué pasa si no es todo tan bonito? Si somos infelices junto este supuesto príncipe o princesa? Si creemos en estas historias perfectas no tenemos ni idea de dónde poner los límites o en qué momento y cómo marchar sin mirar atrás », añade.

Si duele, no es amor

Nos han contado muchas mentiras sobre el amor: «quien te quiere te hará llorar», «amor es darlo todo sin recibir nada a cambio», «hay que luchar para que las relaciones funcionen» -recopilación que Congost escribe en su libro ‘Si duele, no es amor’ (2017) – pero lo cierto es que una lucha es un espacio en el que hay heridos y una relación basada en el amor no tiene nada que ver con ello. La relación que funciona es la que es fácil, la que fluye, con quien funciona la parte sexual, con quien tenemos una total complicidad y quién estará para lo que necesitemos y nunca intentará herirnos. Esto no quiere decir que no haya conflicto, pero son problemas que se pueden resolver desde la comunicación y nos permiten seguir siendo nosotros mismos.

Si no hay amor, si la realización personal se ve obstaculizada o si hay un maltrato físico o psicológico, la relación debería cortarse. Quedarse es síntoma de dependencia emocional, estamos enganchados de forma tóxica a otra persona. Esta adicción se parece a la que produce el alcohol, el tabaco u otras drogas, con su respectiva necesidad de consumo, síndrome de abstinencia y, también, tratamiento. Un abordaje terapéutico que, en la mayoría de los casos, pasa por fortalecer la autoestima.

Fortalecer la autoestima


No todo el mundo que tiene baja autoestima acaba en una relación tóxica, pero sí que todo aquél que está atrapado en una historia que no funciona tiene la autoestima baja. Y es este rasgo el que genera el miedo de no encontrar otra persona que quiera estar con nosotros, que nos elija y con quien formar esta familia ideal que se espera y para la que nos han educado. Debemos caer en la cuenta que no necesitamos a esa persona, de hecho, en esta vida nadie necesita a nadie porque siempre habrá otras personas a las que acudir y que nos quieran. SIEMPRE. Una vez entedamos esto nos daremos cuenta que lo mejor es alejarse de esta persona.

Cómo terminar una relación tóxica…

A todos nos gustaría ser los príncipes y princesas de cuento y creer en un amor que dure toda la vida. Éste puede darse, por supuesto, pero cuando se inicia una relación con una persona no se garantiza que sea así. Prometer «hasta que la muerte nos separe» es pasar por alto que el ser humano está en constante cambio y evolución. Puede llegar un punto en el que los miembros de una pareja hayan crecido a diferente velocidad y en diferente dirección y nadie ha de entender esta promesa como una prisión de la que no tiene que salir.

«Y si cambia?» Esta es quizás una de las preguntas más recurrentes que se hacen las personas que viven una relación de dependencia emocional. Lo que hay que entender es que si necesitamos que nuestra pareja cambie para estar a nuestro lado es que ya no vamos bien, que significa que no nos gusta tal como es. Entonces, ¿por qué seguir con esta persona? Es la persona equivocada y nos autoengañamos hasta que llega un día que no podemos más. No tenemos porque pasar por este tiempo de espera, podemos actuar antes y eso está en nuestras manos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.86 - 14 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Monfarma

4 comentarios

  • Uff amiga, eso es duro. Yo no lo he vivido en primera persona pero sí conozco gente a la que le han hecho cosas de estas “tóxicas” como no dejar vestir como quieren, sacar celos incluso hablando de algún actor/actriz… malo, no se lo deseo ni a mipeor enemigo. No merece la pena. Hemos venido a este mundo a estar bien, y no a dejar que otra persona (elegida de entre millones) nos amargue la existencia.

    • A veces cuesta distanciarse de ese choque neuronal-hormonal y tomar perpectiva para ver lo que realmente ocurre. Incluso aunque todos los de tu alrededor lo vean y tú seas el único que no se de cuenta de lo que ocurre realmente. Es por eso que dicen que el amor ciega a las personas. A la mínima señal, mejor detenerse, reflexionar, observar desde la lejanía y entonces tomar decisiones que por muy difíciles que parezcan en un primer instante luego saben a gloria.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información