Historia

Titanic Primera parte



Titanic Primera parte - Historia

¿Quién no ha visto alguna vez la película Titanic?, gracias a ella muchas personas conocieron la historia del transatlántico protagonista de una de las mayores tragedias marítimas que recordamos.

Antecedentes

Fecha salida → 10 de abril de 1912

Fecha hundimiento → Madrugada del 14 al 15 de abril de 1912

Personas a bordo  → 2.208

Fallecidos →  1.496

Supervivientes → 712

Empecemos por el principio, en 1907 el presidente de la compañía de buques White Star LineJoseph Bruce Ismay y William Pirrie, el presidente de los astilleros Harland and Wolff (situado en Belfast, Irlanda del Norte) decidieron construir tres buques (Olympic, Titanic y Gigantic) para competir con los dos transatlánticos más famosos de aquella época: RMS Lusitania y RMS Mauretania.

Su objetivo era que fueran los más lujosos, seguros y de mayores proporciones hasta la fecha. William Pirrie, su sobrino Thomas Andrews y su cuñado Alexander Carlisle fueron los encargados del diseño (decoración, equipamiento, dispositivos de seguridad, espacio para los botes salvavidas…). Tras varias desavenencias, Thomas Andrews se quedó como único responsable del proyecto.

El Titanic comenzó su construcción en 1909 junto al Olympic (para diferenciarlos el casco del Titanic se pintó de negro y el Olympic de blanco), hasta su terminación en el año 1911. Más de 3.000 profesionales se encargaron de equiparlo con las más recientes tecnologías y lujosos mobiliarios. Como dato curioso, aunque tenía 4 chimeneas, solo 3 eran funcionales pero se añadió la cuarta para darle una imagen más majestuosa. Se incluyeron como novedad 3 ascensores para primera clase y 1 para segunda clase. También había un gimnasio, una sala de lectura, sala de fumadores, una barbería o baños turcos.

División de todas las cubiertas

El transatlántico contaba con 9 cubiertas: A, B, C, D, E, F, G, de calderas y de máquinas. Instalaron 20 botes salvavidas de tres tipos:

Botes 1 y 2: para emergencias con capacidad para 40 personas.

Botes 3 al 16: con capacidad para 65 personas.

Botes A, B, C y D: con capacidad para 47 personas.

Se calculó que, llenos hasta su máxima capacidad, los botes podrían ser ocupados con 1.178 personas. (Recordemos que en el viaje inaugural el número era de 2.208)

Tripulación

La tripulación estaba formada por 891 personas entre oficiales, marineros, vigías y contramaestres, mecánicos (carboneros, electricistas…) y miembros del equipo de atención (mayordomos, cocineros…).

El capitán Edward Smith era el oficial más respetado de la compañía White Star Line, el jefe de oficiales y segundo al mando fue Henry Wilde junto con William Murdoch.

Hay que hacer una mención especial sobre los 300 trabajadores de la sala de máquina, con Joseph Bell al mando, ya que su trabajo era esencial pues se encargaban de mantener al Titanic en funcionamiento. Sus condiciones de trabajo eran terribles y fueron muy pocos los que lograron sobrevivir, pues la sala de máquina fue la primera en cerrarse herméticamente.

De igual forma hay que nombrar a los dos radiotelegrafistasJack Phillips y Harold Bride, quienes se mantuvieron hasta prácticamente el final del naufragio, en sus puestos de trabajo, enviando mensajes de petición de ayuda a los barcos disponibles.

Harold sobrevivió y, tras pasar la noche en el mar, ayudó al operador del Carpathia (el único barco que acudió para socorrer a los pasajeros) a transmitir la lista de sobrevivientes.

Viaje inaugural

El Titanic zarpó desde Southampton (Inglaterra) con destino a Nueva York (Estados Unidos) el miércoles 10 de abril de 1912. Hizo dos escalas en Cherburgo (Francia) y Queenstown (Irlanda) donde subieron el resto de pasajeros que completaría el viaje, sumando un total de 1.317.

Poco antes de zarpar

Los primeros días transcurrieron con normalidad, hasta que el 13 de abril llegaron los primeros informes de avistamientos de bloques de hielo, para más adelante recibir avisos de peligro de icebergs. Dichos mensajes fueron ignorados o no tomados en cuenta (en aquella época se confiaba más en los vigías y guardia del puente, pues consideraban que no era un problema para los barcos de grandes dimensiones).

A medida que avanzaban la temperatura fue descendiendo, por lo que el capitán ordenó cambiar el rumbo más al sur para evitar los posibles icebergs, pero manteniendo la misma velocidad.

El último atardecer del domingo 14 de abril las aguas estaban muy tranquilas, pese a que la temperatura continuaba bajado. Al no existir oleaje se dificultaba la localización de icebergs, pues no rompían en su base. Consciente de ello, el capitán Edward Smith ordenó reforzar la guardia.
**** Para seguir leyendo, pulsa aquí ****

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Rosa

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.