Sociedad

Un Diario De Mentiras Enquistadas – Capítulo 4 – Un Extraño Conocido

Un Diario De Mentiras Enquistadas – Capítulo 4 – Un Extraño Conocido - Sociedad

A pesar de que pasamos mucho tiempo juntos…ninguno conocía lo suficientemente al otro, o eso parecía.

Yo sabía de sus gustos, creía saber de su manera de pensar y todo lo que formaba su mundo, pero…no fue así.

Una vez tras otra me hacía daño, directa e indirectamente, aunque no lo aceptaba, él nunca me quiso.

No me quiso por su forma de excluirme de su alrededor, no lo hizo por todas aquellas mentiras que me hizo creer para que yo tranquilizara mi mente y no lo hizo por su comportamiento, día tras día.

¿Cómo se le puede estar rogando a una persona amor constantemente? ¿es normal vivir con una persona que ni tan siquiera duerme contigo porque prefiere pasar las horas y horas delante de una pantalla? ¿es lógico que una persona no satisfaga a su pareja pero esté viendo contenido sexual, esté visitando paginas y redes para ver otras chicas y…?

Bueno,yo no creí que eso fuera normal,por eso lo dejé.

No creí que fuese normal llegar de trabajar y tan siquiera poder tocar a la persona que amo, no entendí que un ordenador acaparara más la atención, que la persona que supuesta-mente amas. No pude comprender que en más de 8 años yo siempre fuera la que saliera perdiendo en todo esto, de este juego llamado “AMOR´´.

Que negaras nuestra reconciliación a una “amiga´´,que no quisieras hacer vida exterior conmigo,  que no me dejaras ver lo que había a tu alrededor y que no compartieras lo que debías compartir.

Desde el minuto uno me fallaste, pero yo como soy persona de intentar lo imposible, dejé que lo hicieras una y mil veces más.

Me hacías sentir como lo más rastrero del planeta, para decirme que mi manera de pensar o sentir era enfermiza…que era dramática, que era…millones de adjetivos que te aseguro no se le dicen a la persona que amas. Yo también te insulté, pero lo mio era por el dolor y la rabia que sentía al ver que todo para tí no era nada.

Y ahora, después de casi nueve meses que no estamos juntos, veo aún más claro todo lo que pasó y más o menos sé algunas respuestas a todas aquellas preguntas.

Sólo hay una manera de querer, desde el respeto y la comprensión…tú casi nunca demostraste eso conmigo.

Me hacías sentir mal hasta por sentir mi dolor, por llorar, por no querer hacer algo que no sentía en ese momento de enfado…me dijiste que nadie me entendería, que era demasiado sensible, reflexiva, profunda…

Hoy le pido perdón a ese extraño que un día formó parte de mí, le pido disculpas por sentirle demasiado y por querer sin condición, le digo que me arrepiento una y mil veces por haber actuado de tal manera tan intensamente sin pensar en mí…a tí, te pido disculpas por seguir amándote, aunque sepa realmente que soy para tí (nada). Pido perdón por tratar así a un extraño conocido…

Aunque mejor aún, me pediré perdón a mí misma, por hacerme sentir de la peor manera que pueda existir y valorar más a alguien que tan siquiera me ve, mientras que yo veía a través de sus ojos, azul, como el  mar…azul color cielo…todo un universo en ellos…

Y sin darme cuenta, me he perdido de nuevo, pero ahora no estás aquí, menos mal…ya no puedes hacerme daño alguno.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Almacor

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información