Economía

Trumpismo, una nueva forma de hacer economía



Trumpismo, una nueva forma de hacer economía - Economía
Desde que un famoso premio Nobel de economía formulase su conocida teoría de la negociación, según la cuál, la mejor estrategia para alcanzar acuerdos consistía en que todos fuesen ganadores y no hubiera perdedores o, dicho de otra forma, todos debían ganar (win-win) nada había cambiado. Sin embargo, todo ha cambiado con la notoriedad de China en la economía mundial y la reciente irrupción en la escena política internacional de Donald Trump. Parece que una nueva manera de negociación ha llegado para quedarse, al menos por el momento.
China, el gigante que siempre gana
Atrás ha quedado aquella imagen de una China comunista y pobre con escasa o nula presencia en el panorama económico internacional. En su lugar, una próspera y poderosa China ha emergido.
Cualquiera que haya tenido que negociar con China sabe de las dificultades que entraña lidiar con un ejecutivo muy proteccionista con sus empresas. Por un lado, las reglas que imponen a las empresas extranjeras frente a las nacionales hacen muy difícil competir en igualdad de condiciones y termina expulsando a las primeras del mercado chino. Una traba que no se aplica de manera simétrica en Europa y EEUU a las empresas chinas, al menos hasta un elemento disruptivo llamado Trump. Por otro lado, las condiciones laborales, medioambientales, etc crean un ecosistema bastante más benigno a los negocios radicados en China concediéndoles una ventaja competitiva fruto de esa asimetría.
No obstante, hay dos elementos que no quisiera dejar de mencionar y son
(1) Los chinos han trabajado muy duro para llegar a ser lo que son, algo que es digno de admiración.
(2) Los negocios con los chinos y con China son muy difíciles ya que los acuerdos no son estáticos sino dinamicos. La continua revisión y renegociación sistemática que llevan a cabo los chinos, siempre favorable a sus intereses, convierte un trato en algo poco sólido y difícil de gestionar.
Trump y su América First
El concepto de negociación chino de ganar siempre explica en cierta manera la aparición de su contrapeso en EEUU, el Sr. Trump. En cierta manera, Trump aplica el mismo concepto de buscar lo más «beneficioso» para EEUU sin preocuparse por el resto del mundo. Sabe que su economía tiene un fuerte componente de consumo interno y pone trabas en las aduanas tanto a productos chinos, europeos o… logrando de esta forma una competitividad artificial de su economía.
En ocasiones, cambia las condiciones como normariva medioambiental para lograr cierta competitividad extra.
Sectores poco competitivos crecen y toda la economía se beneficia temporalmente de sus políticas.
Europa, la indecisión eterna
Europa se perfila como la gran perdedora en este juego de tronos. Por un lado, abre la puerta a China sin pedir plena reciprocidad en las medidas adoptadas para competir en igualdad de condiciones y, por el otro lado, mantiene sus políticas de subvenciones a productos, sectores y empresas que ofrecen un pretexto perfecto a Trump para aplicar sus medidas de impuestos aduaneros a productos europeos que minarian la competitividad de sus empresas.
Comentario:
Este es el primero de una serie de artículos que escribiré donde intentaré desgranar y profundizar en mi visión de lo que está ocurriendo. No obstante, someto al juicio de la distinguida audiencia esta decisión de continuar o no en función del interés que despierte el asunto que acabo de tratar.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ElContraRegidor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información