Literatura

Tipos de ensayo



Tipos de ensayo - Literatura

Debemos tener en consideración que el ensayo es un texto de carácter literario y/o académico, con el que se pretende desarrollar una serie de argumentos, con el propósito de poder proponer una temática en particular que ayude a revisar algún conocimiento dado o, el de plantear hipótesis a analizar y en su caso fundamentar de manera clara y veraz.

Entre sus diversas características que tiene un ensayo, es pertinente subrayar que tiene cierta libertad temática, misma que en principio obedece a los intereses del redactor, que mínimamente debe de desarrollar de manera congruente una hipertextualidad, soportada a través de referencias y citación de manera correcta. Por supuesto la redacción corresponde a un estilo personal.

Otras características a tener en consideración, es el hecho de que debe de apegarse a una estructura general mínimamente, misma que revisaremos más adelante. En cuanto a la extensión, salvo que se dicte lo contrario en la institución a la cual se va a enviar para su revisión y, en su caso, aprobación, deberá ser libre, cuidando que en ella se puedan establecer las argumentaciones necesarias.

Las partes elementales de un ensayo

Con anterioridad hablábamos de la estructura que debe de tener un ensayo y apuntábamos a que mínimamente debe contar con un estándar. En este apartado revisaremos la estructura básica que comprende: introducción, desarrollo y conclusión. No olvidar que cada una de ellas además de cumplir con una función específica, le da soporte a la idea y/o hipótesis que se quiere revisar.

Introducción

En este apartado, en términos generales lo que debe plasmar el ensayista es el de plantear el tema que se va a desarrollar en todo el documento. Además de precisarse con exactitud los objetivos a los que se quiere llegar en cuanto al análisis temático del mismo. Finalmente, deben de señalarse cuáles son las metodologías (si es el caso) de investigación, entre otros pormenores que sean pertinentes.

Desarrollo

En este apartado en particular, lo que se plasma es la serie de ideas, argumentaciones y ejercicios de hipertextualidad, es decir, conversar con ideas de otros autores, a través del adecuado manejo de las referencias. De lo que se trata aquí es de poder darle sustento a la hipótesis que se plasmó como objetivo revisar y, en su caso, sustentar a través de las argumentaciones.

Conclusión

En esta parte final del ensayo se retoman las partes desarrolladas en la parte introductoria, aunque dándole un giro narrativo, es decir, plasmando los resultados alcanzados en el ejercicio argumentativo gestado en la parte del desarrollo. Esto es, se busca darle sustento a lo analizado con anterioridad. La idea de este punto es darle la validez encontrada a las hipótesis.

Tipos de ensayos

Hay que señalar que existe una amplia variedad de ensayos y estos se corresponden a las intencionalidades del redactor, la estructura y el estilo narrativo. A continuación, se revisan algunas de ellas para una mejor comprensión del tema. Con ello se pretende profundizar y abarcar en la medida de las posibilidades todos los tipos de ensayos que existen.

Ensayos argumentativos

La premisa básica de este tipo de ensayos es el de poder sustentar una tesis que se busque examinar. Esta puede ser que haya sido propuesta por el autor mismo o retomada de otros investigadores. De lo que se trata es de que, a través del ejercicio de la hipertextualidad, poder profundizar o desarrollar nuevos conocimientos. Es parte sustancial del ejercicio académico.

Para tal propósito, en lo que concierne a la redacción, debe de emplearse un lenguaje formal, sencillo y que de manera clara y veraz muestre las argumentaciones pertinentes y se logre el cometido planteado al inicio del ensayo.

Ensayos científicos

En este caso, la materia prima de los ensayos científicos se apega a lo que son los razonamientos científicos. Por supuesto que en la parte de la redacción juega un papel importante la creatividad argumentativa. El tratamiento temático se apega a lo que es la realidad que se estudia, esto es, el objeto de estudio. El tratamiento de este tipo de ensayos se apega al rigor metodológico que se trate.

Ensayos críticos

Este tipo de ensayo tiene la particularidad de permitirle al redactor, poder tratar una amplia diversidad de temas. Es un ensayo que como el literario, se desprende de una formalidad libre en el tratamiento temático y argumentativo. Hasta cierto punto, no se apega el mecanismo de escritura a una estructura, lo que si debe de respetarse es la naturaleza y coherencia argumentativa.

Eso sí, debe de contar con un soporte teórico que se sustenta a partir de una revisión, selección y aplicación de documentación pertinente respecto a la temática que se esté desarrollando. Los elementos que debe contener y cuidar se basan en: formas de expresión a través de valoraciones objetivas y subjetivas, todo ello sustentado en componentes de naturaleza teórica y/o científica.

Ensayos literarios

La característica central se apega al criterio temático, es decir, resulta ser amplio, en cuanto a sus posibilidades discursivas y, por ende, temáticas. Generalmente obedecen a cuestiones de naturaleza literaria, es decir, revisión de obras literarias, de autores, de estética, género y relacionados. Existe en ello un compromiso analítico y argumentativo por parte del ensayista.

Entre otras cualidades que tiene el ensayo literario, está el de ser en términos de redacción y argumentación, directo y subjetivo. Sobre esto último, debe de compensarse con el bagaje cultural que tenga el redactor. La premisa del ensayista literario es tener la capacidad de poder plasmar sus reflexiones de manera congruente y que aporte valor. La visión es de carácter humanista.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Abner Pantoja

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.