Sociedad

Sentiste alguna vez envidia



Sentiste alguna vez envidia - Sociedad

Sentiste alguna vez envidia

 

Realmente existe la envidia sana o solo agregamos este adjetivo para disfrazar uno de los sentimientos más comunes entre los individuos pertenecientes a una sociedad. Desear lo que el otro tiene es una sensación  que nos invade de vez en cuando, aunque muchos insistan en negarlo. Los seres humanos somos ambiciosos por naturaleza, queremos siempre  estar, ser y tener más que el otro; esto nos lleva en muchas ocasiones a anhelar lo perteneciente a otros.

Origen 

La envidia es un sentimiento que ha surgido en la vida de cualquier individuo al menos en alguna ocasión , las personas que “dicen” estar libre de esta clase de sentimientos oscuros son de las que primero debemos dudar, ya que  la envida es un sentimiento inherente al ser humano. Se encuentra presente desde tiempos ancestrales y se ha afianzado en nuestros genes con el paso del tiempo, depende de cada individuo como sobrellevarla y controlarla pero lamentablemente la sociedad actual se encarga de producirla y fomentarla constantemente.

 

Sentimos que somos iguales o superiores a esa persona  para merecer lo que tenga o esté viviendo ella. Este sentimiento no implica siempre el deseo del mal hacia el otro individuo, sino es una manifestación de lo incompletos e inseguros que podemos llegarnos a sentir en algunas ocasiones, ya que pensamos que obteniendo eso que tiene o le sucede al otro seríamos felices y nuestra vida estaría completa o mejor.

Factor clave

La competitividad es un aspecto característico del ser humano, desde pequeños nos crían para ser los mejores, los más inteligentes o las más lindas. En el proceso de socialización convivimos constantemente con esta emoción, debido a que en el sistema que crecemos siempre hay que  destacar en algún aspecto para obtener reconocimiento y de ahí nos condicionamos para nuestra vida de adultos dónde queremos cumplir con los estándares de ser y tener lo mejor, esto es un factor que nos vuelve propensos este sentimiento.

 

Pienso que sentir envidia no está mal, lo que nosotros hagamos con ese sentimiento si puede estarlo; en mi opinión este sentimiento puede desencadenar una serie de diversas sensaciones en cada uno de nosotros, pero básicamente en muchas ocasiones es  un llamado de atención hacia nosotros mismos para que reflexionemos en que no debemos codiciar la buena fortuna o suerte de nuestros amigos, familiares o conocidos sino más bien trabajar por lo que queremos  

 

Es una batalla que tenemos que lidiar en el día a día con nosotros mismos, debido a que en mucha ocasiones las personas a las que etiquetamos como envidiosas y malas; seguramente estén o hayan lidiado con diversos conflictos e inseguridades de sí mismos que los llevaron a refugiarse en este sentimiento.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Anna18

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.