Literatura

Siento que aun sigo esperándolo como el me lo pidió

Patrocinado


Siento que aun sigo esperándolo como el me lo pidió - Literatura

Como casi todos los días desperté con su brazo alrededor de mi cintura, es una sensación que siempre me a gustado. Es un sábado cualquiera nos quedamos un poco mas en la cama que otros días ya saben, por su trabajo y mis estudios, me da un beso y un abrazo de buenos días.¿Qué quieres desayunar? Me pregunta, con su sonrisa pegada a mi cuello “claro, sabe perfectamente que me encantan unas empanadas que venden muy cerca”,siempre me pregunta lo mismo y los dos reímos como tontos. Tenemos siete años juntos y la verdad es que no me puedo quejar tengo al hombre que siempre soñé: detallista, atento, cariñoso, me ama y cuando no me provoca cocinar el solo dice: “salgamos por ahí a comer” no me gusta mucho la cocina y el lo sabe pero es algo que nunca le a preocupado a veces incluso es el quien cocina (tiene buena sazón) lo hace mejor que yo, aun no queremos tener hijos decidimos esperar un poco mas.

Ya por la tarde hago mi ritual (me doy un baño y me visto) entonces lo busco pero él no está, me pregunto: ¿a dónde iría? Tiene esa mala costumbre de salir y no decirme nada, como a las 5:00pm salgo a visitar a mi madre su casa queda muy cerca de la nuestra así que todas las tardes estoy ahí, uso la computadora de mi hermana. Hago lo de siempre reviso mis redes sociales busco cualquier libro que me pueda interesar (me encanta leer). A las 7:00pm lo llamo a su teléfono pero suena apagado debe estar tomando con su amigo como casi todos los sábados la verdad eso no me molesta me gusta que se divierta, que se relaje después de toda la semana trabajando.

A las 9:00pm él llega a casa de mi mamá en una moto (es de su hermano, uno que no me cae bien) y si, efectivamente está tomando con su amigo, empieza a decir tonterías que como siempre me dan mucha risa (me encanta porque me hace reír) dice que va a llevar a el amigo a su casa y luego regresa por mí, se despide con un beso y con un “te amo, espérame”. Me quedo mirándolo mientras se va hasta que lo pierdo de vista, luego de un rato no llega entonces recibo una llamada donde me dicen:”tu esposo tuvo un accidente y murió al instante”.

Siento que mi vida se detuvo en ese instante a pesar del tiempo aún sigo con la sensación de que lo estoy esperando como el me pidió.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

albani guillent

Deja un comentario