Política

Venezolanos en el Exterior – Parte 1

Venezolanos en el Exterior – Parte 1 - Política

Nuestro gentilicio, sin importar donde nos encontremos, siempre será ¨Venezolano¨, no lo perdemos, no lo adoptamos, solo forma parte de nosotros desde que nacemos. Lo traigo a colación, porque a mis 52 años de vida y siempre viviendo en mi país, he visto a muchos extranjeros, desde europeos, asiáticos, árabes y latinoamericanos, hablar con añoranza, amor y dignidad, de las tierras de donde proceden. En algunos casos también los he escuchado criticarnos por no amar y respetar a nuestra propia tierra.

Hoy en día,  por nuestro lamentable clima político, muchos de nuestros compatriotas, han migrado, cosa que para nosotros no es común, ya que lo que hacíamos con muchísima frecuencia era ser turistas en otros países y modestia aparte, apreciados, por nuestra forma despreocupada de gastar. Pero como dije antes, esto cambio, ahora nos estamos convirtiendo en una especie de personajes no bien vistos. ¿Y esto porque?

Nosotros somos, como nuestra tierra, gente bondadosa, con una buena cultura general, amables, alegres y trabajadores. Hemos abrigado a una cantidad de personas de otros países por años, los cuales han agregado a nuestra cultura, un matiz bien peculiar, haciéndonos muy abiertos y con poca o ninguna capacidad para la xenofobia. Pero lamentablemente, nuestros compatriotas, dentro y fuera de nuestras fronteras, han generado mediáticamente, un sentimiento dañino. Esto por realizar acciones contra nosotros mismos, como el que habla mal de su propia familia, para justificar sus propias acciones y buscar un mejor trato de los demás.

Tengo muchos amigos extranjeros, radicados en Venezuela, algunos hablan de regresar a sus países, otros siguen apostando por el nuestro, pero lo que sí es muy común entre ellos, es que no permiten que se critique a sus países, lo defienden con orgullo. Cuando se encuentran y descubren que son coterráneos, sienten un lazo fraternal y se ayudan. En pocas palabras, no permiten ofensas a su gentilicio, lo aman.

Estamos aprendiendo a vivir afuera de nuestras fronteras, está avanzada de compatriotas, deben recordad lo que nos inculcaron nuestros padres ¨Pórtate bien que estas en casa ajena¨, así demostraremos que somos de buena familia y nos comenzaran a ver como las buenas personas y tendremos mejores recibimientos. Tan buenos como los que les hemos dados a todos los foráneos que están aquí, en la bella Venezuela.

Próximamente la segunda parte.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

JCF

Deja un comentario