Historia

Sócrates y los políticos



Sócrates y los políticos - Historia

En su filosofía, Sócrates afirma que el conocimiento se encuentra después de dudar a fondo. Su método es la duda metódica y la discusión minuciosa. No quiere solo la doxa (opinión) de las cosas, sino que la rechaza para buscar la alétheia es decir, la verdad, que se obtiene mediante el consenso mediante el diálogo con sus interlocutores.

Sócrates fue acusado por negarse a reconocer los dioses de la ciudad de Atenas y de querer introducir  nuevos, fue también acusado de corromper a los jóvenes, pero sobre todo fue acusado de sofista, es decir de cobrar por transmitir su pensamiento.

Sócrates se describe a si mismo como ignorante e intenta demostrar que los otros también lo son, es así cómo se gana la enemistad del jurado que, posteriormente, lo condenará a muerte, pone en duda pues, la sabiduría de los políticos y de los poetas.

En su defensa alegó que se le había acusado falsamente de no querer reconocer a los dioses locales y de querer colocar las fuerzas de la naturaleza en su lugar. En realidad, sus acusadores de lo que tenían miedo era de que fomentase entre los jóvenes un espíritu crítico con respecto al modelo de democracia establecida.

Por todas estas cosas Sócrates fue primero procesado y después condenado a muerte en un estado democrático donde sus bases hacían aguas y los políticos tenían que hacer prevalecer su autoridad. Sócrates aceptó la condena ya que hizo prevalecer sus principios por encima de su vida, antepuso su honor a su vida. No tenia miedo a la muerte ya que opinaba que no se puede tener miedo a lo que se desconoce, creía, además, en la inmortalidad del alma. Sócrates, pues, convencido de sus ideas aceptó la muerte.

Han pasado siglos y así seguimos y, así nos va.

Imagen de portada: La muerte de Sócrates Óleo de Jaques-Louis David 1787

Extraida de: https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%B3crates#/media/Archivo:David_-_The_Death_of_Socrates.jpg

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

MARTA MAYOR

1 comentario

  • De Sócrates he aprendido a utilizar la palabra, a expresarme de forma más precisa, y por algo tan sencillo como saber buscar los argumentos que me ayudan a determinar la propuesta justa, sin buscar el alarde. Y es que una de sus máximas era darle más importancia al debate propiamente dicho que a la propia elocuencia. “No hables para vencer tú sino para que gane el mejor argumento”.
    Excelente artículo, has tocado el que para mí es el más grande de los filósofos clásicos y de todos los tiempos, para él todo se reducía a tratar de llegar a la verdad cooperativamente por el bien común, más allá del éxito personal. Porque sólo reconociendo nuestra propia ignorancia conquistaremos la virtud, la prudencia, la piedad y la justicia. Ojalá nuestros representantes respondieran mínimamente de manera semejante a tan ilustre personalidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información