Política

Todo Fue Peor

Todo Fue Peor - Política

Jorge Luis Borges, el gran escritor argentino, ha dicho que: “Las dictaduras podrían ser buenas, pero no lo son. Porque la dictadura ilustrada es una utopía. Y las militares son las peores”. Esto es cierto, las sociedades a veces por tratar de salir de situaciones difíciles optan por permitir la llegada de regímenes peores, que bajo el manto de la libertad, la igualdad y la justicia enarbolan dichas banderas, a fin de lograr el beneficio de las mayorías y tal es el caso de Venezuela, en donde todo fue peor, pero, ¿Por qué digo que todo fue peor?

Venezuela, ha vivido durante 20 años un régimen, que bajo el liderazgo de militares, ofreció acabar con los niños de la calle, ponerse al servicio de la gente, suprimir la corrupción, zanjar la burocracia, desaparecer los cogollos partidistas, reducir la intromisión de manos extranjeras en el negocio petrolero, exterminar el clientelismo político, convertir al país en una potencia, etc. Sin embargo, transcurrieron los años, el gobierno se transformó en dictadura y todo fue peor.

Al principio, el gobierno vendió la idea de que una nueva constitución era la panacea que garantizaría el desarrollo del país. El pueblo accedió a esta idea y votó por la nueva constitución el 15 de diciembre de 1999, aprobándola con el 71 % de los votos. No obstante, a pesar de que esta carta magna cambió el nombre del país, creó nuevos poderes, enarboló los derechos humanos, reivindicó a los indígenas, estableció revocatorios al mandato popular, entre otras cosas, todo fue peor.

El tiempo pasó y nos dimos cuenta que el problema no era esta Constitución ni las otras 25 constituciones que ha tenido la República; el problema es la inexistencia de un estado, suplantado por un gobierno que olvidó al conglomerado nacional, un gobierno que solo trabajó con sus afectos, que creó universidades sin pensamiento universal sino doctrinal, que elaboró programas de educación no para formar ciudadanos sino milicianos, que destruyó el aparato productivo y lo suplantó por uno opresivo, que desconoció la meritocracia y dio cabida a la ineficacia, que no permitió la disidencia y enseñó la reverencia, que demonizó los periodos constitucionales comprendidos entre 1958 y 1998, que no supo de economía sino de una ideología. Un gobierno, que a decir de mucha gente, si agarra o expropia algo, será peor.

Ahora bien, los logros de un gobierno que ha obrado, tomando el nombre del libertador en vano por espacio de 20 años, pueden verse a simple vista: miles de compatriotas huyendo del país, personeros del gobierno con cuentas millonarias en el exterior, enfermos padeciendo la falta de medicamentos, escasez de los productos básicos, la asquerosa profanación de los héroes, la usurpación del lenguaje, la intromisión de agentes extranjeros dentro de la Fuerza Armada Nacional, creación de sitios de tortura, presos políticos a granel, ejecuciones de adversarios, cambio de los símbolos patrios, secuestro de los poderes del estado, la violación descarada de artículos de su propia constitución, la inflación más alta del mundo, la moneda devaluada, el efectivo desaparecido, celebración de elecciones con procedimientos poco democráticos, separación de familias,  gente peleándose con las aves de rapiña las sobras del basurero de su zona y una larga lista de incumplimiento de promesas electorales, me hace decir que esta: “…dictadura pudo ser buena, pero no lo fue, puesto que las dictaduras ilustradas son una utopía y las militares son las peores”.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.50 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Profesor Marino

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información