Salud

SÓLO ENDOMETRIOSIS

SÓLO ENDOMETRIOSIS - Salud

En una camilla de hospital, sedada y aún en el quirófano, veo entre sombras a mi madre acercándose a mi.Estaba vestida completamente cubierta con bata de hospital, gorro y guantes.

Solo recuerdo que el doctor le explicaba algo mientras ambos veían mi vientre abierto.

Entre a la sala de urgencias con dolores terribles ocasionados por dos quistes de cinco y tres centímetros respectivamente. Firme mi orden de consentimiento para que me los extirparan y mi madre como responsable. Así que ella podía decidir por mi lo que pareciera mejor para mi estabilidad física.

Un poco despierta escuche como el doctor explicaba que tenia una enfermedad llamada endometriosis y ella se había encargado hacer crecer a esos dos quistes en mi cuerpo los cuales habían desecho mi ovario derecho. Era necesario retirarme lo que restaba de el, los dos quistes y el resto de focos de endometriosis que se pudieran haber expandido por mi cuerpo. Lo único que por alguna extraña razón pude preguntar fue si era posible que tuviera bebes. Nunca antes había escuchado sobre la endometriosis, pero esa pregunta apareció ahí y aun no logro entender porque.

Cuando desperté supe que tenia que estar bajo medicamentos el resto de mi vida. Además del dolor por la cirugía parecía que todo marcharía bien, unos cuantos anticonceptivos por un tiempo, analgésicos y variedad de tratamientos haría que tuviera una vida bastante normal. Parecía todo tan simple.

He de recalcar que mi medico era ginecólogo general, no especialista. Trataba de hacer lo que consideraba mejor para mi dentro de lo que era posible. Decidio empezar con medicinas menos fuertes y si era necesario buscaríamos otras opciones.

Meses y meses y algo no estaba mejorando, mi nueva amiga la endometriosis se estaba convirtiendo en una cruel enemiga. Me dejaba en cama por días, no lograba subir los casi diez kilos perdidos en tres meses, los dolores aumentaban y cas a diario tenia sangrados inesperados.

Mi tratamiento tuvo que cambiar nuevamente, pero también cambiaban mis emociones. Me sentía terriblemente mal, una tristeza infinita estaba en mi ser, no quería ver a nadie, no quería hacer nada, no quería vivir.

Empecé a aislarme, no comía, no quería salir, me peleaba con todo el mundo hasta que deje de tomar ciertas medicinas.

Era muy difícil aceptar que tenia una enfermedad incurable y los medicamentos me habían ocasionado depresión. En fin, esa historia tendría periódos de recurrencia y remisión en el futuro.

Por varios años he estado bajo medicinas para controlar mi enfermedad, algunos días son buenos, otros ni hablar.

Cuando te detectan endometriosis o a alguien cercano a ti, debes de saber que nunca vendrá sola. Tu cuerpo esta expuesto a muchas enfermedades más. La endometriosis es sistemática, el tejido que sigue activo fuera del útero puede ocasionar severos problemas y las medicinas para combatirlos muchas veces causan depresión. Pero la historia no termina ahí.

Con el tiempo cuando todo parecía que había mejorado, comencé  padecer fuertes dolores en el cuerpo, si hacia frío o encendía el aire acondicionado todo era peor, si me estresaba no me podía levantar y siempre me sentía agotada. Me detectaron fibromialgia después de varios estudios para descartar artritis, lupus u otras enfermedades.

Tenia un nuevo miembro en el historial de mi salud.

Lo que trato de decir es que el hecho de ser mujer conlleva muchas cosas, claro que existen enfermedades mucho mas desgastantes y dolorosas; solo hablo en mi experiencia.

La endometriosis no es solo dolor y remediarlo con analgésicos, son tratamiento largos y costosos. Son noches en vela por el dolor y en la mayoría de los casos en vela por la depresión. Tristezas que te aplastan, la posibilidad de nunca poder tener hijos o adquirir otras enfermedades.

El dolor no es normal, que nadie te diga lo contrario. Busca ayuda, busca opciones, busca médicos, busca tu bienestar.

No sólo es endometriosis, es tu integridad como mujer.

¿Tienes solo endometriosis?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ana Karen

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.