Economía

Un país, dos realidades.



Un país, dos realidades. - Economía

Hoy más que nunca, todo lo que acontece en Venezuela, se encuentra frente a la atenta mirada internacional. Muchos son los elementos que se han observado y presentado en los niveles y organizaciones respectivas (ONU, OEA, CPI, entre otras), sin embargo, mientras se llega a la ansiada transición, dentro de Venezuela contrastan dos realidades. Aquellos que tienen una impresionante vida de lujos en tiempos de crisis y otros que no poseen ni siquiera lo suficiente para cubrir cabalmente sus necesidades básicas. Es decir, en Venezuela ya no existe una clase o estrato social medio, sólo alto o bajo.

Lo sorprendente de estas dos realidades es que a diferencia de la mayor parte de los países del mundo, en Venezuela, quien recibe mayor remuneración o calidad de vida, no es aquel que estudia y obtiene un título, ni siquiera el que trabaja como profesional, sino más bien el que se dedica al comercio formal o informal (dejando a un lado a los políticos, militares y demás personas vinculadas a actos delictivos y corruptos).
En este orden de ideas, no es de extrañas encontrar incluso a un buhonero (vendedor ambulante) con una ganancia superior a un profesor universitario, con doctorado incluido. En tal sentido, la aplicación de políticas económica fracasadas encabezadas por Nicolás Maduro, ha empezado a desvirtuar los valores y principios fundamentales sobre los cuales se fundamenta una sociedad. El estudio, el trabajo y la autosuperación pasan a segundo plano, en consecuencia cada vez son menos los habitantes que desean desarrollarse a nivel intelectual en un país donde no se les valora, ni se les brindan las oportunidades para alcanzar el éxito profesional. En este contexto, se ha generado un aumento progresivo de la ya conocida diáspora Venezolana.

Es que ciertamente, son pocos los que pueden mantener una gran opulencia en una economía caótica. No obstante, aun que parezca inverosímil, aún se pueden observar personas con carros nuevos, cuando en Venezuela ya no se venden, al menos no públicamente, así mismo, se pueden ver personas pagando una cena en dólares, cuando supuestamente no se maneja esa moneda y con escoltas incluidos. Cabe destacar que lo descrito, no representa un caso aislado, son varios los que se manejan en esta otra realidad. En donde vale la pena acotar, que los mismos guarda espaldas, a veces son policías a los cuales tampoco les alcanza el sueldo…

En conclusión, mientras en Venezuela algunos padecen de hambre, sed, enfermedad y desasosiego ante una situación que parece imposible de solventar, de pronto pasan por su lado personas con un nivel de riqueza inexplicable para los cuales, la idea de irse a otro país es una locura.

 

Si deseas leer más contenido similar, te invito a seguirme y a revisar este otro artículo:https://www.nocreasnada.com/la-batalla-entre-titeres

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ARPD

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información