Sociedad

Tú Eres El Culpable!!!!

Tú Eres El Culpable!!!! - Sociedad

Hace un rato estaba escribiendo un artículo acerca que siempre que nos sucede alguna situación desagradable, buscamos a un culpable.

Justo me llamaron por teléfono y deje a medio escribir el articulo, pero fundamentalmente trataba de que más importante que encontrar al culpable, había que darle una solución a dicho evento, especialmente ser capaces de hacer una retrospectiva y ver el macro para dilucidar el porqué se llegó a una situación molesta e incómoda.

Como si hubiese sido una práctica universitaria, en mi salida, fuí víctima de una situación justamente así con un cliente.

Desde el momento en que escribo que yo soy la víctima, estoy dejando en  claro que existe un imputado, osea un culpable. Por tanto estoy actuando como normalmente lo hacemos todos.

Sería por esta razón que Poncio Pilato se lavo las manos, para que  así nadie lo tuviese que señalar con el dedo, culpandolo como el asesino de Jesús?

La situación vivida tenía relación con una comisión que debía recibir por mis servicios prestados, la cual estaba claramente conversada con mi cliente.

Como él es una empresa, en el momento en que debía hacerme el cheque comento así como a vuelo de pájaro una cifra inferior a la real, a lo que reaccioné inmediatamente con risas, pensando que era una broma, pero NO!!!, nada de bromas, era el cálculo que él había sacado.

Queee ??, te has equivocado por una cantidad no menor respondí, entre suave e irónica, pero guardándome la ira. No !!!…la errada eres tú, yo debo para el 25% de impuestos continúo diciendo….y eso que tiene que ver conmigo?, tu eres empresa y obviamente debes pagarlo y yo preocuparme de emitir mi boleta por los servicios prestados, pero no puedo además descontar de mis servicios un 25% que finalmente el próximo año te beneficiará a tí.

Finalmente llegamos a un acuerdo, en el que de igual modo perdí una cantidad que no tenía contemplada no recibir, pero no la que él me quería hacer perder.

De vueltas mientras conducía el auto, hablaba sola mil cosas, incluso improperios en su contra…que se cree este hombre, es un tonto pillo, que tengo que ver con sus impuestos, es un estúpido, imbécil, si fuese yo hombre no habría actuado así, etc,etc

Al llegar malhumorada a casa, pensé, este señor es el culpable que mi día de perfecto pasara a ser desagradable.

Para relajarme abrí el computador y me encontré con lo que estaba escribiendo al principio. Borré todo y seguía con mi tozudez, él es culpable de quedarse con parte de mis honorarios, mientras me preparaba un té con leche.

Volví a escribir e hice la retrospectiva, dándome cuenta que mucha culpa también era mía. Si, mía, por no haberme tomado un tiempo al principio de aquel negocio y haber dejado todo por escrito. Ya que cuando hablamos de negocios en un comienzo, todavía no se ven las utilidades, entonces independiente que sabemos que nos han contratado para sacarlo adelante y el esfuerzo que hagamos se transformará en dinero,  lo vemos aún lejano, así es que priorizamos primero el trabajar duro solamente. El problema es que cuando aquello por lo que nos hemos esforzado por determinado tiempo se transforma en dinero contante y sonante, aquel que nos contrató, pudiera no reconocer el pacto conversado y suceder como ya se enteraron.

Entonces muchas veces también somos culpables, ya sea por confiar demasiado o esperar que todos actúen como nosotros, pero cada uno es un ser diferente, por lo que no podemos dejar algo al azar.

Ya se me pasó el enojo, pero aprendí algo también.

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ulma

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información