Sociedad

¿tú No Le Pegas A Las Mujeres?

¿tú No Le Pegas A Las Mujeres? - Sociedad

En los pasillos de mi oficina se escucha la siguiente conversación:

-¿Por qué está de malas contadora?

-No, si yo no estoy de malas.

-¿La regañaron otra vez?

 

A lo lejos alguien responde:

-Está de malas porque yo le pegué.

-¿Por qué le pegó?

-Porque se porta mal.

 

Tras un breve silencio incómodo, el hombre que se metió en la conversación pregunta: ¿Qué tú no le pegas a las mujeres? -El joven que recibe la pregunta niega con la cabeza, ¡Ah! A ti te pegan, le responden.

Trabajo con estas personas todos los días. A diferencia de lo que mayoría de personas podría pensar del entrometido hombre que se acusó de pegar a las mujeres, no se trata de un hombre violento sino todo lo contrario: es amable, considerado, buen colaborador. Y sin embargo, ahí está haciendo chistes misóginos de lo más tranquilo y sin pensar que se trata de algo dañino, después de todo sólo era una broma; aunque al chico que hablaba con la contadora no le pareció divertido, a ella menos pero no mencionó palabra, después de todo no quería parecer una “vieja exagerada”.

¿Qué pasa en este mundo que gente buena piensa que está bien divertirse a costa de las mujeres? Y peor aún, divertirse de la idea de golpear mujeres.

Todos sabemos que un golpe duele, lastima, todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido alguna caída o golpe y sabemos que duele. ¿Qué nos hace pensar que golpear a otra persona está bien? ¿o que tenemos derecho de juzgar si alguien “se porta bien”? Me es muy triste escuchar como buenas personas caen en este sinsentido, y aunque quizá no golpeen a una mujer de manera literal, queda claro que si existiera la posibilidad lo harían sin ningún remordimiento.

Si esto pasa con gente amable y considerada, qué no pasará con aquellos hombres que viven inmersos a todo lo que da en ambientes violentos. Ahí el chiste se acaba, ahí de verdad entra el razonamiento de que tienen derecho de “corregir” a una mujer si “se porta mal”, y para ellos ese “portarse mal” puede ser interpretado de varias formas: porque la chica llegó tarde, porque no va vestida como a él le gusta, porque se le quemó la camisa, porque se le pasó la sal de la sopa, porque, porque, porque, siempre habrá un por qué para justificar los malos tratos porque golpear a una mujer es una cuestión tan trivial que hasta chistes se hacen.

Que difícil pareciera en nuestra avanzada y civilizada sociedad, comprender que una mujer es un ser humano y que nadie tiene derecho a sojuzgarla, a decidir qué hacer o qué no en la vida, mucho menos golpearla. Es una situación muy delicada, y simplemente no debería ser motivo de gracia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

blanestrod

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información