Literatura

Una Matriz Dofa de 4 Demonios

Una Matriz Dofa de 4 Demonios - Literatura

Roberto un joven moreno de 42 años, empresario con un máster en recursos humanos, graduado cun laude, con mucho éxito, un hombre sumamente inteligente, caballeroso, y galante; es de aquellos que están en extinción, con un gran poder de envolver a cualquier mujer haciéndola caer en sus brazos.

Propietario de una de las cadenas de hoteles más grandes de alta rotación en el país, es un genio para los negocios, aventurero y le gusta arriesgar todo para ganar. Arrancó su negocio con la filosofía de que a las personas lo que más le gusta hacer en esta vida son tres cosas: comer, beber y hacer el amor, sin ellas es imposible vivir.

Fiel amante de la belleza que caracteriza a la mujer venezolana, su vida puede ser definida en pocas palabras por una sencilla matriz Dofa; que se inicia con el cruce entre las variables, y esta compuesta básicamente por cuatro factores que son las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, generalmente son utilizados en mediciones.

Para este hombre su matriz dofa está compuesta por nombres de féminas, el lugar de las oportunidades: lo posee Laura, el lugar de las amenazas: le corresponde a Elizabeth, el lugar de las debilidades: pertenece a Deborah y el de las fortalezas: es el asignado para Dayana.

Cada una de ellas representa uno de los apoyos que sostienen la vida de Roberto.

No puede vivir con ellas, pero sin ellas tampoco, ya que son sus pilares; lo diferente que hace esta historia especial es que las cuatro son plenamente conscientes de la existencia de cada una de las otras, saben claramente que no son únicas en la vida de él, y que tienen que aprender a compartir la una con la otra así de simple.

Se tienen que repartir las migajas o miserias en el tiempo que él les pueda dar, conformándose solo con un poco de placer a cuenta gotas formado por caricias llenas de humo, las cuales vienen tan rápido que no se sienten, son incapaces de percibirse, y dejan un detestable sabor dulce amargo al final de ellas en los labios, además de las ganas incontrolables en la piel de tener más, ganas que por supuesto se quedarán sin satisfacer, hasta el momento cuando le corresponda nuevamente a cada una de ellas volver a sentir.

Todo esto como si se tratara de las cuatro bases de una pirámide, la cual se aprecia al levantar la matriz Dofa justo por el punto medio, donde se distingue claramente el nombre de Roberto en el centro de sus cuatro mujeres.

Laura, una bella joven empresaria con muchísimo éxito de 39 años, con un nivel muy alto de vida, dos hijos de un divorcio anterior, sumamente inteligente, con una gran cantidad de negocios tanto en el exterior como en el país.

Tiene un Doctorado en Matemáticas y un magíster en Física de la Universidad de Oxford, creó todo su imperio tomando como base la aplicación de la sucesión matemática de Fibonacci y su utilización como principal instrumento para ayudar a las proyecciones financieras de las empresas, con la aplicación de sencillos cálculos secuenciales.

Promocionando su utilización en índices bursátiles que son manejados actualmente por las casas de bolsas como mecanismo para predecir la tendencia al alza y a la bajas del punto de inflexión en determinados momentos.

Ella es muy analítica, no lo puede evitar, está en su sangre, siempre en la cabeza tiene un plan B, no vive sin cálculos, ni senos, ni cósenos, y mucho menos sin sus adoradas tangentes, se viste de Herrera, sus carteras son loewe, la ropa de diario mango, y no tiene tiempo para sus hijos a los cuales cuida su madre desde que nacieron, a la cual llaman mamá en lugar de abuela, con la cual conviven todos sus días. Se enfrenta actualmente a una demanda con el padre de sus hijos por la custodia, la cual ya tiene ganada de antemano por ser amiga del juez.

Dayana de tan solo 24 años, joven muy bonita y alocada, disfruta de la vida sin escatimarse, llena de bellos tatuajes, tiene un piercing en los labios, en los senos y otro más abajo, no estudió ninguna carrera, le gusta ir a bailar todas las noches, le gusta beber, le gusta disfrutar del sexo según sea el día y con quien le provoque, piensa que el corazón siempre se debe meter debajo de la cama en una maleta y arriba las hormonas y algo más. Ella irradia alegría y vida a través de sus poros, es una mujer que está siempre feliz, sencillamente no se amarga y le gusta sacarles las sonrisas a las personas.

Trabaja como empleada en una tienda de un centro comercial, su sueldo se lo gasta en ella y no ahorra nada. Se dedica básicamente a vivir su vida, a disfrutar de las cosas sin ningún tipo de dogmas ni paradigmas mentales.

Deborah 32 años, encargada de una tienda en el centro de Caracas, madre soltera de un niño de 3 años, vive con su madre que le cuida al niño cuando ella trabaja; su vida transcurre todos los días sin ningún tipo de emoción ni eventualidad, de la casa al trabajo, del trabajo a la casa, los días se le van viendo el mismo programa de televisión, comiendo lo mismo, tomando el mismo taxi, ella siempre tiene el pensamiento de que la base de todo éxito está en el orden y la planificación, toda su vida funciona siempre con la misma rutina sin ningún tipo de alteración, con un conjunto de pautas, pasos y directrices que debe seguir un día sí y otro también, es metódica con todo lo que hace y en cada uno de sus hábitos, obsesiva compulsiva hasta el punto de tener los billetes en la cartera en riguroso orden correlativo de acuerdo al número de los seriales, las monedas en bolsitas separadas pero es sumamente soñadora, cariñosa, bella y cuando ama da todo.

Elizabeth 30 años, contadora pública, vive actualmente sola, su familia está toda en el interior del país, perfeccionista compulsiva con todo lo que hace, inclusive con ella misma, se dedica a realizar balances, auditorias, impuestos y asesorías contables en diversas empresas, pero no creé en el amor, todo como consecuencia de un fracaso anterior, está llena de odios y con una gran cantidad de miedos que tiene que cargar a cuestas en la espalda los cuales le impiden ser feliz.

Roberto organiza su vida y su tiempo de tal forma y manera que pueda permitirse ver a las cuatro, estar y mantener relaciones con ellas siempre, a las cuales siempre trata como reinas, las quiere, consciente y procura que ninguna se sienta mal, ni que les falte nada, ni mucho menos que se sientan abandonadas.

Era como si tuviera cada uno de sus movimientos completamente planificados y calculados, como si se tratara de estrategias perfectamente organizadas y diseñadas para no dejar ningún frente de guerra descubierto por donde pudiera ser atacado.

Pero en un determinado momento algo falló, cometió el grave error de confundir las amenazas con las debilidades creyendo que son lo mismo, pues no, estaba equivocado.

Una de las cuatro decidió que ya era la hora de terminar con todo éste juego; de ponerle punto y final, ya que ella tenía la plena convicción de que había algo más allá, sencillamente no lo iba a soportar, estaba obstinada de tener que compartir su amor con las otras tres.

Tomo la iniciativa de analizar detalladamente cada uno de los aspectos que formaban parte en esta relación, evaluando metódicamente las circunstancias que rodeaban todo, se planteó la hipótesis de que si él está con cuatro mujeres al mismo tiempo y todas estamos enteradas de la existencia de cada una, pensó claro que puede ser factible que existiera alguna más sin que nosotras nos enteremos.

Este fue el punto de partida para iniciar su plan.

Efectivamente ella decidió que era hora de investigar, comenzó con una búsqueda muy profunda utilizando el medio más fácil que tenía a su alcance, que era preguntarle al profeta que todo lo sabe, “San Google”.

Descubrió que Roberto tenía una cuenta en Instagram con fotos de cada una de nosotras, y para más colmos público, le fue más fácil aún, él dejó este frente descubierto confiado que no podía ser atacado, se equivocó, ni pensó que a alguna de sus cuatro mujeres se le ocurriría investigar, las subestimo, no tenía ningún plan de contingencia para esta emergencia.

En instagram ella pudo observar cada uno de los rostros de cada una de ellas, y partiendo de esta base, contrató a alguien más especializado en el área de la investigación el cual se ocupara de localizarlas, pues todas sabían de la existencia de todas, pero no de sus nombres.

Al cabo de unos meses ya logró tener todos los datos completos de las otras tres, posteriormente le fue muy fácil contactarlas, su mayor sorpresa fue que las otras aceptaron el planteamiento que ella les propuso, el cual era indagar mas allá de la existencia de ellas mismas para terminar definitivamente con esta situación, pues tenía la sospecha de que había alguien más, influenciándolas logró que las otras comenzaran a dudar.

Efectivamente, se reunieron cara a cara las cuatro, cuatro de los nueve infiernos de Dante, sólo que esta vez no son de Dante sino de Roberto, juntos en cuerpos de mujeres, mujeres con trasfondos para hablar cordialmente o hipócritamente de la existencia de cada una de ellas.

Al principio todo resultó muy tenso, pero al reaccionar cayeron en cuenta que esta guerra no es entre ellas, sino que lo principal era que debían unirse en batalla contra él.

Se organizaron las cuatro de tal manera que cada una tenía que realizar una búsqueda exhaustiva para llegar a la respuesta, era como si hubieran ideado una conspiración o un complot perfectamente elaborado para que Roberto cayera irremediablemente en alguna de las cuatro telarañas, donde cada una de ellas esperaría pacientemente a un lado para comerserselo.

Laura cubría el frente del ámbito social, tales como eventos, fiestas, cenas y agasajos; ya que Roberto formaba parte del mismo círculo de amistades que ella frecuentaba y tenían muchos conocidos en común.

Dayana estaba encargada de contactar a todas sus amigas que trabajaban en las tiendas del centro comercial, para que le dieran razón de cualquier compra que él realizara, ya que era muy frecuente verlo en ese lugar.

Deborah era la encargada de buscar en Internet todo lo referente a cualquier noticia sobre él, ya que él era una figura pública.

Elizabeth tenía muchos contactos con los presidentes y gerentes de diversas empresas, a las cuales le realizaba trabajos, era una excelente contadora y tenía muchas personas que le debían favores, de esta forma podía saber inmediatamente de cualquier negociación que Roberto realizara con alguna de estas organizaciones y así poder seguirle los pasos.

Y de esta forma empezó ataque contra Roberto, se unieron las cuatro para formar una sola, lo peor era que el pobre de Roberto, si se le puede decir pobre a semejante hombre, ni se imaginó la confabulación de sus cuatro demonios contra él.

Después de meses en intensa búsqueda encontraron la respuesta, ciertamente mucha razón tiene el dicho que dice;

“si buscas encontraras, pero puede ser que lo que encuentres no te gustará”

El planteamiento base de la que orquestó todo esto no era falso, era verdadero, no solo eran cuatro sino cinco, la única y gran diferencia en toda esta trama era que ellas eran las amantes y la otra era su esposa desde hace ya más de seis años.

Revelándose toda la verdad de la manera más tonta posible, fue en el momento en que Roberto quiso poner una de sus propiedades a nombre de su esposa y le dieron el pitazo a Elizabeth, ya que tenía conocidos en todos los registros mercantiles de la ciudad.

Si, efectivamente… él era casado, y ninguna de las cuatro se lo imagino,

¿Como hacía Roberto para repartir el tiempo no con cuatro sino con cinco?,

Nadie lo sabe, y nadie lo sabrá, la respuesta solo la tiene el mismo y Dios que todo lo ve.

Al pasar de los años, tres de las cuatro mujeres terminaron con él, solo quedó una, la que organizó todo perfectamente, tuvo éxito en su plan, el cual fue realmente eliminar a la competencia, y lo logró sin lugar a dudas, una gran estratega en todas sus palabras.

Se encuentra plenamente conforme con los resultados obtenidos, ahora solo lo comparte con una, su esposa,  la cual no amerita ningún tipo de peligro para ella.

La pobre de la esposa, que en realidad es la única víctima de todo esto, ni se enteró que su esposo tenía a cuatro mujeres, es decir, cuatro demonios con las cuales repartía su amor, su deseo, pasión, y algo más.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aixa Canosa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información