Anuncios
Ciencia

Un Mundo Perfecto

Un Mundo Perfecto - Ciencia

La vida exige que elevemos nuestra naturaleza a la equivalencia con la nueva realidad. En lugar de repetir viejos errores, utilicemos los modelos que han quedado probados exitosamente por el tiempo.

Cada día los periódicos nos acosan con noticias que hablan del aumento de la inseguridad y de la degradación de la vida y las relaciones sociales, fruto de una irrupción descontrolada de los impulsos.

Esta verdad incuestionable simplemente nos devuelve la imagen veraz de la creciente pérdida de control sobre las emociones que tiene lugar en nuestras vidas y en las vidas de quienes nos rodean. Nadie permanece al amparo de este ciclón errático de arrebatos y arrepentimientos que, de una manera u otra, acaba salpicando toda nuestra vida.

En los últimos años venimos asistiendo a un bombardeo constante de este tipo de acontecimientos luctuosos y que constituye el fiel reflejo de nuestro grado de decadencia moral, de nuestra desesperación y de la insensatez de la conducta humana.

Los diarios de todo el mundo no son sino una crónica reiterada de la rabia y la desesperación galopantes que emanan de la atormentada soledad de unos hombres y mujeres cuya vida cotidiana les deja heridos de alguna manera, imbuidos de un sufrimiento en aumento día a día, descuidados del reconocimiento de los demás, víctimas de abusos de todo tipo y en manos de la mezquina violencia de una sociedad muy enferma y desapegada de todo acto solidario.

Este malestar emocional también es el causante directo del alarmante incremento de la depresión en todo el mundo y de las secuelas que deja tras de sí la inquietante oleada de crímenes injustificados, guerras, terrorismo y todo ese abanico de jinetes apocalípticos que nos hostiga, como los accidentes de circulación, la violencia de género, parados desahuciados que se suicidan, etc., etc., etc.

Abuso, víctimas o estrés postraumático son expresiones que hemos incorporado al léxico popular en las últimas décadas. Decía Cicerón que “transgredir es traspasar la línea, lo cual una vez hecho, cometida está la falta”. Si existe una solución aún eficaz para todo esto, ésta debe pasar por la forma de educar a nuestros jóvenes.

Nuestro viaje no puede concluir con una catástrofe definitiva o con una decisión estúpida de un anormal tarado al mando de una potencia militar. Quisiera imaginar que nuestro futuro como seres humanos no terminará algún día, sino que el autocontrol de una raza mejorada, justa, inteligente y evolucionada nos situará en el lugar que verdaderamente nos corresponde en este planeta; al servicio de la custodia y la defensa de todos sus habitantes, hombres, animales y plantas, para escuchar, resolver y trabajar en colaboración con la naturaleza.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

1 comentario

  • Estoy completamente de acuerdo, el problema radica en una decadencia moral y espiritual del ser humano y todo es una mala gestión del mismo con consecuencias que están superando expectativas.
    Si no fuera porque estoy convencida que el control de la situación no está en sus manos, esto sería un dramón.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información