Medio Ambiente

Turismo Sustentable… ¿para Qué?

Turismo Sustentable… ¿para Qué? - Medio Ambiente

En el post anterior: Turismo Sustentable… ¿en Serio? Introdujimos el concepto de un tipo de turismo que procura ser respetuoso ambientalmente, antes de pasar a desarrollar este aspecto es necesario recordar que esta actividad existe en medio de las contradicciones que caracterizan este tiempo: contradicciones entre los pueblos “desarrollados” y los que están en “vías de desarrollo”, entre el crecimiento económico puro y simple y el desarrollo como cambio y mejora cualitativa de la calidad de vida, entre el consumo racional y el irracional, entre la destrucción del hábitat y su aprovechamiento responsable.
Debe precisarse entonces el papel del turismo en este escenario, y lo primero que hay que precisar, es que, en términos generales la discusión sobre el desarrollo parte de dos tendencias, una liberal, que explica los diferentes niveles de desarrollo por el uso de la racionalidad y otra, que desde la teoría de la dependencia, manifiesta la dominación de países de gran concentración del capital sobre los países periféricos, subdesarrollados o del tercer mundo. (Silguero, 2012) Así mismo, se pueden encontrar esas posturas para interpretar el rol del turismo en el desarrollo.
Retomando la idea inicial, se indica que el turismo sustentable es un paradigma pues constituye un marco de referencia, esto es una relación de valores y normas que sirven para diseñar, desarrollar y operar un sistema.
Estas externalidades positivas se derivan de la visión armónica e integral que propone el paradigma sustentable, por eso la Organización Mundial del Turismo ya en el 2004 exponía:
“Las directrices de desarrollo sostenible del turismo y las prácticas de gestión son aplicables a todas las formas de turismo en todos los tipos de destinos, incluidos el turismo de masa y los diversos segmentos de turismo de nichos. Los principios de la sostenibilidad se refieren a los aspectos ambientales, económicos y socioculturales del desarrollo del turismo, debiéndose establecer un equilibrio adecuado entre estas tres dimensiones para garantizar su sostenibilidad a largo plazo.”

De acuerdo a esto, el turismo sustentable debería:
1. Dar un uso óptimo a los recursos ambientales.
2. Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas.
3. Asegurar unas actividades económicas viables a largo plazo.
4. Garantizar la participación informada de todos los interesados relevantes.
5. Brindar una experiencia significativa y educativa a los turistas (Organización Mundial del Turismo, 2004)
Como se puede apreciar, estas directrices pretenden maximizar las externalidades positivas del turismo, pero minimizar las negativas, entre las que tenemos:
Sobre el medio socio económico.
• Cambios en el uso de la tierra.
• Privación del uso de zonas naturales de recreación a las comunidades locales.
• Pérdida de valores culturales.
• Alteración de la estructura social tradicional.
• Conflictos por el uso de los recursos y los servicios.
• Aumento de los procesos migratorios y cambios en la estructura demográfica.
• Cambios en la estructura socio-antropológica de las poblaciones receptoras de la actividad turística.
• Problemas de salud (introducción de enfermedades por visitantes, etc.)
• Incremento de la prostitución y de actividades delictivas.
Sobre el medio físico-natural
• Pérdida física de suelos fértiles.
• Concentración de escurrimientos.
• Cambios en la geomorfología continental y/o marino-costera.
• Aumento de los procesos erosivos.
• Alteración de la topografía.
• Alteración de la calidad del agua.
• Alteración de drenajes superficiales y patrones de escurrimiento.
• Disminución de la diversidad biológica.
• Afectación de la capacidad de carga de ecosistemas frágiles.
• Migración y mortalidad de fauna.
• Ruptura de cadenas tróficas.

En futuros post seguiremos ahondando en el tema, y si tienes interés en los documentos que citamos, comunícate, que con gusto intercambiaremos información.
La semana que viene conversaremos sobre el turismo sustentable dentro de la ética ambiental por ahora concluyo con una reflexión: el turismo por muy frívolo que a veces se perciba es una actividad de gran poder transformador, con él podemos destruir o construir, es nuestra decisión tomarlo en cuenta para desarrollar nuestras comunidades, regiones o países.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.25 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Joel Campuzano

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información