Literatura

Transmigración con la granja QQ Capítulo 3 parte 2



Transmigración con la granja QQ Capítulo 3 parte 2 - Literatura

Capitulo 3 parte 2

Mentiras Blancas

¡Una hora más tarde!

Cheng Xiao Xiao encontró una cueva en un valle más apartado. La cueva era oscura y misteriosa. Ella quería ir más lejos para investigar, pero se detuvo y pensó en ello por un minuto. Luego produjo unos cuantos pollos, conejos y rábanos blancos y los puso dentro de la cueva.

Una vez que tuvo todo preparado, tomó el mismo camino de regreso. Cuando se reunió con sus dos hermanos, ya habían recogido una gran cantidad de leña. Ella no tuvo tiempo de descanso, les gritó: «¡Zheng Yuan! ¡Zheng Bin!»

«¡Hermana mayor! ¡Has vuelto!»

«Eh, hermana mayor, ¿qué es eso en tu mano? ¿Y dos pollos?»

Cheng Xiao Xiao había sacado secretamente dos pollos y diez rábanos blancos de la dimensión. Los dos hermanos miraron con curiosidad los rábanos blancos en su mano. Ella sonrió, «Zheng Yuan, Zheng Bin, estaba buscando hierbas cuando me topé con una cueva. ¡Ahí fue cuando descubrí los pollos y estas!»

«¿Hay pollos en una cueva? Hermano mayor, ¡vamos por los pollos!» El pequeño Zheng Bin estaba muy emocionado.

¿Por qué recoger leña cuando había que atrapar pollos? ¡No han comido carne en mucho tiempo!

Zheng Yuan fue bastante tentado, pero no dijo nada de inmediato. Miró a su hermana mayor.

Cheng Xiao Xiao sonrió y negó con la cabeza, «No creo que eso nos sirva de nada. Me tomó un gran esfuerzo capturar a estos dos. El resto se había escapado».

Los dos hermanos estaban decepcionados. Zheng Yuan miró los rábanos blancos en el brazo de Cheng Xiao Xiao y preguntó: «Hermana mayor, ¿qué es esto? ¿Son sabrosos?»

«¡Por supuesto que son sabrosos! Vi a los pollos picotearlos, así que probé uno. Todavía estoy bien, ¿verdad?» Ella sonrió y explicó mientras les entregaba uno, «¡Aquí, por qué no limpian uno y lo intentan!»

«¡Bueno!»

«¡Estoy muriendo de hambre!»

Los dos eran niños en crecimiento, un tazón de papilla aguada y un bollo de maíz no era suficiente comida para ellos. Sin mencionar que ha pasado medio día.

Cuando los hermanos menores terminaron de comer los rábanos blancos, Cheng Xiao Xiao ya había atado la leña que habían recolectado, dividida en dos. Ella y el mayor de los dos hermanos tomaron uno de ellos. El más joven de los dos hermanos arrastraba el pollo ahora atado y los rábanos blancos sobre su flaco hombro.

Los tres volvieron con alegría.

«¡Mamá! ¡Mamá! ¡La hermana mayor atrapó dos pollos! Mamá …» El hermano menor gritó alegremente mientras corría hacia la casa, saltando. Llegó a la puerta en un instante.

Cheng Xiao Xiao, detrás de los dos hermanos, sonrió en voz baja.

«¡Dios mío! ¡Son realmente pollos!»

Recién entró al patio cuando escuchó la voz incrédula de su mamá. Ahora podía ver su expresión gratamente sorprendida.

El pequeño Zheng Bin levantó con orgullo la cabeza: «¡Mamá! ¡No solo la hermana mayor atrapó a estos faisanes, sino que también está cosa muy sabrosa!¡Ya comimos!»

«¿Qué es? Nunca he visto esto antes?» La señora Cheng tomó el rábano blanco, desconcertada.

Cheng Xiao Xiao dejó el bosque de fuego, se frotó las manos, se acercó y dijo: «Mamá, esta cosa es deliciosa. Tampoco sabemos cómo se llaman».

«¿Qué? ¿Cómo puedes comerlo entonces? ¿Qué pasa si te enfermas?»

«No te preocupes, mamá. Mira, estamos bien, ¡de verdad!» Mirando a la preocupada señora Cheng, Cheng Xiao Xiao tuvo que explicar lo que «vio» en la cueva una vez más.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

SoraShiro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.