Viajes y ocio

VENECIA: la leyenda sobre el agua



VENECIA: la leyenda sobre el agua - Viajes y ocio

 

Desde pequeño siempre he soñado con Venecia… ¿y quién no?, me dirán. Pensar en este lugar me ha generado diferentes sensaciones, deseos, sentimientos.

Al escuchar «Venecia» a uno se le vienen a la cabeza diferentes imágenes, como un flash constante que nos introduce allí y nos hace soñar, nos hace creer, nos hace vivir.

Venecia ha generado desde siempre en el inconsciente colectivo esa sensación de misterio, de deseo, de fantasía.

Pero, ¿qué tiene Venecia que nos atrae tanto y nos maravilla? Uno se cuestiona…

Quizás ésta pregunta suene algo tonta, quizás no; pero es algo que me he preguntado y dicha cuestión se responde en el momento mismo en que pisamos ese lugar de película.
Quizás es esa magia que transmite, esa magia que hemos logrado captar desde niños a través de lo que veíamos en televisión, en internet, en revistas y con la que hemos fantaseado parte de nuestra vida.
Quizás es su historia, esa historia que adoptó a emperadores, a mercaderes, doncellas y princesas.
Quizás su atracción radica en su forma, en su geometría, en esa capacidad de desafiar las leyes de la física, logrando la leyenda de «ciudad flotante».
Quizás son sus aguas, sus canales, sus puentes, su comida, sus monumentos, la Piazza San Marco, los paseos en góndola, el canto de los gondoleros y su vestimenta a rayas, sus calles, sus pequeños laberintos, su gente. Quizás es todo y ese todo logra maravillarnos, sorprendernos, emocionarnos y nos atrapa, nos atrapa para siempre… La ciudad de los sueños, la ciudad de la magia…

 

Pero hablemos un poco de historia…

A lo largo del tiempo, Venecia ha constituido una de las ciudades más importantes de Europa y se ha destacado básicamente en tres aspectos: el aspecto mercantil, el aspecto marítimo y el aspecto político.

Desde su fundación en el siglo V, logró abrirse paso en el «Viejo Mundo» y formar un estado poderoso. En un primer momento fue una pieza dentro del gran Imperio Romano, pero en poco tiempo logró independizarse y se consolidó como una ciudad-estado (Si! Venecia era un país), siendo capital de la gran República de Venecia.

Otro aspecto a destacar es su ubicación geográfica. Dicha ubicación le permitió ser fuerte dentro del mercado y lograr lazos con diferentes países como China o la India (cabe destacar que además los venecianos eran expertos navegantes, dominaban las aguas a la perfección y esto favorecía su posición mercantil, sin mencionar la gran capacidad para los negocios y las finanzas) . Por otro lado, al estar rodeada de agua y ser difícil su acceso, Venecia garantizaba su seguridad y estaba protegida ante posibles ataques o invasiones (principalmente de los pueblos germanos).

Vivió años de esplendor como «El renacimiento italiano», donde las familias más poderosas ligadas al gobierno y a la iglesia fueron mecenas de grandes artistas, pintores y arquitectos. Al igual que lo sucedido en Florencia con los Médicis. Como así también años oscuros como los de la peste negra, que azotó a Europa entre 1346 y 1353, terminando con un enorme porcentaje de la población mundial.

Fue cuna de figuras extraordinarias como Antonio Vivaldi (excelso músico del barroco) y Marco Polo (legendario navegante y escritor).

 

Políticamente hablando, Venecia tenía una forma de gobierno un tanto particular. Poseía una «monarquía electiva», un método de gobernar en donde a los candidatos se los elige por votación, pero quienes eligen pertenecen a un cuerpo restringido, que forma parte de ese mismo estado generalmente. Su figura máxima era el Dux o Dogo, quien controlaba la vida política, marítima y social de Venecia.

Los años pasaron y Venecia de alguna manera fue perdiendo ese poder que la había transformado en un estado importante. Fue invadida por franceses y austríacos durante una estrecha época y finalmente en 1866 se incorpora como territorio de Italia, perdurando hasta nuestros días.

 

Sobre puentes y canales…

¿Sabías que Venecia posee mayor cantidad de puentes que de canales?

Si, así es. Venecia cuenta con exactamente 455 puentes, de los cuales solo cuatro atraviesan el Gran Canal (Puente de Rialto, Puente de los descalzos, Puente de la Academia y Puente de la Constitución), el cual cruza a la ciudad en su totalidad.

En cuestión de canales, son 350 los que la recorren y dividen en 120 islas. Pero todas están perfectamente conectadas unas con otras.

Tanto los canales, puentes y calles poseen una numeración específica y cada una tiene su propio barrio de pertenencia.

 

Algunas curiosidades y características…

En mi viaje a Venecia, pude ver y disfrutar de cada rincón de esta joya flotante y aprender muchas cosas sobre ella. A continuación te dejo lo más sobresaliente, lo que más me interesó y que quizás pueda servirte de ayuda si estás planeando un viaje:

*En Venecia están prohibidos los vehículos (tanto autos como bicicletas), por eso se utiliza el famoso «Vaporetto», un barco que funciona a modo de transporte público y el cual la gente utiliza para viajar por el gran Canal y llegar hasta diferentes partes de la ciudad. Su precio por 1 hora de uso, ronda los 7,5o Euros, pero puedes adquirir un abono por un día completo por 20 Euros aproximadamente.

*El famoso viaje en góndola cuesta alrededor de 80 Euros los 40 minutos. Si desea que el viaje sea de una hora, el precio será de 120 Euros. Pero atención: a partir de las siete de la tarde, el precio por los 40 minutos sube a 100 Euros y la hora completa estará en 150 Euros.

*Se estima que la plaza principal de la ciudad (la Piazza San Marco) se inunda unas 100 veces al año. (Y el agua te llega a los tobillos, lo he experimentado)

*La ciudad posee una enorme seguridad y un gran despliegue policial y militar. En caso de atentado o de suceder algún hecho extraño, las fuerzas tienen la orden de disparar. Hay inclusive francotiradores en edificios y terrazas.

*Existe una ley sancionada hace unos pocos años, donde se te puede multar por ruidos molestos (por ejemplo el ruido de algunas maletas con ruedas). Si, suena raro, pero la policía te puede parar en la calle y efectuarte la multa.

*Venecia cuenta con varias universidades gran prestigio como la Università Ca’ Foscari, en donde se dictan carreras como Derecho, Economía, Filosofía y Ciencias Naturales y la cual se ubica en el palacio gótico sobre el gran Canal. Otra universidad veneciana es la IUAV, que cuenta con carreras relacionadas al diseño, moda, arte y arquitectura. Esta universidad es de carácter público.

* La ciudad cuenta con un carnaval único al que llegan turistas de todo el mundo. El mismo se celebra entre los meses de febrero y marzo (este año comenzó el 16 de febrero y finalizó el 5 de marzo). Durante todos esos días, la gente sale a la calle disfrazada y celebra.

* Posee un gran número de basílicas, a las cuales se puede entrar y disfrutar sin problemas. Aunque las más recurridas son la Basílica de San Marcos (ubicada en la plaza del mismo nombre) y la basílica de San Giorgio Maggiore, famosa obra que se encuentra frente a la Piazza San Marco.

* A diferencia de lo que mucha gente cree, Venecia está bien conectada con tierra firme y puedes llegar a ella a través de líneas de tren, taxis o en auto (aunque se desaconseja por la cantidad de gente que se acumula en el puente antes de entrar a la ciudad y los aparcamientos son muy caros).

*Con respecto a la gastronomía, el plato más famoso son los los llamados «cicchetti», algo similar a las tapas, que suelen acompañarse con una copa de vino o bien con el aperitivo típico llamado ‘Spritz’. También son muy típicos los risottos con cigalas y sepia y el «risi e bisi», elaborado con arroz, arvejas y jamón. Pero ojo aquí: en muchos restaurantes se cobran los cubiertos o el pan. Por eso asegúrense de que esté todo incluido. (Me ha pasado que no me dieron pan y cuando pedí me cobraron 2 Euros).

*Son típicos los helados y el café aquí en Venecia. El famoso «Gelatto» es muy especial y posee un sabor inigualable. Pero atención: tanto aquí en Venecia como en casi toda Italia, existen diferentes precios: si te sientas dentro de un lugar es un precio, si comes en la barra o mostrador, es otro; y si te vas y comes afuera, es otro (más barato).

*Venecia es famosa por su fabricación de vidrio. El vidrio veneciano es muy conocido e importante alrededor del mundo. Puedes pedir una visita guiada a la fábrica de vidrio, donde te mostrarán a detalle y el paso a paso.

*Existe un aeropuerto en la ciudad, el «Marco Polo», el cual se encuentra en tierra y bien conectado con el centro, al cual puedes llegar en autobús, taxi o en vaporetto, que tiene su parada final en la Plaza de San Marcos.

*Cuenta con bellísimos e impactantes palacios, generalmente de estilo gótico y barroco. El más famoso es el palacio Ducal, situado en el extremo oriental de la plaza San Marcos (residencia de emperadores, duques y sede de la corte de justicia). La entrada cuesta 23 Euros.

* Frente a la plaza, nos podemos encontrar con la llamada «Torre del Orologio», una torre que posee un reloj del siglo XV. En su parte superior, se observan dos figuras de bronce que tocan una campana marcando cada hora exacta.

*Así como muchas veces se inunda por la marea alta, Venecia también sufre la marea baja y sus canales quedan sin agua. ¡Si, como lo lees! Este fenómeno se da generalmente en el mes de febrero, aunque no siempre sucede.

 

VENECIA: un lugar donde las calles son de agua, donde las personas viven en gigantescos palacios que flotan…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

lucas19

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.