Literatura

Una Mujer En Pausa.

Una Mujer En Pausa. - Literatura

Hoy no estoy.
Porque no quiero estar.
Porque el pensamiento me pesa más que la voluntad.
Porque no quiero responder.
Porque no siento el deber.
Porque no quiero estar.
Porque hay un dia de la ausencia para todos. Y para muchos otros hay décadas, décadas de interrogación.
Hoy son sólo aromas, recuerdos, esas cosas que no sirven pero son las que nos hacen viejos.
Hoy la que no está soy yo, y todas las ausencias me suplantan.
El colorido de las tortas de cumpleaños que nos hacia la abuela, con sus perlas plateadas comestibles de todos los años.Nunca le encontré significado hasta que me faltaron.
Su perfume mezcla de flores y madera, nunca supe lo delicioso que era hasta que ya no estaba en mis prendas.
Las voces en mi cabeza que ya no sé si son de ellos o me las invento para creer que aún las recuerdo.
Sus silencios, mientras me miraba. Como queriendo comprender algo que no tiene causa.
Él y sus enormes brazos y pequeña valentía, teniamos mucho que aprender antes de querernos.
Ella y su insistencia por caerme bien, que ganó por muchos años mi cariño.
Ella, que no me suelta aunque sabe que me estoy yendo.
Él, que me dijo » te amo » sin saber lo que causaría. Una batalla de años, descubriendo el amor, la verdad y el desengaño.
Él, que miente y piensa que le creo.
Y él, que omite la verdad.
Asi, una vida propagando ellos y ellas.
Quizás esta vida no sea mas que eso, una novela o un cuento.
Con principales y secundarios.
Con «ella» traición
Con «él» desconsuelo.
Con «ellos» amigos.
Con «ellas» compañeras.
Con «él» amigo, que quiso ser algo que no era.
Con «él» amigo, que quise que fuera algo que no iba a ser.
Con «él» desentendido que supera el medio siglo de vida sin saber para qué.
Con «él» que no conocemos aún pero esperamos que sea mejor que… y con menos «esto» y mas «aquello» pero que me ame tal cual soy.
Con «ella» y su humor antes de irse para no volver.
Con «él» y sus pausas para terminarse de entender.
Con «él» que no sabe de lealtad, y si la supo por instantes la ignoró.
Y yo que hice exactamente lo mismo.
Con «ella» que no sabe qué pero pelea.
Con «ella» que sabe pero no hace nada con su saber.
Con «ellos» que es deber quererlos. Compromiso de años y sangre compartida.
Y «él» que aunque sé quien es no puedo dejar de quererlo. Con ese karma.
Con él que me quiso y lo quise pero no era el momento.
Con «él» , maravilloso él que nunca supe que le pasaba, pero lo amé con todas mis ganas de entenderlo.
Con «ella» que no tenemos nada en común y nada nos separa.
Con «ella» y su soberbia revelada.
Con «ella» que no está y siempre me hace falta.
Con «ella» y su recuerdo que no sé si recuerdo la realidad o un rezago de un recuerdo que me basta para extrañarla.
Con «ella» y su perfume de señora rozando los 60.
«Ella» y sus tesitos de medio litro mas o menos, en una taza extraordinariamente grande con una esperanza extraordinariamente fiel. Con unos pancitos caseros que desde ese dia que se fue ya no encuentro.
«Él» y su aroma a café instantáneo y cigarrillos por la mañana.
«Él» , el príncipe de mi alma, con su olor a sol en su pelaje blanco y negro y los ojos verdes tan verdes como las plantas, que destroza con sus dientes, divertido, todas las mañanas.
«Ella» que habla, de cualquier persona que pasa por su ventana.
«Ella» que está muriendo sola. Tan vacia como sus palabras.
«Él» que me ama de una manera extraña.
Y «él» que me ama de muchas maneras.
Y asi, infinitas imágenes hoy me reemplazan.
Yo voy a andar por un rincón que nadie conoce de mi. Reconstruyendome.
No sé exactamente para qué.
No sé cuanto tiempo me quede allí.
Cuando me veas, vas a ver a una mujer en pausa. Aunque si pudieras acompañarme al lugar a donde voy, sabrías que no estoy parada. Voy a pintar el rincón de realidades y sobre ellas voy a formar metas. No tengo idea si estan bien o mal. Ellas me lo dirán mientras las acomode.
Me gustaría que me acompañaras, en las noches hace frio y me aburre hablar conmigo misma. Pero es mejor que vaya sola, a veces sólo paso un dia, o una semana.
No es tanto.
Vas a entender cuando esté regresando.
Mientras tanto no estoy.
Hoy no.
Hoy te dejo mis recuerdos trabajando.
No me hables a no ser que quieras escucharlos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Noel Fosster

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información