Salud

Una familia que no siente dolor

Una familia que no siente dolor - Salud

¿Te imaginas romperte un brazo y no sentir ningún dolor? Pues los Marsilis, una familia italiana puede hacerlo, sufren una rara mutación genética que les causa una sensibilidad extremadamente baja al dolor, lo que significa que se han roto huesos y han tenido lesiones dolorosas sin apenas darse cuenta. La familia Marsilis se compone de: la madre, de 78 años, sus dos hijas (de 52 y 50 años), y los hijos de estas (dos niños y una niña, de 24, 21 y 16 años respectivamente). Los científicos han estado estudiando a esta fascinante familia para tratar de comprender los genes responsables de este “problema” y así poder crear nuevas técnicas para curar el dolor. En “homenaje” a esta familia (que son las únicas personas conocidas con esta mutación genética) los investigadores la han denominado síndrome de Marsili.

El doctor James Cox del University College de Londres es el principal investigador de esta familia y afirma que “Los miembros de esta familia pueden quemarse o experimentar fracturas óseas sin dolor, pero tienen una densidad de fibra nerviosa intraepidérmica normal, lo que significa que sus nervios están allí, pero simplemente no funcionan” Para los científicos que estudian a esta curiosa familia, el ADN de cada miembro de la familia es una herramienta valiosísima ya que criaron ratones que tenían la misma mutación en el gen y como se imaginaban, estos ratones también tenían una considerable intolerancia al dolor. Todas estas investigaciones son muy importantes para descubrir nuevos medicamentos para aliviar dolores crónicos.

La BBC News entrevistó a Letizia Marsili, una de las hijas, de 52 años en la que explicaba que nunca habían visto la condición como algo negativo, aunque también tiene sus desventajas ya que en diversas ocasiones se han quemado ya que no notan que la comida o la bebida que están tomando están demasiado caliente. Otro problema es que el joven de 24 años tiene los tobillos extremadamente delicados debido a numerosas fracturas hechas mientras jugaba al fútbol.

¿Conocíais la historia de esta extraña familia? ¿Qué opináis de las investigaciones médicas?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.92 - 13 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Morgana

4 comentarios

    • Hola Marianella! La verdad es que tiene que ser toda una experiencia el hecho de coger algo caliente con las manos y no sentir ese chispazo de dolor o hacerte un esguince y no notar absolutamente nada. Estoy de acuerdo contigo en que es un arma de doble filo ya que tendrán que ser muy cuidadosos en su vida diaria. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo!

  • pues lo veo curioso, aunque casi que es más una desventaja que una ventaja. Todos quisiéramos no tener dolor, pero resulta que, si el dolor sirve para avisarnos de algo que ocurre, y esa función no existe, las calamidades que se pueden sufrir son numerosas. Por otra parte, si sirve para que los investigadores encuentren nuevos fármacos para el dolor crónico, me parece fenomenal. Al menos, esta familia tendrá algo muy bueno para aportar a la sociedad.
    Felicidades por tu artículo. Me ha parecido muy interesante. Saludos cordiales

    • Totalmente de acuerdo contigo Chus Rosillo. Yo también pienso que es más una desventaja ya que no puedes saber cuándo tu cuerpo está en peligro (por ejemplo el chico que juega al fútbol con sus lesiones). Creo que a veces el dolor nos indica que algo no funciona bien en nuestro cuerpo y eso es muy importante. Es cierto que aportarán algo muy importante a la ciencia gracias a su condición. Muchas gracias por tu comentario. Un saludo!!

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información