Anuncios
Política

¡sin Seguridad!

¡sin Seguridad! - Política
Dos personas han ocupado el Palacio de Miraflores en los últimos 20 años con mira de llegar a los 25. ¿Sugiere ello que el venezolano “ya fue educado” para admitir una suerte de feudo tropicalizado? ¿Ha renunciado a la alternancia como principio básico de la democracia? ¡Nada nuevo! El autócrata siempre tiende a justificar su raigambre en el poder basándose en “el amor expresado por su pueblo”. Caso máximo de egolatría enfermiza la encarna el presidente de Corea del Norte, Kim Jong, quien decreta cuándo la gente puede reír, llorar, cantar o bailar. ¡Amor de pueblo pues!
Atraso inducido 
Nos indignamos al ver como la actual jefatura de gobierno, chocarrera e indigna, obstruye el progreso de nuestros hijos aunque ostenten Masters y altas calificaciones de las mejores universidades fuera y dentro del país. Esa sombra que nos empuja al atraso no se esfuma por sí sola. La tarea de los demócratas, ciertamente ardua, debe ser constante contra un régimen que sigue prodigando ingente cantidad de bolívares vacíos, también de divisas de la nación, en propaganda inútil mientras la mayoría clama por alimentos, servicios y salud. “El amado pueblo” sigue humillado en colas buscando alimentos; o atestado a las puertas de los hospitales hocicando el ojo de algún médico que le dé alivio.
Los idos
Humildes venezolanos arriesgan sus vidas en duras travesías hacia otros países sin certeza de engancharse en algún trabajo que les proporcione la estabilidad negada en Venezuela. Ciertamente en el extranjero algunos se sienten explotados “ganando algo” en factorías o en labores de construcción. Por su parte el gobierno bolivariano, socialista y amoroso del pueblo, voltea hacia otro lado mientras se incrementa la migración de familias completas por hambre e inseguridad. “Mejor así, dirán algunos”. ¡Menos personas requiriendo educación pública, salud y estabilidad, entre otros factores básicos indispensables para el desarrollo!
¿Para qué sirvió el socialismo? 
Fracasó el intento de alebrestar el apócrifo orgullo del venezolano para mutarlo hacia un “patriotismo marxista”. El chavismo ha quedado en la estacada, pues lo único que se ha institucionalizado es la paranoia colectiva contra todo aquello que suene a “revolución”. Ya el pueblo no peca por “ignorancia inducida”. Está al tanto que el camino incitado por Chávez y continuado por Maduro, sólo busca convertir la democracia en autocracia para beneficio de unos cuantos, sin importar que se erosionen los derechos civiles. La desolación en algunas entidades estatales aterra a quienes requieren de algún servicio público. Venezuela no es hoy una región para “hacer las Américas” como lo refería el extranjero hasta 1999 a modo “de la tierra soñada”.
Sin seguridad 
Decía Benjamín Franklin (1706-1790) que aquellos que renuncian a la libertad para adquirir un poco de seguridad temporaria, no se merecen ninguna. Él sabía de lo que hablaba pues además de comer mucha carne roja era un hombre de muchos oficios. Diplomático, científico, inventor (del pararrayos entre otros), de sensatez e inmensa sabiduría, colaboró en la redacción de la Declaración de Independencia y Constitución de Estados Unidos. Maduro lo único que ha inventado es una ANC con el sombrío designio de transgredir los derechos ciudadanos y delegarlos en una revolución “que dará más seguridad”. La magia que le permitió “viajar al futuro y medir su éxito” es tan trivial como la del papá que agita su llavero repleto de llaves para distraer al bebé.
El gobierno se refiere a “la patria” cuando necesita “cierta ligadura” con el pueblo. No para dar garantías que protejan al honesto de la delincuencia, ineptitud, corrupción, abuso policial e incertidumbre colectiva. ¡No! La expresión oficial está sustentada en signos del rencor propios de épocas del oscurantismo criollo. “El arte restrictivo del socialismo” forja más zozobra que concordia. ¡Cero seguridad!
Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Versaucey

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información