Ciencia

¿Porqué hay tantos terremotos en la actualidad?

¿Porqué hay tantos terremotos en la actualidad? - Ciencia

¿Porque hay tantos terremotos en la actualidad? Es una de las preguntas que mayormente nos hacemos debido al misterio que los rodea, y la poca información que maneja la población que sabe poco del tema.

Como geólogo, les puedo resolver la duda básica de cómo se generan. Si bien todos hemos escuchado sobre las placas tectónicas, es un hecho que no sabemos cómo funcionan, o en sí ¿qué son? Para eso les propongo poner su mente en blanco, e imaginar la tierra como una gran esfera líquida, recubierta en su totalidad de un material fundido a temperaturas enormes, esto es lo que conocemos como “manto”. Luego, colocaremos encima de este material placas, las cuales encajarán entre sí como un rompecabezas esférico que cubre completamente el planeta; pero hay un problema, el calor que genera nuestro mundo desde el núcleo hasta el manto, es demasiado alto, y ¡hace que el material líquido de este último se mueva! Pero no movimientos de cualquier tipo, el material fundido más frio bajará, mientras el que está caliente intentará subir por diferencia en sus densidades, haciendo un movimiento circular, o de “convección”; imaginen una correa transportadora de supermercado, pero hecha de material fundido, difícil ¿no? Pues esta es la tendencia que toma el fluido debajo de la corteza, produciendo así que las placas arriba también se muevan.

Es entonces cuando las placas empiezan a chocar entre ellas, aunque normalmente algunas se deslizan debajo de otras, hay un número de estas que colisionan de frente, formando montañas, es el caso del Himalaya. También hay otras que se deslizan lateralmente una con otra, evento que podemos observar en la famosa Falla de San Andrés.

Habiendo entendido todos estos términos, comportamientos y casos, podemos saber cómo se generan los movimientos sísmicos. Ahora, si pueden hacerlo, coloquen sus manos una frente a la otra totalmente planas y tocándose la punta de sus dedos medios, el punto en el que chocan sus dedos será la “falla”, entonces van moviendo una por debajo de la otra lentamente. Los dedos de la mano de arriba irán tocando y chocando con las irregularidades de los dedos que van pasando hacia abajo, a veces, doblándolos un poco, esto se conoce en geología como “movimiento de subducción” y es el movimiento natural de las placas, pero las placas tectónicas no son tan flexibles como nuestros dedos, y es este factor crucial a la hora de saber y entender el origen de los sismos, porque estas placas logran doblarse acumulando tensión por años o siglos a kilómetros de profundidad, hasta que llegan a su límite y liberan toda esta energía, generándose así un sismo. Importante acotar que este punto subterráneo en el que ocurre el movimiento y se generan ondas sísmicas, lo conocemos como “epicentro”, y el punto en el que estas ondas llegan hasta la superficie, se conoce como “hipocentro”.

Más arriba explicamos los movimientos que pueden tener las placas, y ya ejemplificamos el de subducción. Las fallas al colisionar una frente a la otra, forman montañas y por supuesto, generan sismos, aunque estos son de menor categoría que los anteriores explicados. Y cuando dos placas se rozan lateralmente, generan igualmente sismos, siendo estos a veces muy destructivos, pero habiendo muy pocos.

Ahora la pregunta de hoy, ¿Por qué hay tantos terremotos en la actualidad? Y es en este punto que debemos entrar en el terreno de la opinión, debido a que NO hay un factor determinante de este hecho, aunque si hipótesis. Si bien cuando ocurre un sismo, dependiendo de su magnitud, puede hacer que otras placas, con tensión acumulada, se activen; aunque no es una ley que esto siempre ocurra.

Actualmente estos terremotos están siendo registrados casi exclusivamente en un área de nuestro planeta llamada “cinturón de fuego del pacífico” la cual cubre prácticamente el borde del océano pacífico, afectando todos los países que se encuentran en dicho borde, pudiendo conjeturar que dicha placa al activar una de sus fallas y habiendo ya un movimiento sísmico, traiga como consecuencia la liberación de energía en otros sectores aledaños al primer sismo.

En el caso de México, donde han ocurrido sismos muy cercanos entre sí y de grandes magnitudes, se debe a que (por mala suerte de los mexicanos) ocurre el encuentro de cinco placas, cada una con su tensión y energía acumulada; lo demás, queda a su imaginación.

Es importante entender todos estos términos y conceptos, porque actualmente podemos caer en todo tipo de hipótesis absurdas, descabelladas e incoherentes, que nos lleven a tomar posiciones que no tengan razón de ser. De mi parte, estoy a la orden para resolver cualquier duda al respecto, y espero haya sido de su agrado.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.80 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

VictorERL

2 comentarios

  • Gracias por su lección de Geología y por su explicación del origen de los terremotos. Hay mucha gente que se olvida que habitamos en un planeta (más bien un binario Tierra-Luna) vivo y que su evolución no tiene en cuenta los seres que habitamos en su superficie y sus intereses y conveniencias. Como consecuencia de viveza o movilidad podemos tener condiciones habitables y cultivables adecuadas a la existencia de la vida de todas las especies que en él estamos. Padecemos los cambios dinámicos que a nivel planetario pueden ser suaves, pero a nivel de especies y, en particular la nuestra, suele ser destructivo.
    Esta condición de planeta vivo y en evolución ha conllevado a lo largo de millones de años períodos de glaciaciones y de temperaturas muy altas. Característica ignorada o no tenida en cuenta por los “Calentólogos” culpando exclusivamente al hombre de ello, sin tener en cuenta que la evolución de la Tierra que no sigue sus órdenes, por mucho que les moleste.

    • En efecto, los procesos consecutivos y cíclicos que ha tenido la tierra siguen ocurriendo con nuestro paso en el planeta, sin que podamos demorarlos y mucho menos detenerlos, pero hay que aceptar que si los aceleramos con nuestra mano; la polución excesiva por parte del hombre aumenta los gases de invernadero, que existen no solo en la tierra sino en muchos otros planetas, como Venus por ejemplo, así que esta comprobado que la naturaleza los crea, y como prueba se tienen los sedimentos de glaciaciones a lo largo de el tiempo geológico. Hablar de mitigarlos ya es llover sobre mojado, y simplemente hay que aceptar de que a pesar que el hombre solo ha caminado en la tierra lo que tarda un pestañeo en toda la historia del planeta, hemos sido la especie más destructiva, pero por supuesto, la más inteligente.
      Queda de parte de nosotros, evolucionar o simplemente caer y dar paso a una especie más evolucionada que pueda cuidar mejor esta pequeña esfera azul.

Deja un comentario