Literatura

Un descanso para Mario.



Un descanso para Mario. - Literatura

Hoy me desperté con una sonrisa y me dije a mí mismo que todo estaría bien, pero la realidad es otra. Tengo cáncer en un país en el que a duras penas el trabajo alcanza para sobrevivir.

Me levanto de la cama, doy un largo suspiro mientras soporto el dolor en mis entrañas y camino al baño.

Sangre.

Cepillo mis dientes, me baño y me visto con velocidad para ir a recorrer las calles de la ciudad en busca de algo con lo que matar el tiempo que me queda, antes de que el tiempo me mate a mí. No hay desayuno, solo un trago en seco y el sonido de las llaves al ritmo de mis manos temblorosas.

El día está soleado. Qué irónico. Yo orinando sangre y el sol sigue como si nada.

En días así, cuando subo al autobus y soy otro más entre la gente, no puedo evitar preguntarme cuántos habrá como yo, que caminan con la muerte al hombro sin que nadie se entere. Quizás nos reuniremos todos al final, en una sala sombría, esperando un desenlace que no llega en este mundo ni en el siguiente.

Otros días es diferente. Admito que otros días tengo la esperanza de un milagro. Pero hoy no. Hoy solo hay sangre, nauseas, la soledad de saber que estás contrarreloj y las ganas de finalmente desvanecerme en la nada.

Maldita enfermedad.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

J.D.Silva

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información