Sociedad

Spa en casa

Spa en casa - Sociedad

Cotidianamente acumulamos tensión nerviosa, que a veces no desaparece con el sueño nocturno ni en la libertad y el descanso que se supone representa el fin de semana. En medio de la rutina se desdibujan los propósitos que dan sentido a nuestro quehacer y se pierde el entusiasmo.  Por eso es necesario reservar un momento para desconectar del ajetreo, de los pendientes y las prisas, a fin de aquietarnos y reconectar, primero con nuestras sensaciones, después con nuestros sentimientos, quizá con nuestros anhelos…

En correspondencia con su filiación sueca (los suecos se toman en serio el bienestar), Oriflame te propone regalarte a ti misma una sesión de spa en casa, una o dos veces a la semana, con su línea Premium Swedish Spa: el recurso ideal para crear un momento de relajación y gusto.

Hace unos días presenté los productos en un lanzamiento de catálogo de la marca. Estudié un poco sobre ellos antes de conocerlos en vivo y, siendo amante del “sentir rico”, no habría dejado de conectar con la promo donde una modelo emula una actitud relajada, mira hacia el mar o simula darse masaje. Eso es mérito de los publicistas; pero cuando tuve en mis manos los productos y los probé, superaron mi expectativa. ¡Quiero el exfoliante y el aceite! El jabón está genial, pero no lo incluyo en mi lista de deseos porque amo bañarme con mi gel Love Nature.

Ahora les cuento:

En México se están ofreciendo al público los tres productos que ya he mencionado: un jabón, un aceite y un exfoliante (en España se comercializan también un gel de ducha y algo que llaman “baño relajante espumoso”). La línea comienza agasajando la vista desde el diseño de los empaques, que está chulo. El aroma, fresco y muy ligero, es de verdad relajante.

Al jabón en barra -de buen tamaño (100 g)- lo han identificado con “suaves rocas” porque tiene un lado con salientes, diseñado para masajear; con el otro lado, liso, se exfolia la piel.

El aceite, identificado como “espejo del océano” en un exceso de pretensión poética, hidrata y revitaliza, tanto la piel como el cabello. Es ideal para dar masaje porque es ligero y se absorbe rápido.

El exfoliante, identificado como “cristales de sal” porque efectivamente contiene cristalitos de sal, suaviza y nutre la piel. Es el único de los tres que no se recomienda para todos los días, sino para una o dos veces a la semana, cuando puede hacer un equipo formidable con el aceite.

Toda la línea incluye entre sus ingredientes elementos tomados del mar, destacando las algas (Corallina Officinalis, con propiedades antioxidantes; Alaria Esculenta, rica en micronutrientes).

Imagina un momento de darte cariño frotando tu cuerpo con movimientos suaves, dejando que te acaricie el agua tibia, con musiquita de tu gusto al fondo y un vasito de licor o una copa de vino esperando. Productos de esta categoría convierten el cuidado personal en un delicioso acto de amor propio. Así pierden tres rayas de importancia las complicaciones domésticas, crece la paciencia a las criaturas, se renueva el entusiasmo por todo lo que nos lleva a cumplir el propósito que elegimos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Silvia Parque

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.