Sociedad

Sombras En La Ucv

Sombras En La Ucv - Sociedad

Sombras en la UCV
La UCV sufre las consecuencias de un gobierno inepto y una crisis política económica
desastrosa. Pues al contrario de los que digan los fanáticos chavistas o “maduristas”, la
crisis económica existe, afecta cada sector productivo, social y económico del país y las
educación superior no es la excepción, se puede notar la magnitud del problema al ver a la
principal alma mater de Venezuela luchar para apenas mantenerse en pie y combatir a la
sombras causadas por el gobierno.
Sin dinero ni libertad es imposible para las universidades prosperar. En la ucv se trabaja con
un presupuesto miserable, enviado casi siempre con retraso e insuficiente para cumplir las
labores que necesita la universidad. Este año solo recibió el 30% del presupuesto solicitado
del cual el 80% es destinado a pagar salarios y solo el 14% es dirigido a becas, el comedor y
transporte. Nos dan un apoyo financiero mínimo mientras el gobierno destina grandes
cantidades de dinero a la multiplicación de institutos educativos sin exigencias mínimas en
cuanto a su nivel de profesores, programas de formación e infraestructura. Todo en su
búsqueda de controlar la educación superior.
Debido al mismo presupuesto los trabajos de investigación han disminuido
significativamente, nos vemos en contraste con otras universidades de América que crecen
y desarrollan cada día grandes avances y podemos darnos cuenta que nos hemos quedado
muy al fondo, cuando en tiempos anteriores estábamos a la vanguardia del avance en
América.
La UCV se ha convertido en un patrimonio de la Humanidad olvidado, que se cae a
pedazos y nadie hace nada para remendarlo. La infraestructura y los espacios verdes no
reciben el mantenimiento adecuado, los obreros se niegan a trabajar como exigencia para
recibir un sueldo decente y las becas no alcanzan ni siquiera para comer. Todo esto
resultado del poco apoyo financiero que recibe la casa de estudio para mantenerse.
Es triste la realidad que nos acecha pues tal es la situación que murales de prestigiosos
artistas se pierden entre los descuidos, el moho y la falta de recursos. Nuestro patrimonio
está siendo olvidados y todo lo que es la casa que vence las sombras, está siendo invadidas
por ellas.

Una evidencia de la disminución de la calidad educativa en la UCV es el ranking de
universidades en América, donde este año figura en el puesto 36 en gran diferencia con el
año 2017 que estaba en el 18 y más aún si se compara con los tiempos antes del régimen
donde siempre se mantuvo entre las primeras diez. Un descenso triste en la calidad
educativa del país.
Mucho del personal docente y obrero vive en precarias situaciones debido a su diminuto
sueldo, también los estudiantes se ven obligados a elegir entre comer, vestirse o estudiar.
Los venezolanos viven cada día en unos juegos del hambre que parece no tener final y
donde el único ganador en el régimen egoísta y déspota que se beneficia de nuestra miseria.
Es de admirar aquellos profesores que se mantienen fieles a su profesión como educadores
dentro de la universidad, pues la gran mayoría se ha ido en busca de mejores
oportunidades, de empleo ya sea en otras instituciones o en otros países, muchos incluso
han sido orillados a abandonar sus profesiones para poder mantenerse.
Se firman al menos diez renuncias diarias en la UCV, profesores, obreros y hasta
estudiantes se van en busca de un mejor futuro. La casa de estudio nunca es su historia se
había visto tan solitaria como ahora, pues el silencio se ha adueñado de lo que antes eran
campos llenos de vida, esperanzas y sueños.
La inseguridad, otra sombra enorme que acecha sin cesar la casa de estudio cada día se hace
más poderosa. Aquellos que hacemos vida dentro de los recintos universitarios nos vemos
con el constante temor a ser robados, maltratados y hasta heridos como fue el caso del
estudiante de sociología que recibió una herida de bala dentro de las instalaciones o el
grupo de jóvenes que fueron secuestrados y robados por hombres armados.
Y es que los cuerpos de seguridad del estado solo aparecen para hacer callar las demandas
de los estudiantes y obreros, pero cuando es necesario su apoyo para proteger a los
ciudadanos como dicta su deber, desaparecen tan rápido como nuestras pertenencias en
manos del hampa, una situación insólita en un país dictado por lo absurdo.
Los estudiantes en repetidas ocasiones exigen a las autoridades que atiendan a las
necesidades. No se les pide cuerpos de seguridad dentro de las instalaciones pues bien
como dicta la ley los recintos universitarios son inviolables, pero sí que establezcan medidas
de seguridad en las entradas, que den el presupuesto para los carnet estudiantiles y así
mantener un control de los que ingresan dentro de la UCV, entre otras propuestas que son
claramente ignoradas. Nos ahogamos en inseguridad y decadencia.
Los estudiantes están cansados de gritar y reclamar ayuda, pero solo reciben bombas
lacrimógenas y golpes como respuesta. La restricción de la autonomía universitaria y el libre
debate también es un factor clave que afecta el desarrollo, pues si no se le permite a los
universitarios la libertad para expresar sus ideas, entonces no habrá un futuro diferente al
que quiere obligarnos a vivir el gobierno.
Si no se le permite a los jóvenes expresarse, se sepulta bajo tierra las posibilidades de un
cambio pues en nosotros en donde radica el futuro pero tal como lo decían los UCVistas
en su protesta el día del estudiante “estudiar en dictadura es sinónimo de rebeldía” pues
para el gobierno mejor si sus ciudadanos son ignorantes fáciles de engañar.
La educación es la base de todo país, de ahí provienen las soluciones a cada uno de los
problemas que afrontamos, pero si se limita y se destruye viviremos por siempre en un país
tercermundista sin más esperanza de desarrollo y avance, seremos por siempre un país
atrasado, nulo e ignorante y nuestros jóvenes se convertirán en sombras.
Es necesaria una economía estable para la reconstrucción de la educación universitaria, una
casa de estudio por muy grandiosa que sea necesita apoyo financiero, pues no se sustenta
sobre el aire y espíritu. Y así en esta situación tan precaria la UCV lucha para mantenerse en
pie ante los golpes duros de un régimen que planea acabar con la educación y todo un país.
La UCV atraviesa una de sus crisis mas grandes, nuestra casa de estudios se está cayendo a
pedazos y es nuestro deber como estudiantes seguir luchando para hacer escuchar nuestras
voces ante el régimen opresor, pues hemos sido ejemplo y líder de la educación en América
y sin duda restauraremos nuestra calidad, pues las sombras pueden estar ganando una
batalla pero jamás la guerra.
Hasta que no se le brinde el apoyo económico necesario la educación universitaria en la
UCV y cada alma mater en Venezuela no mejorara, pues no se puede sustentar un buen
futuro en una economía inestable y un gobierno inepto.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

sunflower19

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información