Literatura

Una “pequeña” Historia De La Guerra De Los Balcanes

Una “pequeña” Historia De La Guerra De Los Balcanes - Literatura

Una “pequeña” historia de la Guerra de los Balcanes

Hay pocos sitios peligrosos en los que un periodista de verdad no quiera estar. A veces parece como si quisieran ser parte de la noticia, pero a decir verdad, lo hacen porque quieren dar a conocer la realidad de un asunto. Luego cada periodista tiene su manera de contar las cosas, incluso si se trata de un reportero gráfico, que lo que quiere es captar con su cámara algo digno de contar al mundo. Hace un año me encontré con uno de esos periodistas diferentes. Se trata de Joe Sacco, un americano que lo que hace es contar historias reales a través de las viñetas que él mismo dibuja. Fue en su libro Notas al pie de Gaza -en donde intentaba reconstruir la masacre de Jan Yunis y Rafah (1956)- como tuve mi primer contacto con su obra. Y ahora ha llegado el segundo, Gorazde (Zona Segura).

En esta ocasión Sacco trae a colación la guerra de los Balcanes, esa que durante gran parte de los noventa hizo recordar a Europa tiempos pasados. Pues bien, Sacco decide un día viajar a Bosnia para ver lo que está pasando allí, y sale con una historia que contar, la de Gorazde, una ciudad al este de Bosnia que casi no interesaba a los periodistas que estaban contando la guerra durante aquellos años. No sé como lo hace, pero parece que es un experto en contar grandes historias a partir de cosas que pasan desapercibidas.

En Gorazde (Zona Segura) nos va contando el día a día de los pocos que quedan en una ciudad que ha sufrido los estragos de una guerra caótica y llena de odio. Allí descubre lo que es vivir aislado del resto del mundo, incluso del resto del país. Nos presenta a una serie de personas que sueñan con poder salir de allí, pero que no pueden, porque solo hay “un pasillo abierto” para llegar a Sarajevo. Tal y como ya había descubierto en Notas al pie de Gaza, Sacco entabla una buena relación con los habitantes de la ciudad, y gracias a ellos puede contar historias que poco a poco pueden ir reconstruyendo lo que había ocurrido tan solo unos meses antes. Habla de las grandes vergüenzas de la guerra de los Balcanes, como el genocidio de Srebrenica. Habla de como los que antes eran vecinos ahora se pueden odiar. Y habla, de la mano de los testigos, de los atrocidades que se cometieron allí. Algo que estuvo ocurriendo en un rincón de Europa durante unos años en los que todos vivíamos como si no pasara nada.

El estilo del dibujo es el mismo que había visto en Notas al pie de Gaza, y me encanta. Son viñetas en blanco y negro, de trazo bastante realista, y que te permiten sentir el miedo y la angustia de los sucesos narrados, pero también de los buenos momentos que hay entre esas personas que intentaban empezar de nuevo. Además, la edición que yo he leído es una especial, que cuenta con una introducción a la historia contada por el propio Sacco, en donde explica sus razones para viajar a Bosnia y nos muestra algunas fotografías de Gorazde, las mismas que le sirven para luego hacer sus increíbles dibujos. Y todo termina con algunas reflexiones y con una interesante entrevista al autor a propósito de todo el trabajo y de todo lo vivido para hacer esta increíble obra.

Gorazde (Zona Segura) es una muestra de un trabajo periodístico bien hecho. Las historias no pueden ser simples titulares de prensa con cuatro ideas superficiales. Así no se puede contar la realidad. El duro trabajo que tiene que hacer un periodista está en un libro como este. Y por eso, hay que otorgarle su gran mérito. Cualquier precio que puedas pagar por un trabajo como este será siempre barato. Lectura imprescindible.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

2 comentarios

  • Un país que pagó las consecuencias de no seguir los dictados del Club Bilderberg y del FMI. Si Rusia no se hubiera encontrado de rodillas frente a los Estados Unidos, por su situación de quiebra técnica tras setenta años de régimen comunista, seguramente no se hubiese atrevido a desencadenar ese conflicto.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información