Sociedad

Un Relato Sobrenatural

Un Relato Sobrenatural - Sociedad

Viendo videos de historias de terror, escuché la siguiente historia:

“Una pareja se hospedó en un hotel. Durante la noche, mientras dormían, él escuchó como su esposa se levantaba al baño, luego claramente oyó que ella estaba sollozando tratando de no ser oída y por último comenzó a escuchar los gritos de su mujer pidiendo su auxilio con las palabras ¡me quiere matar, me quiere matar! Su sorpresa fue grande cuando, al incorporarse de la cama, su señora estaba al lado de él agitada. Ella entonces le contó que había tenido una pesadilla en donde veía como él iba al baño y empezaba a llorar, para después comenzar a gritar pidiendo ayuda diciendo exactamente lo mismo que él había escuchado.”

Este relato es verídico. Después de esa noche pidieron que les cambiaran de habitación y en la recepción les dijeron que otros clientes se habían quejado de cosas parecidas. Luego de aquel suceso no les volvió a pasar nada similar.

Quería compartirles esta historia, porque a mí me sucedió algo ligeramente parecido con mi hermana cuando éramos niñas, pero esto sucedió en nuestra propia casa.

Teníamos no más de 11 años cuando un día peleamos con mi papá porque no queríamos ayudarle con los quehaceres de la casa; las dos nos enojamos con él, sinceramente fuimos hasta groseras, y nos fuimos a encerrar a nuestro cuarto.

En ese tiempo teníamos literas, mi hermana dormía en la parte de arriba y yo abajo. Estábamos acostadas descansando cuando de repente escuché la voz de mujer que me llamaba por mi nombre, me asusté, mi mamá no estaba en ese momento y la voz que escuché era la de una adulta; pero aun así, estaba dudosa, pensé que quizá sí era mi hermanita la que me había llamado y quería jugarme una broma con ese extraño timbre al hablar. Todo esto lo pensé en apenas segundos, mientras lo hacía, me asomé lentamente mirando hacia arriba para preguntarle si ella me había dirigido la palabra.

Estaba asomando mi cabeza cuando ella, al mismo tiempo, hizo lo mismo: asomó su cabeza hacia abajo y me preguntó: ¿Tú me llamaste?, le contesté que no. En ese momento las dos salimos corriendo con mi papá llorando de lo asustadas que estábamos. Mi papá nos miró con desconcierto y puso cara de sorpresa; pero no parecía creernos una sola palabra, incluso nos dijo jugando “seguro era el chamuco” y se rió.

A veces suceden cosas que no comprendemos. Fuera de esta anécdota nunca viví nada sobrenatural en ese departamento a excepción quizá de ciertas pesadillas recurrentes que me acosaban, pero nunca las vinculé al lugar. Quizá sólo era el universo tratando de corregir nuestro mal comportamiento, quizá.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

blanestrod

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información