Sociedad

venezuela asediada y victoriosa



venezuela asediada y victoriosa - Sociedad

El día Jueves 07 de marzo del 2019, la República Bolivariana de Venezuela fue víctima de una intercepción a su sistema electrónico en la fuente de energía eléctrica de todo el país, generando un apagón general en la mayoría de los estados venezolanos. Vemos con preocupación la negación de un sector de la población para reconocer que este corte eléctrico sin precedentes en nuestra historia sea producto de un sabotaje desde los Estados Unidos. Todas las investigaciones conducen a la conclusión de que no fue accidental ni fue producto de falta de mantenimiento.

Más allá de posturas políticas y de la intoxicación de informaciones falsas, contradicciones e infamias, es muy importante que nuestras comunidades entren en razón de que lo ocurrido fue premeditado, planificado y organizado desde los Estados Unidos, país que hace todos los esfuerzos por sacar al gobierno que desde hace 20 años le ha impedido continuar con sus planes de apoderarse de nuestros recursos naturales. No es Ciencia ficción, ni inventos o fantasías para desviar la atención. Al contrario, los medios de comunicación masivos hacen esfuerzos por engañar a la población y mantenerla en incredulidad de lo que realmente está pasando. Entonces, ¿cómo tomamos previsiones y cómo nos organizamos y comunicamos entre todos y todas, si no reconocemos lo que está pasando?.

Es por esto que, nosotras y nosotros como trabajadoras y trabajadores de la Educación y la comunicación no podemos quedarnos de brazos cruzados viendo como niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y adultas son presa fácil de crearles miedo, caos, penurias, necesidades, violencia, rabia, odio. Toda la población venezolana está sufriendo las consecuencias de este sabotaje al sistema eléctrico Venezolano que busca generar malestar, culpabilidades y de ahí desencadenar en un enfrentamiento entre nuestra misma gente, pueblo contra pueblo. No lo permitamos.

Hacemos un llamado a la población en general, para que esta experiencia vivida nos sirva para encontrarnos, ayudarnos entre sí con la mayor solidaridad posible. Nuestros abuelos y abuelas nos enseñaron a convivir, a atender, a ponernos al servicio de los y las demás.

Nuestras raíces societarias de convivencia se crecen en estos momentos. Cada escuela en cualquier nivel o modalidad, debe ser referente y apoyo a la comunidad, enseñando a nuestros niños y nuestras niñas, con la pedagogía del amor y el ejemplo, a resolver, a la cooperación y al apoyo mutuo.

En los últimos días se han generado situaciones que como sector educación pedimos que sea estudiada y analizada, tomándolas incluso como insumo pedagógico para desarrollar la investigación y la reflexión en cuanto a que, por ejemplo, comportamientos que reflejan la poca consideración hacia el prójimo y hacia su país, en el sentido de querer cobrar en dólares hasta el agua, sin embargo quisiéramos mejor resaltar las cuantiosas muestras de solidaridad en cuanto al apoyo mutuo que se percibió en muchas comunidades, entre personas de distinta orientación religiosa y política, compartiendo agua, comida, medicamentos, ayudando a montar y transportar recipientes con el vital líquido, casas con plantas eléctricas sacando extensiones hasta la acera para que vecinos y vecinas recargaran celulares, entre muchos otros ejemplos. Esta es la verdadera esencia de las venezolanas y los venezolanos.

 

No permitamos que se burlen de nosotros ni de nosotras, queriéndonos minimizar y considerar cono seres irracionales y pasivos ante hechos objetivos tan contundentes, como por ejemplo, el engaño que significó la supuesta ayuda humanitaria y haberla incendiado desde Colombia, y las corporaciones de comunicación y varios voceros afirmaban que había sido el Gobierno Venezolano quien la había mandado a quemar (algunos medios ya han rectificado y dicho la verdad). Entre ellos el diario New York times y la revista Forbes. De igual manera se ha querido ridiculizar las primeras informaciones de los tipos de ataque al sistema eléctrico, para los cuales invitamos como profesores y profesoras, comunicadores y pueblo en general a investigar la existencia y factibilidad de los ataques cibernéticos y las últimas generaciones en armas de impulso electromagnético. Con este ataque al sistema eléctrico, nuevamente queda en evidencia que las afectadas y los afectados somos todas y todos, al dejar a todo un país sin energía eléctrica.

Apreciada trabajadora y apreciado trabajador, cumplimos un rol fundamental en la comunidad educativa, somos líderes y lideresas en nuestros territorios; sigamos ejerciendo esa posición para defender la verdad, con la argumentación, porque eso dice mucho del tipo de líder y lideresa que somos y que la patria necesita. Hay muchas fallas y debilidades que definitivamente el país debe superar, pero esto no se logrará engañando o incitando al odio, todo lo contrario, se logrará con el poder de la verdad, con mucha reflexión, entendiendo la realidad como una complejidad, mucha voluntad y amor a tu prójimo y a tu país.

Exhortamos a todo el personal obrero, administrativo y docente de nuestras escuelas y a los comunicadores y ciudadanía en general a activar conversatorios, encuentros, círculos de estudio, es decir, el cara a cara (más allá de las redes sociales), vernos con nuestros y nuestras estudiantes, las familias, las comunidades, en nuestros Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), en consejos comunales, comunas, grupos culturales y sociales. Debemos tener verdadera conciencia de lo que estamos viviendo como pueblo y de que no estamos solos como nación.

Son muchos los países que nos apoyan para evitar que los Estados Unidos continúen con sus planes tal como lo han hecho en otros países como Chile, Panamá, Irak, Siria, Libia, entre otros. Se está haciendo todo un esfuerzo diplomático a nivel internacional para frenar esta guerra y el gobierno está trabajando junto a la Fuerza Armada para proteger y defender de manera integral a nuestra Patria. Somos un pueblo solidario, en cada familia hay personas chavistas y personas de oposición al gobierno, en nuestras familias hay soldados y soldadas, milicianos y milicianas, empleadas y empleados públicos, educadores, educadoras, médicos, médicas, comerciantes, es decir, toda la diversidad que convive y comparte. Hagamos planes de trabajo para organizarnos y comunicarnos en contingencia en nuestro territorio, no permitamos que los medios de comunicación nos dividan y nos enfrenten en nuestras propias familias, en nuestras escuelas y en nuestras comunidades. En las buenas y en las malas somos familia, somos vecinos, somos comunidad, somos nuestra Patria soberana, y que no les quede la menor duda el pueblo Venezolano vencerá y seguirá venciendo como herencia ancestral de sus eternos Libertadores y el legado de Simón Bolívar el Libertador de América.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Wilmer Antonio Velásquez Peraza

2 comentarios

  • Buen artículo, en algunos momentos brillante. Pierde un poco el sentido de la objetividad cuando te posicionas políticamente allá por el final, en vez de centrarte en el drama humano… pero tampoco pasa nada, me gusta porque invitas al diálogo y a que nos dejemos de trifulcas absurdas.
    De todas formas yo no soy Venezolano, así que prefiero no opinar sobre vuestro pueblo o vuestra historia, pero sí reconozco que hay mucha manipulación en los medios y que hay muchos intereses en que Venezuela se hunda.
    En fin, os deseo ánimo y que las cosas vayan a mejor.

    • Hermano Borja.t muchísimas gracias por leer nuestras reflexiones y si reconozco que tiene un poco de tilde y tinte político, que es política? Etimológicamente significa Polis: Gente, pueblo y tija: Relaciones que se suceden, y no te voy a negar mi corazón está en la izquierda de mi pecho y como Periodista certifico la abominación y el sesgo mediático mundial con respecto a Venezuela, saludos cordiales Amigo. Borja.t

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.