Historia

Tus Amigos



Tus Amigos - Historia

Hola a todos mis amigos, por lo que muchos de ustedes se preguntarán al leer esta primera línea, ¿Porque inicia su texto de esta manera? Bueno, de los amigos que hablamos no son necesariamente seres humanos, más bien esta enfocado el enunciado a los animales, llamados por muchos de nosotros nuestras mascotas, hijos etc, con nombres especiales y que se ganan nuestro corazón de una manera muy rápida, nos acompañan a donde queramos, demuestran su amor sin importar en qué condiciones se encuentren, son muy agradecidos y nunca están de mal genio con su amo. Nos enseñan a no sentir rencor, odio y entre muchos factores que siempre cruzamos en nuestra vida diaria, dañando nuestro sonreír y disfrutar de momentos agradables.
Me lleva a escribir un poco sobre las mascotas como los mejores amigos, en mi caso he tenido varias mascotas entre perros y un conejo, cada uno en tiempos diferentes, lo difícil ha sido cada vez que pierdo uno, por enfermedad, por circunstancias de trabajo entre otros.
A tener que pasar por estos indistintos sucesos me llevaron a darme un tiempo y no tener una mascota, es complicado tener que irte a trabajar y dejarlos en casa solos, ellos te demuestran su tristeza al no comer, no beber agua y bueno si están muy cachorros y consentidos acaban con lo que se encuentren en tu casa, solo para llamar la plena atención de todos.
Soy amante a los perros y en la última oportunidad de tener una mascota fue algo impensable! Salí con mi hija y esposa a caminar, compramos algunas cosas y entre ellas de la nada apareció un conejo muy lindo, consentido y muy joven, con unas pintas en su pelaje muy especiales que te enamoraba. Siendo así se cruzó con nosotros de camino a comprar una pecera y terminamos llevando un conejo, nos reíamos tanto y disfrutábamos ese momento, al llegar a casa nos sentamos en la mesa y decidamos. «No es lo que uno quiera sino lo que Dios disponga para cada persona» y bueno llegó este hermoso conejo llamado Totoy a la familia; todo aquel que nos visitaba querían llevarlo, deseaban uno en casa, era muy chistoso y lo más gratificante era ver a mi pequeña hija sonreír, enamorada de su mascota y querer siempre estar en contacto con él compartiendo juegos, salidas y hasta las zanahorias. Este pequeño roedor era muy juicioso, solo se comía lo que tenía como alimento, exigía mucho cuando su plato se quedaba vacio, saltando, jugueteando y más que inquieto hasta que su comida llegaba este no se quedaba quieto y mucho menos dormía.
Cada mañana al despertar nos daba vueltas y vueltas dándonos el muy buenos días, se subía a las ventanas y justo allí nos percatamos de que tan alto saltaba. Ver cómo se asean sus largas orejas, sus patitas es gracioso. Meses después de su llegada a la familia, nuestro Totoy cómo le llamamos de cariño, empezó a no querer comer, jugar y mucho menos saludarnos a cada mañana como era de costumbre, nos fuimos preocupando y a estar atentos, hasta que lo llevamos al veterinario porque este no mejoraba su actitud, nos informaron de una posible alteración en su pancita y por ello le enviaron una dieta, según con esto los médicos iba a mejorar, pero no fue así; al día siguiente a eso de las 18 horas Totoy murió, dejándonos sin su cariño, y presencia de todos los días! En ese momento yo no me encontraba en casa y mi teléfono móvil resonaba como nunca hasta que pude responder, no se imaginan quien llamaba! Era mi pequeña hija en lágrimas y casi sin poder hablar para decirme que su Totoy había muerto, yo no sabía que decirle y en ese momento no entendía el porque si la doctora veterinaria nos decía que no era de gravedad. Mi hija esa noche no quiso comer, no hablaba, no entendía el porque le había sucedido eso a su mascota y algo que desgarraba mi corazón era cuando decía, «Dios porque se tenía que ir su conejo».
A todos ustedes quiénes tienen la oportunidad de tener una mascota, aprovechen su espacio, compartan con ellas y no compren, más bien adopten ya que muchos de estos animales entre los más reconocidos en abandono están el perro, el gato entre otros. Ayudemos a que estos ejemplares consiguiendo un hogar, y les digo no es fácil desprenderse de ellos, nos aman como a nadie. Ellos son mis amigos, «Tus Amigos»

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Edycas112

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información