Literatura

Un trago mas, por favor. 3

Un trago mas, por favor. 3 - Literatura

A pesar de no tener conciencia de absolutamente nada y su mente se encontrara apagada, su cuerpo se estaba desplazando al lugar que dentro de unas horas, pasaría a ser su ¿casa, residencia, hogar temporal? ¿que clase de nombre se le podría poner al lugar donde vas a estar retenido en contra de tu voluntad?
Pasaron horas antes de llegar a su destino. Ya no había carretera de cemento,  solo había un camino de tierra bastante irregular que hacía que el carro se balanceara de un lado a otro de manera brusca, dejando que su cuerpo, aun inerte, se tambalease.
Pasó bastante tiempo hasta que por fin, empezó a volver en si. Dudando de los pocos recuerdos que tenia, intentó llevarse una mano a la cabeza, pero no pudo, entonces se dio cuenta de que esa misma mano estaba dentro de unas esposas. Hacía bastante frío y la iluminación era lo bastante baja como para no poder ver algo mas allá de un metro o menos de distancia. El silencio era ensordecedor, parecía que su torpe lucha con las esposas hacia un ruido brutalmente fuerte.
No entendía nada de lo que estaba pasando, solo sentía miedo, un miedo que le provocaba que se le erizaran los pelos de sus brazos y un incomodo escalofrío le recorriera la espalda mientras sus ojos se iban llenando de lagrimas ante la incertidumbre. No quería aceptarlo, pero solo le quedaba esperar a que algo pasara o alguien apareciera, con la esperanza de que no le hicieran daño.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

MariaFernandaO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.