Sociedad

Un delito silencioso: el plagio



Un delito silencioso: el plagio - Sociedad

El plagio es copiar ideas ajenas para darlas a conocer como si fueran propias, en la actualidad, es bastante común que las personas desconozcan las consecuencias que se pueden generar al incurrir en plagio, es por ello que es necesario dar a conocer lo peligroso que es y las severas sanciones que pueden acarrear quienes por desconocimiento o por abuso incurran en este delito.

De acuerdo al análisis de García P. (1994), el plagio proviene del griego “plagios” que quiere decir “fraude”. El plagio ha estado muy mal visto desde tiempos remotos en el ámbito cultural, desde apropiarse de un discurso, hasta robar ideas o unas simples imágenes ajenas, su objetivo es aumentar el prestigio y/o la fortuna personal.

En el siglo I a.C., fue dictada la ley Fabia, en la que se definió el delito de plagio como la acción en la que se raptaba a un hombre libre o un esclavo ajeno y se le retenía contra su voluntad. El castigo que se le daba a quien incurría en el mismo, era la muerte o las minas.

Muchos años después, surgieron argumentos a favor del plagio, los cuáles se limitaban a demostrar que servía para “evitar la privatización de la cultura”, la cual, según sus defensores, debería estar al servicio de las necesidades y no de los deseos de un selecto grupo.

Actualmente, el término plagio es utilizado para referirse a una infracción de los derechos de autor, ya sean palabras o ideas de otras personas que tomamos como nuestras, y para referirse al acto del hurto.

Derechos de autor

En cuanto a los derechos de autor, el plagio sucede cuando uno toma prestada palabras o ideas de los demás haciéndolas pasar como propias. Muchas veces, la falta de información, la ignorancia o la flojera llevan a las personas a cometer este delito, lo cual constituye una grave ofensa contra el verdadero autor intelectual.

Es posible plagiar cualquier tipo de información, por ejemplo: monografías, proyectos, artículos de presa, entre otros.

Consecuencias del plagio

Ahora bien, ¿qué consecuencias puede acarrear quien ha incurrido en plagio?, pues esto dependerá del país donde te encuentres, por ejemplo, en España, según el artículo 270 del Código Penal, “será castigado con la pena de prisión de seis meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses el que, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya, comunique públicamente o de cualquier otro modo explote económicamente, en todo o en parte, una obra o prestación literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios”.

Referencias

  • García, P (1994). El plagio utópico, la hipertextualidad y la producción cultural electrónica. Autonomedia. Recuperado de: <serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/plagio.pdf>

Visita mis otros artículos acá:

Imágenes sin Copyright (Google Edition)

La Corrupción, Un Antivalor

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.86 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ambar Vegas

4 comentarios

  • Me parece un tema muy complejo. Como autor me gustaría respetar y promover que se respete la propiedad intelectual de cada uno. Pero como ser humano sé lo difícil que es llevar a la acción los propios ideales. Principalmente por la acción es real y los ideales, bueno, ideales.
    Para darte un ejemplo de lo que me refiero, hay ciertos elementos en los cuales no existe un sistema claro de registro de derechos de autor; puntualmente, en mi experiencia me he encontrado con que los juegos de mesa en general son difíciles de «patentar» o registrar. Se pueden registrar por partes, las reglas, las fichas y tableros o elementos del juego, las marcas, los logos, pero cada una de esas partes se registra a través de entidades y por procedimientos distintos.
    Bueno, lo dejaré ahí, quería dejar un pequeño aporte que te sirviese y a quien le interese leer del tema. ¡Realmente me ha gustado este artículo, buen tema que has elegido!

  • “La gente goza de tan poca fantasía que tiene que recoger con ansia unos de otros esos pequeños adornos de la conversación. Son como traperos o colilleros de frases hechas.”
    PÍO BAROJA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.