Sociedad

Sí Quiero

Sí Quiero - Sociedad

Un hombre con lepra se acercó, se arrodilló ante Jesús y le suplicó que lo sanara.
—Si tú quieres, puedes sanarme y dejarme limpio —dijo.
Movido a compasión, Jesús extendió la mano y lo tocó.
–Sí quiero. –¡Queda Sano! Marcos 1:40-41

El corazón de Jesús se conmueve cada ves que alguien cree en él a pesar de su condición. La lepra no solo era una enfermedad incurable, sino que por ser deformante, mutilante y contagiosa era vergonzosa y estaba vinculada al pecado. Los leprosos tenían prohibido acercárseles a la gente porque su condición era inmunda y altamente contagiosa, ellos vivían aislados de la comunidad.

El leproso vio a Jesús y creyó que lo podía sanar y limpiar de su impureza ritual, entonces rompió con toda las normas religiosas y sociales de la época y se le acercó, se arrodilló y le suplicó. Jesús se conmovió, lo tocó, (era impresionante que Jesús tocara al leproso porque ceremonialmente quedaba impuro, sin embargo Jesús lo hizo) y le dijo: –Sí quiero.

Jesús no solo puede sino quiere levantarnos de cualquier condición en la que estemos siempre que con valentía nos acerquemos a él, con humildad nos arrodillemos ante él y con fe se lo pidamos. Si tienes vergüenza para acercarte a Jesús, si no te crees digno de hacerlo, piensa en este leproso. No se trata de nosotros, se trata de Él. Su misericordia es infinita. Jesús no sólo quiere sanarnos, sino quiere tocar nuestras vidas y limpiarnos.  Sí quiere.


 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.80 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carlos Fuenmayor

2 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información