Sociedad

#tocasaunatocasatodas

#tocasaunatocasatodas - Sociedad

#tocasaunatocasatodas

“El difícil escribir hoy, escribir después de lo inesperado, lo que no se calculó. Lo que menos se pensaba, pues todos estábamos pendiente del futbol, ciegos de lo que sufrías para recuperarte, solo tu partida nos dio ese “jalón de orejas” y no necesariamente me refiero al futbolista”.
En el preciso instante que Perú ya clasificado, después de unos buenos años para un mundial, sucedían a nuestro alrededor los más cruentos, horribles asesinatos de mujeres. Le llaman feminicidio. Ocultos bajo ese jolgorio, y tipo de festín que ocasiona tal fiesta futbolera, y de la mano de situaciones de corrupción en el gobierno actual, ocurrían atroces muertes contra las mujeres.
Un caso muy lamentable, con consecuencias funestas, es la partida de una joven mujer Eyvi Agreda.22 años víctima de un hombre enfermo que en sus más oscuros pensamientos ella seria suya a la fuerza.
Esta joven sometida a doce intervenciones quirúrgicas, tratando de curarle parte de su cuerpo y piel afectada en un 75% de quemaduras, producto del cobarde ataque producido por su agresor Carlos Hualpa. Sucedido el fatídico día 24 de Abril. En el distrito limeño más concurrido por turistas y público general Miraflores.
Ha pasado mes y días, y esta situación no cambia, a pesar que el presidente haya manifestado su más enérgica opinión, también la de la ministra de la mujer. El encarcelamiento de los agresores, repito esto no cambia, pues el día de hoy se reporta una agresión de igual o de mayor magnitud en el departamento de Cajamarca, en donde una mujer según las notas. Ha sido rociado con gasolina y encendido nada menos que por un familiar, su cuñado.
Donde solo ella no es la única afectada, también lo son sus hijos y una sobrina. trasladada a Lima para una mejor atención se anuncia que sus lesiones y situación médica, es de mayor gravedad que la anterior mujer descrita líneas arriba.

Ha trascurrido ya varios días de este fatal desenlace, que por propia voluntad me atreví a realizar una pequeña investigación, referido el tema. Pues me interesaba precisar o intentar entender que lleva a los varones a cometer tales actos en contra de las mujeres, pequeña investigación en un universo de mujeres comprendidas en las edades de 24 a 30 años. Y de distintas clases sociales, en el ámbito de la universidad, público, y familiares.
He aquí los relatos más sorprendentes, los nombres por obvias razones los he cambiado para no incomodar sus honras, ojalá sirva para una pequeña reflexión. He aquí las declaraciones.

Carla (empleada, 25 años vive en el distrito de Miraflores)
Trabajo en el cercado de Lima en una empresa mayormente, integrada por hombres, algunos de mi edad y otros mayorcitos. Al principio todo se inicia muy bonito, se muestran alegres y atentos contigo. Tratan de enseñarte todo para que te puedas integrar rápidamente al trabajo.
“En una ocasión hubo una reunión fuera del trabajo y por insistencia de unas compañeras, accedí a asistir.
Todo transcurría de la mejor manera, hasta que se acercó un compañero que siempre habíamos estado en pequeñas conversaciones y ocasionalmente también en coqueteos.me agradaba y creo que yo también le agradaba, baile por aquí baile por allá, hasta que en un momento yo deseaba ir a los servicios higiénicos, y el muy amablemente se ofreció a acompañarme hasta ellos. Lo cual a mí me agrado y no puedo negarlo también me sorprendió esa actitud tan de galán.
Hice el ingreso, y en pleno uso de los servicios, algo creo que lo que se llama intuición femenina, me decía que este alerta. Al retirarme de los servicios no se encontraba, lo cual llamo mi atención .dirigí la vista hacia la pista de baile, le observo, noto que esta entre un grupo de amigos, sonríen pero al verme casi cerca de ellos sus risotadas se silencian. Al cabo de unos momentos decido retirarme, pido un taxi por una aplicación se acerca y dice, yo puedo llevarte a casa. Esa noche me acompaño a casa. Ya casi en el umbral del ingreso, intenta robarme un beso, no accedí a pesar que era muy guapo y galante, pasado un tiempo intentamos salir, conocernos.
Fue la mayor presión que he tenido. Para iniciar una relación, era asfixiante, celoso, invasivo. Muy a pesar que jamás iniciamos formalmente algo. En el peor de los momentos, en una ocasión que nos dirigíamos al cine, a la fuerza trato de tomarme, besarme, realizando tal escándalo en plena sala ¡como si fuera yo su enamorada, peor aún su propiedad! Tuve que decirle que no éramos nada, que jamás con su actitud llegaríamos a algo y que por supuesto ninguna muchachita, desearía estar con él.
Desde aquella ocasión, trate de no coincidir con él.me asusto, me alarmo. Pues una vez recibí vía mensaje de texto que si no era de él, no sería de otro. Con tal advertencia cambié de trabajo, celular y cambie todas mis cuentas en redes sociales”

Diana (estudiante ,22 años, vive en el distrito de Chorrillos)
“Ingrese a la universidad hace dos años.me resulto chocante de la escuela a la universidad, por metodología, cursos, horarios y otros cosas más.se siente muy bien cuando los chicos te halagan, te piropean .claro que hay piropos y piropos”
“Como toda mujer de mi edad y en general, nos sentimos y consideramos bonitas, al andar por las calles algunos hombres y muchachos saben piropear, pero algunos son de lo peor.
El calvario de toda mujer al andar por la calle, subir a un bus .es extenuante. Todos tratan de aprovechar de ti. Algunas ocasiones te rozan, tratan de tocar tus partes, se acercan acechándote como si fueras una vulgar presa. En una ocasión estaba en el bus, me dirigía a casa.
No me percate que este se estaba llenando, y abarrotando de gente, sería como medio día. Aún lo recuerdo bien, con algo de vergüenza y rabia. Pues este seguía abarrotándose, y la gente se pegaba más y más. En eso pude sentir como alguien se coloca tras de mí, y con tímidos movimientos trataba de sobarse, pude sentir y experimentar una erección, lo peor no fue eso, sino que comenzó a balancearse. Yo no sabía qué hacer, si gritar o simplemente callar.
Gracias a Dios, una pareja de esposos, vio lo que me sucedía, pegó un grito al tipo y este se apartó de mí, en el instante que el señor llegaba a mi socorro, con el rabo del ojo note, que la persona que huía, tendría unos 35 o 40 años.
Hoy en día con todo lo que se ve, por noticias o periódicos, he aprendido a defenderme y no quedar callada, claro que no tengo la fuerza de cualquier tipo, solo poseo la fuerza de ser mujer”

Doris (estudiante, 26 años vive en el distrito de los Olivos)

Me considero una mujer guapa, atractiva, humildemente no suelo pasar desapercibida, aunque para algunos hombres solo sea carne.
“Estudio y trabajo, trato de organizarme en ello, solo pocas veces puedo asistir a una reunión familiar o entre amigos. Aunque para decir la verdad siempre quiero descansar. Termine mi relación con mi novio hace unos meses, tampoco es que me haya venido el mundo encima. Más bien creo que me libere de un futuro, mejor dicho de mi futuro verdugo, quizá hoy no estaría contigo en esta entrevista.
Inicialmente como en toda etapa de enamoramiento, se muestra lo mejor de uno, después se muestra uno tal cual es. Fue mi primer amor. Aunque con tristeza lo recuerde, con él me inicie sexualmente, aunque fue una experiencia dolorosa, gravitante. No solo por su torpeza y brusquedad en la penetración, sino por lo que vendría después, Creí ser la mujer más feliz en ese momento, craso error recién empezaría mi calvario.
Muchas veces, cuando estábamos en una reunión, no me dejaba a solas, no deseaba que nadie se me acerque a conversar, ni muchos menos a bailar. Cierta ocasión en casa de un familiar, y en pleno festín se acerca a mí una persona, un muchacho, el cual me era muy familiar, era un amigo de mi infancia.
Conversábamos de lo más ameno. Entre risas y recuerdos aparece mi novio, le presento y este de manera displicente, le retira la mano obligándole a levantarse a plenos gritos y casi queriéndose ir de manos. Fue la mayor vergüenza que me hiso pasar, mis padres le invita a mi novio a retirarse, no sin antes fulminar a mi amigo con la mirada.
Dejamos de vernos y hablar por unos días, después de insistencias de mi novio, accedí a conversar y saber que le habría causado tal malestar. Salimos al parque y luego a tomar algo, me ofreció disculpas y mil juramentos, ante ello caí, para de nuevo volver a sus brazos con la promesa que también se disculparía nuevamente con mis padres y de aquel amigo, en el calor de nuestros besos y caricias fuimos a un lugar más privado, y en mi mente sé que se disculparía.me tomo a la fuerza, me sorprendió y vuelvo a recordar su torpe y doloroso inicio, al no desear acceder ante su insistencia me golpea, me da una cachetada.
Mis gritos alertan al personal del recinto, logran traer a la policía, nos llevan a la comisaria, y para él fue necesario más de un efectivo, eso me asusto. Ya en la comisaria y con la presencia de mis padres y hermanos, también con la mayor de las vergüenzas por tan incómodo momento mi padre sugiere que le levante una denuncia. Para sorpresa mía y de los presentes no era la primera denuncia, estaba buscado por tentativa de feminicidio.
No supe que decir, quede anonadada. Mi familia me llevo a casa. No deseaba salir. Vergüenza pura. A pesar de que no se, de qué manera seguía enviando mensajes, como que no lo deje ni lo abandone, por supuesto que me fui. Fue necesario huir, rehacerme, reinventarme. Ahora tiempo después me es difícil que algún muchacho se me acerque, claro que también quede marcada”.
Solo he considerado estas tres entrevistas, pues de alguna manera me sorprendió los relatos, pues en ellas se muestran aquellos inicios o disparos de alarma que muchas veces las mujeres, no saben por desconocimiento, o en el peor de los casos, creer que podrán cambiar a sus parejas.
Quiero compartir unos pequeños alcances, de un conocido mío, médico de profesión se desarrolla en el campo de vigilancia de enfermedades en el departamento de investigación médica del MINSA (Ministerio Nacional de Salud)
Los homicidios en mujeres, causadas muchas veces y de manera general por sus parejas, esposos. Esos intentos varían de 4 a 5 intentos fallidos. Es decir que de cada 5 mujeres que no se logran suicidar, solo la diferencia es de un hombre que si lo logra.es decir los hombres a la hora de suicidarse pocas veces fallan en ello.
Los casos y causas en su mayoría en el universo de las mujeres, son por ingesta de medicamentos, como el diazepam, en mayor proporción y estos acompañados de alcohol.
Escala de suicidios, solo en Lima por medicamentos el 44.3% en el resto del país, o regiones Plaguicidas 35.9%.
Ambos asociados al alcohol, otros motivos que le acompañan violencia, maltrato no solo psicológico, sino también físico. Abuso sexual.
El 2/3 de la población en general con trastorno, es decir depresión, el enemigo silencioso. Lo más grave que el universo de las mujeres, las edades comprendidas figuran desde los 15 – 24 años. Y otras a partir de los 30.
Ojo estemos alertas, que no todo alrededor nuestro es futbol.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

pedrax

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información