Salud

Tras Muchas Investigaciones, Se Ha Descubierto Que Una Bacteria Patógena Es En Realidad Necesaria Para La Salud

Tras Muchas Investigaciones, Se Ha Descubierto Que Una Bacteria Patógena Es En Realidad Necesaria Para La Salud - Salud

Una bacteria perjudicial y beneficiosa al mismo tiempo

A muchos os será familiar escuchar el nombre de Escherichia coli, puesto que es una de las bacterias más populares en el mundo de la ciencia y en concreto en el campo de la microbiología, por el simple hecho de que se toma como modelo de referencia en miles de investigaciones de una forma similar a lo que sucede con los ratones de laboratorio. Esta bacteria se halla en el intestino de forma habitual y resulta inocua, aunque ciertas variantes contadas con los dedos de una mano son capaces de contaminar los alimentos y causar síntomas como diarrea e insuficiencia renal.

A pesar de estos pequeños efectos negativos, lo cierto es que Escherichia Coli en realidad juega un papel elemental en el mantenimiento de la salud, debido a que favorece la absorción de hierro en el intestino. Este fenómeno ha llevado a sacar las conclusiones científicas de que esta bacteria puedes ser de gran utilidad para combatir la anemia que sufren mil millones de personas en todo el mundo.

Primeros indicios

El mundo de las investigaciones científicas se ha percatado de que en los último años muchos de los microbios que viven en el tracto gastrointestinal son beneficiosos para nuestra salud. Sin embargo, es en este momento cuando se empieza a descubrir exactamente los beneficios que ofrecen y el mecanismo que emplean para que se produzcan. A lo largo de la investigación con E. coli había sospechas de que esta bacteria tuviera alguna función positiva en el intestino, ya que se almacena en el mismo en abundantes cantidades.

De qué forma se comprobaron dichas suposiciones

A fin de comprobar las sospechas, los científicos hicieron experimentos con un gusano de nombre Caenorhabditis elegans, el cual se emplea como modelo de experimentación en laboratorio y que, de forma innata, está repleto de E. Coli. En el transcurso de varias investigaciones, los científicos descubrieron que una molécula que produce nuestra bacteria estrella es también beneficiosa para los gusanos. Dicha molécula recibe el nombre de enterobactina y se observó que la ausencia de la misma ralentizaba el crecimiento en animales.

Tras muchos experimentos posteriores, se descubrió que la enterobactina se une a una proteína de las células del hospedador y como resultado introduce hierro en las células del mismo. Al mismo tiempo que la bacteria produce esta sustancia para “robar” hierro, los mamíferos y los humanos incluidos han desarrollado con el tiempo mecanismos para secuestrar esta molécula en su propio beneficio

La importancia de este descubrimiento

Este hallazgo científico resulta fundamental si consideramos que la deficiencia de hierro es la deficiencia nutricional más frecuente en el mundo y es la causa principal de anemia, enfermedad que padece una cuarta parte de la población mundial, incluyendo mujeres, niños y habitantes en países subdesarrollados.

Los suplementos orales de hierro pueden ser de ayuda, pero al mismo tiempo cabe la posibilidad de que inhiban la producción de enterobactina y por tanto reducir la absorción de hierro en el intestino. Este efecto contradictorio es el motivo por el que los investigadores han solicitado una patente y por el momento continúan desarrollando fármacos que puedan sustituir a los suplementos orales de hierro y conseguir de esta forma combatir el déficit de hierro de una forma más efectiva.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

WillyFox

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información