Sociedad

Teorías De Conspiración, Precauciones Y Ventajas De Investigarlas

Teorías De Conspiración, Precauciones Y Ventajas De Investigarlas - Sociedad

Teorías de conspiración, precauciones y ventajas de investigarlas

La percepción del mundo que nos rodea puede ser muy variada de cabeza en cabeza, y la misma puede ser influenciada con mayor facilidad en los tiempos modernos como consecuencia de la proliferación en internet, de blogs y videos que abordan las distintas y abundantes teorías de conspiración, desde las más serias y bien documentadas, hasta las más descabelladas; desde las más antiguas, hasta las más recientes. Lo anterior, aunado a la creciente desconfianza bien justificada de gran parte de la sociedad en los gobiernos, medios de información, trasnacionales, la iglesia católica, organizaciones filantrópicas, entre otras, que ha provocado un creciente interés de las personas comunes por investigar las mismas. Así que me parece oportuno hacer una reflexión sobre algunas de las precauciones y por otro lado algunas de las ventajas de investigar teorías de conspiración, mismas que nos pueden ser de gran utilidad a las personas más curiosas en estos temas:

 

5 Precauciones

1.       El peligro de volvernos fanáticos

Una constante en el ámbito de quienes investigan temas conspiratorios, es el riesgo de caer presas del fanatismo manifestado en la “creencia ciega” de una versión u otra (sin importar si es la oficial o la alternativa), ya que esta estructura de percepción de la realidad atenta contra el pensamiento crítico, impide que veamos más allá de lo que hemos decidido creer, sin que haya habido de por medio un proceso de asimilación y discernimiento correcto de la información, por lo que es común apresurarnos al sacar conclusiones fuera de contexto y estacionarnos indefinidamente en una “verdad” determinada, lo que nos convierte en personajes fácilmente manipulables y con una percepción del mundo muy pequeña. Por lo anterior es importante siempre consultar las diversas posturas que existen sobre la teoría de conspiración de que se trate y ser conscientes de que, por la misma naturaleza de estas teorías, las lagunas informativas siempre estarán presentes, lagunas que necesariamente debemos cubrir atando cabos, especulando, utilizando la imaginación.

 

2.       La tentación de querer convencer a los demás

De la arrogancia de creer que conocemos “toda la verdad” surge la tentación de querer convencer a los demás de dicha verdad, así como el menosprecio y a veces hasta odio hacia quienes no la compartan, anulando cualquier posibilidad de discusión, y por lo tanto aniquilando la oportunidad de intercambiar ideas que permitan abonar elementos de valor a nuestra propia versión de la verdad. Incluso, cuando estamos seguros de tener argumentos firmes sobre la teoría de conspiración en cuestión, el hecho de tomarnos un momento para escuchar a otro con una postura distinta o contraria, indudablemente aportará valor a la nuestra, ya que de esta forma podemos analizar la percepción que tienen los demás sobre determinados temas, pues hablando de teorías conspiratorias esto es de gran relevancia, si consideramos que más allá de cuál sea “la verdad”, en la práctica lo que realmente cuenta es la percepción que se tiene de esta.

 

3.       Prudencia al compartir nuestra postura

Es de gran importancia tener presente que no todos los momentos, ni todas las personas son los apropiados para establecer una discusión o plática sobre teorías conspiratorias, una imprudencia en este sentido puede afectar seriamente nuestra credibilidad y prestigio, ya que existen demasiados prejuicios sobre el tema. La ridiculización reiterada que se hace en algunos medios de comunicación, series y películas sobre algunas teorías de conspiración, ha provocado aún más opacidad en el intento de descubrir verdades, y disminuye la posibilidad de abrir las mentes a nuevos panoramas,  por lo que es importante trabajar nuestra asertividad para evitar el riesgo de ser considerados, entre otros adjetivos peyorativos, como unos “conspiranoicos”, término poco claro, omitido por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua y que es utilizado casi siempre de manera despectiva, contra quien sugiera la existencia de una teoría conspirativa, según definición de Wikipedia: “la tentativa de explicar un acontecimiento o una cadena de acontecimientos, sucedidos o todavía por suceder, ya sea percibidos o reales, comúnmente de importancia política, social, económica, religiosa o, por medio de la existencia de un grupo secreto muy poderoso, extenso, de larga duración y, generalmente, malintencionado”.

 

4.       Puede provocar obsesión

Así mismo, debemos tener en consideración que leer y ver videos sobre conspiraciones de manera constante, puede provocar que las veamos hasta en las situaciones menos trascendentes o cotidianas, y llevarnos a estados obsesivos y de confusión graves que no nos beneficiarán en absoluto.

 

5.       Querer ir más allá

En seguimiento al punto anterior, y considerando que el presente artículo está dirigido a personas comunes que sienten la inquietud de saber más sobre teorías conspiratorias, es muy importante tener claro que no somos profesionales de la investigación, ni es nuestra actividad principal, y por lo tanto tampoco vivimos de esto, por lo que debemos ser conscientes de nuestros límites, realizando esta actividad por gusto, por aprender, por saciar nuestra curiosidad, incrementar nuestra cultura general, entre otras. Por otra parte, si existen investigadores, periodistas y escritores que han dedicado buena parte de su actividad profesional a estos temas, y a quienes podemos seguir para complementar nuestras propias teorías, y sobre todo para tener puntos de vista provenientes de mentes con estructura profesional en esta área. Claro está que, si tu intención es llevar tus investigaciones más allá de lo antes mencionado, entonces ya es otra historia, por lo que deberás enfocarte en una verdadera profesionalización, materia que está fuera del presente artículo.

Una vez planteados algunas precauciones a considerar al investigar teorías de conspiración, a continuación, señalo algunas de las ventajas que nos puede aportar el realizar este tipo de actividad:

 

6 Ventajas de investigar teorías de conspiración

1.       Estimula nuestro interés por aprender

No obstante, lo gris que puede ser el intentar saber qué es verdad y qué no, en un terreno fértil para las patrañas, las teorías de la conspiración son una gran oportunidad para aprender de temas sobre los que probablemente nunca antes nos habríamos interesado, de no ser, justamente por el interés, la curiosidad e incluso hasta el morbo que nos puede llegar a provocar la existencia de alguna teoría conspiratoria. El mero hecho de realizar una investigación, más allá de si descubrimos o no “la verdad” para después ir a “iluminar y convencer a los demás seguros de que sabemos toda la verdad”, podemos asumirla como una tarea entretenida que nos lleve a querer saber más cosas. La actividad de investigar tantos hechos y situaciones con frecuencia nos lleva a enterarnos de situaciones o cosas que nos parecen, incluso de más interés que la misma teoría conspiratoria que nos motivó inicialmente a investigar.

 

2.       Estimula nuestra imaginación

Son bien sabidas las ventajas que conlleva a nuestro espíritu y mente el estímulo de la imaginación, entre ellas, un mejor desarrollo de la creatividad, tan útil en los diversos ámbitos de la vida. Investigar teorías de conspiración, mantiene trabajando nuestra imaginación mientras pasamos tiempo buscando teorías tentativas sobre distintas posibles y probables “verdades”, siempre atando cabos, cubriendo lagunas informativas, etc.

A continuación, sugiero la lectura del artículo publicado en el blog Angeles earth titulado ¿Por qué necesitamos la imaginación? 10 razones para estimularla, mismo que me pareció interesante para complementar este punto:  https://www.angelesearth.com/tecnicas-de-arte/por-que-necesitamos-laimaginacion-10-razones-para-estimularla/

 

3.       Ejercita nuestro pensamiento crítico y objetividad

Además de ser entretenido, investigar teorías de conspiración puede ser, si nos lo proponemos, una gran oportunidad para ejercitar la práctica del pensamiento crítico y la objetividad con que vemos el mundo, más ahora en que la información de todo tipo abunda en internet, lo que nos lleva a valorar la importancia de desarrollar esta cualidad que nos permitirá la obtención de conclusiones mejor sustentadas y objetivas, al tiempo que agudizamos nuestra capacidad para detectar información poco confiable o falsa.

Al buscar información en internet, nos enfrentamos con el enorme reto de aprender a distinguir cuando la misma es valiosa y ha sido obtenida de fuentes confiables, y cuando no lo es, práctica que ejercita nuestra habilidad para detectar sitios serios de los que no lo son.

 

4.       Incremento de nuestra cultura general

Al investigar teorías de conspiración, forzosamente incrementamos nuestra cultura general, ya que nos obliga a indagar sobre hechos históricos, religión, arte, ciencia, geografía, y un etcétera interminable, lo que nos lleva a realizar la siguiente cuestión: ¿qué más da si descubrimos o no la “verdad” ?, cuando lo interesante y realmente gratificante es el proceso de búsqueda.

 

5.       Incrementa nuestro interés por la lectura

Investigar teorías de conspiración, puede ser una gran motivación para empezar a leer si es que no lo hacemos, o leer más de lo habitual, ya que probablemente nos incitará a buscar literatura sobre el tema; como novela histórica, de espías, investigaciones periodísticas, etc.

 

6.       Conspiraciones en el cine y literatura

Por otra parte, además de agradecer a las teorías de la conspiración haber inspirado a los creadores de algunos de los libros, películas y series más emocionantes, interesantes y entretenidas que hayamos visto, es el hecho de que después de algún tiempo de investigar sobre teorías conspiratorias, ya no percibiremos tales obras de la misma manera, nos fijaremos en detalles que antes pasábamos de largo, por lo que en términos generales la experiencia de ver cine y leer se verá enormemente enriquecida.

 

Reflexión final

Si somos conscientes de que nuestras conclusiones sobre teorías conspiratorias, aunque basadas en hechos bien documentados, son básicamente especulativas, podremos mantener una mayor prudencia en la forma de reflexionar sobre ellas, y en el cómo compartirlas con los demás, planteándolas preferentemente como una curiosidad, más que como “verdades absolutas”, contribuyendo a una plática amena que promueva una convivencia agradable e interesante; o podemos optar por mantener nuestra afición como un “gusto culposo”, del que nadie tiene por qué enterarse, y mantener dicha actividad como un mero placer personal, lo cual es decisión de cada quien.

Habiendo expuesto algunas reflexiones sobre precauciones y ventajas de investigar teorías de la conspiración, concluyo el presente artículo con la siguiente cita de Augusto Roa Bastos:

“No es creyendo, sino dudando como se puede llegar a la verdad que siempre muda de forma y condición.”

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.60 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

EGarza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información