Literatura

Una Cometa En Febrero

Una Cometa En Febrero - Literatura
Érase una vez un cielo despejado; sin cableado, sin nubes, sin ningún tipo de advertencia visual. Y érase esa misma vez una cometa roja con larga cola y lento andar, era roja en la parte de arriba y su nariz como redonda como chata, tenía una pita delgada, dado que ella era una pequeña cometa de bolsillo de esas que caben en la maleta, que quieres llevar a todo lado.
Un día, esta roja cometa salió a elevarse como era habitual en fechas de vientos fuertes y brisas tempestuosas. Pero esta vez había algo diferente, quizá se alejó un poco más de lo habitual y a lo lejos vio un árbol con copa sin hojas, pero en general lleno de ramas y frondosas hojas verdes y rizadas, un tronco ancho y fuerte; quizá roble, lo curioso era un pequeño orificio a la mitad de lo que parecía ser su rostro, parecía como una colita de ardilla asomada por su nariz, a lo lejos sintió curiosidad pero ese aspecto tan fuerte y altivo hizo que su primera impresión del árbol no fuera tan positiva.
Una vez se le acerco demasiado; el árbol sintió curiosidad de ese hermosa cometa pero no sabía de qué forma hablarle, así que como muchos árboles dijo tonterías, como que gustaba del olor de las rosas o que le hubiese gustado ser un clavel o quizá una margarita; lo que a la cometa le causaba gracia porque veía que el árbol poco a poco mostraba más el tronco del cual provenía.

 

Un día, la cometa decidió vencer el miedo y enredarse en el árbol, así tendría más tiempo de conocerlo. Duraron todo el día juntos y ese día bastó para que la cometa se diera cuenta que aquel duro roble no era un mal árbol, sólo era así por necesidad, porque el hombre lastima a los de su clase y por eso él se forjo de fuerza externa para cubrir su valioso interior.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

soyjulyandrea

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información