Literatura

Terapia De Entrenamiento

Terapia De Entrenamiento - Literatura

Terapia de Entrenamiento

Empecé a correr el día que descubrí que no quería caminar sólo.

No recuerdo todos los motivos en su plenitud, pero un día me volví a calzar de nuevo las zapatillas viejas y salí a la calle.  Lo hice por necesidad más que por gusto, como todos, realmente. Procuré no imitar ni seguir a nadie, marqué mi ritmo, mis rutas, mis tiempos y mis objetivos, y a ellos me debí. A veces me cruzaba con otros corredores que, sin proponérselo, trastocaban mis rutas; realmente nunca me importó, nunca me molestó la gente, siempre que mantuvieran la distancia pertinente, y si no,  sólo tenía que acelerar o aminorar la marcha y para cuando quería darme cuenta, volvía a tener como única compañía la carretera.

Muy ocasionalmente, mi camino se cruzaba con otros a los que, instintivamente me veía forzado a mirar dos veces. Solían correr solos, como yo.  Su solitaria compañía me llamó curiosamente la atención. En más de una ocasión me hubiera gustado decirles algo, una broma, unas palabras de ánimo, al menos una cómplice mirada que dijera: «Cómo está el mundo, ¿Eh?», algo que diera paso a otra conversación durante una nueva carrera. Pero, ¿Quién era yo para inmiscuirme en su soledad? Probablemente querían tranquilidad mientras corrían, no quería recibir una mala contestación que pudiera hacerme perder pie durante la carrera. A veces pienso que tal vez sólo querían que alguien se sumara a su marca, que corriera junto a ellos, tal vez era yo el que sólo quería que alguien se sumara a mi marcha, que corriera junto a mi. Pero ya no puedo saberlo; y no me arrepiento de ello. No quiero arrepentirme al menos. Yo elejí mi ritmo, mis rutas, mis tiempos y mis objetivos, ahora no podía echarme atrás, por mucho que hubiese podido querer. Ya no. Ahora debía seguir sólo y sin pausa. Quedaban muchos kilómetros y la noche estaba al caer.

Empecé a correr el día que descubrí que debía caminar sólo y que me aterraba pensar que no era por mi propia voluntad.

¿Alguien sigue pensando que hablo de «correr»?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.00 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ezraep

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información