Deporte

Valencia 0 – Juventus 2 `¡puedo Ser Peor!

Valencia 0 – Juventus 2 `¡puedo Ser Peor! - Deporte

Este es un artículo de esos que cuesta escribir; pero uno no puede hablar solo cuando las cosas van bien o siempre con medias tintas. De modo que vayamos al grano.

El himno de la champions volvía a sonar ayer en Mestalla tres años después; la ilusión se respiraba en el ambiente y el estadio presentaba un llenazo increíble, se recibía a la Juventus de Turín ni más ni menos con Cristiano Ronaldo a la cabeza y la expectativa del aficionado medio del Valencia era la siguiente. ´Se perdiese o se ganase, querían ver a su equipo competir de tu a tu con un gigante de Europa.´

Nada más lejos; el Valencia salió al campo con un once inédito, con muchos cambios con respecto a los encuentros de Liga; volvían Murillo y Vezo por ejemplo, Batshuayi estrenaba titularidad y el conjunto che en lineas generales presentaba un equipo para competir.

Pero tan pronto como pisaron el verde, los valencianistas entregaron el balón a la Juve sin condiciones y se limitaron a enrocarse; pasaron veinte minutos de infierno en los que la vecchia signora nos perdonó hasta en cuatro ocasiones, desperdiciando ocasiones de gol cantadas y obligando a Neto a emplearse a fondo. Fue entonces cuando ocurrió, el partido dio un giro inesperado que nadie habría imaginado; Murillo logró sacar a Ronaldo de sus casillas y este le propino un leve bofetón y, ante la exageración del central valencianista, Ronaldo insistió con un agarrón al pelo del ecuatoriano, la trifulca estaba servida, jugadores de ambos bandos llenaron el área valencianista empujándose y dedicándose cariñosas palabras; el arbitro los separaba y Ronaldo se alejaba lentamente de la escena, para ese entonces el asistente de área del señor Felix Brych ya le estaba diciendo al arbitro principal lo que el había visto claramente, el alemán no dudo y mostró la cartulina roja a un Ronaldo que, desconsolado y abrumado por la rabia rompió en llanto mientras se encaminaba hacia los vestuarios.

Mestalla respiró de alivio; la estrella del equipo italiano abandonaba el cesped sin conectar balón alguno con las mallas de Neto, la Juve se quedaba más de setenta minutos de juego con un hombre menos jugando en casa del rival y el marcador aún marcaba iguales a cero, era una oportunidad de oro; Marcelino lo sabía y los jugadores en seguida recibieron la orden de atacar con todo y, aún con todo arriba, el Valencia apenas logró inquietar la meta rival y, en cambio la Juve no se encerró, asumió durante algunos minutos sentirse inferior, pero era todo un espejismo; justo al borde de los cuarenta y cinco minutos de jurgo en otra jugada más que no acabo en gol de milagro, el capitán valencianista; Dani Parejo, realizó un penalti que durante años será mostrado en las escuelas de fútbol como ejemplo de lo que no se debe hacer, el balón botó demasiado y Parejo en su ansía por despejar un peligro que ya había pasado su punto más amenazador, levantó la pierna de más y golpeó con los tacos la cabeza de el ex-valencianista Cancelo; se mascaba la tragedia, el colegiado señaló el punto de penalti y, sin Ronaldo en el campo, Pjanic cogió el balón y lanzó desde los once metros… el resultado de ese lanzamiento fue un Valencia hundido que se retiro al túnel de vestuarios perdiendo de uno y habiendo desperdiciado más de veinte minutos en superioridad numérica.

Entre los muchos sentimientos que en Mestalla se respiraban al comienzo del segundo tiempo; uno de ellos era la esperanza, quedaba mucho tiempo por delante con un jugador más y un buen once con el que competir; el empate era posible y, quien sabe si más aún…

Pero la suerte que durante un rato largo de partido pareció estar del lado che; había decidido cambiar de bando; Murillo culminó su discreta actuación de anoche provocando el segundo penalti, era completamente evitable, pero el ecuatoriano lo hizo, cualquier cosa menos conceder un segundo penalti. Ya se sabe como terminó la película, Pjanic volvió a colocar el balón en los once metros y, de nuevo, Neto no pudo atajar.

Quedaba por delante toda la segunda parte y la cuesta por la que el Valencia tenía que subir, era cada vez más empinada, pero quedaba mucho tiempo, Marcelino hizo los cambios y no se notó en absoluto, el Valencia generó alguna ocasión de peligro pero no logró marcar ni de penalti; si, digo bien, ni de penalti. Porque el arbitro señaló pena máxima a favor de los valencianistas también y Parejo completó una noche trágica fallando desde donde nunca falla.

Como dijo un erudito, las opiniones son libres, pero los hechos sagrados. O este equipo espabila rápidamente, o el Valencia no pasará a la siguiente ronda de está hermosa competición que todos deseábamos que llegara. Parejo tiene que relajarse y jugar como sabe, porque ayer fue un problema más que una solución, Rodrigo debe de volver a ser el del año pasado y un largo etcétera de jugadores que necesitan mejorar mucho para que esta Champions no se convierta en una pesadilla y no, no hay en mi modesta opinión, ninguna nota positiva de lo ocurrido anoche.

Un saludo y Amunt Valencia! Todos deseamos ver la mejor versión de este gran club!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Yellowcat

2 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información