Sociedad

¿un Psicópata En Tu Entorno?



¿un Psicópata En Tu Entorno? - Sociedad

¿Verdad que intriga detectar a una persona psicópata en nuestro entorno? En los tiempos que corren está siendo cada vez más frecuente aplicar la psicología en nuestras vidas a modo de crecimiento personal. Los conceptos de” psicología positiva”, “coach personal” y ”técnicas de mindfulness” se hacen más comunes en nuestro lenguaje, así como una creciente lista de libros que hablan sobre “gente tóxica”. Todo debido a una preocupación cada vez mayor de mejorar el bienestar emocional y de conocernos mejor a nosotros mismos.

Pues bien, a modo de conocimiento, una de las personalidades más tóxicas que nos podemos topar es la del psicópata. No son todos iguales, algunos son más peligrosos que otros, pero en mayor o menor medida, presentan las características que voy a describir a continuación.

a) Superficialidad: no es que sean superficiales hablando de telenovelas. Es una puesta en escena en la cual resultan encantadores. Cuidan su indumentaria, ya que suelen ir bien vestidos, son educados, sociables y tienen una gran habilidad para proyectar una imagen de persona perfecta.

b) Grandiosos: se presentan como individuos de éxito, grandes emprendedores con buena ideas, trabajadores sin igual. Es hasta posible que posean un grupo de acólitos que hagan marketing de su imagen. Esta cualidad nos puede hacer pensar en el grupo de una secta, en un partido político, e, incluso, en un ámbito laboral, y no estaremos desacertados…., ya que resultan personajes entrañables que se mueven como pez en el agua en según qué sectores.

c) Engañosos: tienen un halo de ocultismo. A medida que los vamos conociendo, nuestro instinto nos avisa de que desconfiemos. ¿Son sinceras las emociones que muestran? Si algo del manifiesto que hacen nos resulta chocante es que, probablemente, estén fingiendo. ¿Nunca habéis estado en alguna situación en que la otra persona está diciendo que se alegra por nosotros en algún aspecto positivo de nuestras vidas, nos presta atención, pero en cambio nos sentimos incómodos?

d) Ausencia de culpa: ellos nunca hacen nada mal. No toleran la crítica y se muestran irritados o agresivos si hacemos hincapié en ello. Si el psicópata quiere ser pacífico y diplomático, lo más probable es que se escude en una rotunda historia acerca de su manera de proceder, siempre correcta, y deje poco lugar a la réplica. Si hay una relación de confianza más avanzada, acabarás siendo tú la persona culpable de que las cosas hayan salido mal.

A decir verdad, este es un punto que presentan muchas personas por tener un temperamento orgulloso, pero no significa que sean psicópatas si es un rasgo aislado en su carácter.

e) Siempre buscan su beneficio personal: es una constante en su personalidad. Como dice el refrán: “no dan puntada sin hilo”. Las relaciones de amistad siempre tienen una parte lucrativa, pero no a nivel de sentir una conexión emocional con la otra persona de igual a igual. No conciben una amistad si no extraen algo de ella a nivel material o de influencia. Además, con el tiempo, estas relaciones destacan por un desequilibrio donde ellos solo reciben y los demás solo les dan.

Esa búsqueda de beneficio propio hace que no tengan escrúpulos a la hora de actuar. Pasan por encima de cualquiera con tal de conseguir el objetivo que tienen fijado. Esta manera de navegar a través de la sociedad con total impunidad nos lleva al siguiente punto.

f) Impulsividad y falta de sentido común: la acción impulsiva viene reforzada por la falta de empatía que presentan. No les importa lo que ocasionan. Ellos se lanzan a hacer lo que quieren. Parece una falta de sentido común, pero es más una ausencia de miedos a las consecuencias de sus actos. Esa sería la manera de razonar de un psicópata en acciones más perversas que en las simples de comer y descansar

¿Qué haría un animal si tiene hambre? Comer. Y, ¿si está cansado? Pues echarse a descansar. ¿Miedo a las consecuencias? ¿Qué consecuencias? ¿No tengo derecho, acaso, a obtener lo que me pide el cuerpo?

g) Deficiencia en el autocontrol: otra característica que encadena con la anterior. Al ser impulsivos y no tener capacidad para controlarse, puesto que les cuesta entender por qué tienen que parar de hacer lo que hacen, les lleva a abusar de vicios. Con frecuencia están enganchados a cualquier aspecto que genere adicción (y que les permita su economía): alcohol, tabaco, drogas, sexo,…

La falta de autocontrol también deriva en violencia, tanto física como psicológica, ya que generan una ira tan potente que no son capaces de dominarla, o, directamente, no quieren.

h) Estilo de vida parasitaria: por mucho éxito que proyecten, siempre van a necesitar vivir de los demás. Consiguen escalar en el ambiente que se les ponga por delante con técnicas engañosas y actos mezquinos. Otros no consiguen nada, pero lo fingen para que algún cándido invierta en ellos. A nivel social, son lo que se denominan “vampiros emocionales”, es decir, se nutren de las reacciones y emociones de los que tienen a su alrededor absorbiendo su energía dependiendo del grado de proximidad que se tenga con ellos.

¿Conoce el lector de este artículo a alguien que reúna todas las características o la mayoría de ellas? No es una pregunta fácil de responder porque no es fácil identificar todos esos rasgos sin haber observado muy estrechamente a un individuo así. Además, las personas no psicópatas presentan una gran vulnerabilidad a caer en la redes del psicópata sin darse cuenta, ya que no estamos diseñados para entender este tipo de comportamientos. Cuanto más nos alejemos de estos rasgos, más propensos estaremos de convertirnos en una víctima. Sobre este tema que dejo caer en este párrafo hablaré en el próximo capítulo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.90 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Villalba

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información