Cine y Televisión

The Breadwinner

The Breadwinner - Cine y Televisión

El otro día vi The Breadwinner.

 

Película de dibujos, pero no dirigida al público infantil (todavía hay gente que cree que una película animada es sólo para niños).

Producción Canadiense/Irlandesa y de Luxemburgo, dirigida por Nora Twomey, y producida, entre otros, por Angelina Jolie, celebridad Norteamericana muy implicada, como ya es conocido, en tareas filantrópicas, y labores de colaboración y desarrollo en países desfavorecidos.

 

La película retrata la vida y supervivencia de una familia Afgana en Kabul, tiempo después (fecha no especificada en la película) de la toma y ocupación de la mencionada capital por parte del gobierno talibán.

Con el padre detenido, y con la madre y hermana impedidas debido a su condición de género, nos convertiremos en testigos mudos acerca de cómo Parvana (la hija pequeña) deberá convertirse en el motor económico y sustento moral/emocional de la desquebrajada y castigada familia.

 

La película no es cruda sólo por el “mero” hecho de todo aquello que rodea y acontece a la pobre Parvana y sus ayegados, es desgarradora por el fiel retrato de la sociedad Afgana tiranizada, y cuasi esclavizada, por el déspota talibán.

El filme nos sumergirá de lleno en la espiral de barbarie e irracionalidad social impuesta por el extremista Pashtún, todo ello sufrido y padecido por una inocente Parvana cuya valentía para lograr su loable comedido nos hará empatizar de forma muy solidaria con ella.

Aprenderémos acerca de la violencia, de la opresión, del maltrato a la mujer y opresión impuesta por el inhumano talibán. Seremos conscientes acerca de cómo una sociedad civilizada y educada se ha ido poco a poco, y como consecuencia de las guerras y la fuerza opresora, deteriorando hasta el punto de obligar a cierta parte de la sociedad a vestir un atuendo cruel, capaz de privar al género femenino de toda humanidad y rebajándolo hasta un estrato muy inferior, casi parejo al de un animal.

Recordemos que en los 60, y antes de guerras y elementos opresores, la sociedad Afgana distaba mucho de la actual: las mujeres podían salir sólas a la calle, disfrutar de una Educación y una Sanidad de las cuales ahora se ven privadas, o votar en elecciones democráticas. Todo eso, y como consecuencia de conflictos bélicos y falsas implicaciones religiosas (ya que el verdadero Islam dista mucho de los irracionales postulados impuestos por el extremista), se ha ido diluyendo a lo largo de, ¿50 años?, quedando patente tan sólo en instantáneas y en las memorias de los más viejos.

 

Es una película buena, muy buena, que invita tantísimo a la reflexión que al salir del cine uno se preguntará que “¿a razón de qué estoy yo quejándome tanto?”. Recordemos que allá, a muchos kilómetros de distancia, existe una gran parte de la población a la cual no se le permite salir de casa sin ir acompañada de un padre, un marido, o un hermano, con el riesgo patente y dibujado, cruel y hambriento en el aire, de sufrir un apaleamiento, o incluso verse asesinado (asesinada)

Existe tanta tristeza en el mundo que sería poco caritativo no ser consciente de ello.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Fausto

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información