Cine y Televisión

Un Filósofo En La Arena: El Documental Que Todo Taurino Y Anti-Taurino Debe Ver

Un Filósofo En La Arena: El Documental Que Todo Taurino Y Anti-Taurino Debe Ver - Cine y Televisión

La tauromaquia es uno de los temas más polémicos hoy en día. En efecto, en medio de las nuevas discusiones que hay en torno al llamado “sufrimiento animal”, una práctica centrada en la muerte ritual de una creatura puede ser foco de las más acervas críticas, al igual que de los más puros elogios.

Sin embargo, a diferencia de lo que algunos pueden creer, la tauromaquia ha sido, desde siempre, “todo un tema”, que ha llevado a la reflexión y discusión a pensadores, artistas y filósofos de todos los tiempos, pasando de las figuras clásicas españolas, como Picasso, García Lorca y Almodóvar, hasta intelectuales de la talla de Albert Camus, George Bataille, Jean Cocteau, Gabriel García Márquez y Juan José Arreola.

En 2018, después de prohibiciones de la tauromaquia en diferentes lugares de España y México, el filósofo francés Francis Wolff ha decidido participar en un proyecto cinematográfico sobre la imposible tarea de captar la esencia del arte de lidiar los toros y su incierto papel en un mundo que ha decidido hacer sagrado el sufrimiento, hasta desterrarlo.

El documental, titulado Un filósofo en la arena, resulta interesante y retador por diversas razones que resultan tan paradójicas y problemáticas como la misma corrida. Por un lado, la película es una colaboración entre México, España y Francia, donde un filósofo se dedica a disertar sobre un tema que, estrictamente, no es filosófico. Para ello, el profesor Wolff no teme utilizar diferentes herramientas de la búsqueda y comprobación del conocimiento, que van desde la observación del mundo taurino hasta el análisis objetivo y honesto de los argumentos que se dan en su contra.

La película, mediante el razonamiento sencillo y una dirección brillante por parte de Jesús Muñoz y Aarón Fernández, nos transporta al centro de la arena y al supermercado, a los mataderos y a las clínicas de belleza, a las calles de la ciudad de México y a prestigiosos colegios de Francia para dialogar, desde todo punto de vista posible, deber base de todo filósofo, sobre el fenómeno de la fiesta brava.

Por si fuera poco, la cinta cuenta con la colaboración de figuras importantísimas del ámbito intelectual y cultural internacional. El premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa, la crítica de arte y escritora Catherine Millet y el ensayista George Didi-Huberman son solo algunos de los personajes que dejan oír su voz en esta genial obra sobre la reflexión crítica y la libertad en el siglo XXI.

Y es que, lo más atractivo y fundamental de esta pieza del séptimo arte, es que pone cara a cara perspectivas opuestas y enfrentadas, donde cada una se desnuda y batalla con su contrincante para, así, poder comprenderlo mejor. La película rehúye el “falso debate”, tan común en nuestros tiempos, donde una postura descalifica a la otra de golpe y cierra, por ello, cualquier posible comunicación, para abrir la verdadera discusión, que presupone comprender al otro antes de emitir un juicio sobre él.

Al enfrentar el anverso y el reverso del problema, la película se vuelva, a mi juicio, fundamental tanto para el ferviente taurino, como para su opuesto, pues permite una comprensión justa de los dos. El camino se hace a través de México y España, de Barcelona y París, del campo y la ciudad, donde el contraste sirve como medio para facilitar la observación de lo característico y el verdadero protagonista es el toro, con todo lo salvaje y hermoso que tiene su imponente figura.

No voy a ocultar que mi perspectiva de la película puede estar, hasta cierto punto, sesgada por la postura favorable del profesor Wolff hacia la tauromaquia, arte que acabo de conocer, pero que encuentro fascinante. Sin embargo, debo decir que, desde el estricto punto de vista artístico y filosófico, la cinta sí es una invitación al debate y a la comprensión, además, de una muestra de las interesantes creaciones que se pueden hacer en México, lejos de las comedias románticas y la narco-cultura.

Obra polémica y rebelde, repudiada por muchos y víctima de la censura puritana de nuestra época, Un filósofo en la arena representa la opción ideal para todo amante y adversario de los toros, así como para todo aquel que quiera seguir, con lo duro que resulta, la ardua labor de pensar.

La película ha aparecido, con muy buenas críticas en diversos festivales nacionales e internacionales. El sitio oficial ha asegurado su pronta distribución y los fanáticos del trabajo esperamos con ansia la pronta oportunidad de volver a disfrutar de la cinta.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Jorge Caballero

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información