Medio Ambiente

Venezuela: “Los Animales en Cautiverio también Mueren por Desnutrición”

Patrocinado


Venezuela: “Los Animales en Cautiverio también Mueren por Desnutrición” - Medio Ambiente

Sabiamente dijo una vez, el gigante humilde Mahatma Gandhi: “La grandeza de una nación y su progreso moral puede ser juzgado por la forma en que sus animales son tratados”.

La situación de los zoológicos en Venezuela, no escapa de la tragedia social que vive la nación. Desde el año 2016, se ha venido acentuando la precariedad alimenticia de la fauna en cautiverio, cuando trabajadores del Instituto Nacional de Parques, denunciaron la muerte de 50 animales por inanición (malnutrición), dentro del parque zoológico más grande del Área Metropolitana de Caracas, el Parque Zoológico de Caricuao.

En el año 2010, en Venezuela fue sancionada con bombos y platillos una Ley para la Protección de los Animales, pero a ocho años de la mediática sanción, hoy esta ley es letra muerta ante la indiferencia del colectivo que de manera silente sigue permitiendo el maltrato, tortura y abandono de los animales en cautiverio dentro de los zoológicos. El Estado ha incurrido en el delito de omisión y la protección de los animales quedó a manos de iniciativas privadas (ONG y fundaciones) que, con las uñas, dan alimentación, hogar y atención médica a los animales en estado de abandono y maltrato, sin que el Estado les preste ayuda siendo ésta su ineludible responsabilidad.

La Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, fue publicada en Gaceta Oficial Nº 39.338 en el 2010, con el objetivo de dar a conocer las normas para la protección, control y bienestar de dicha fauna. Este nuevo instrumento legal nació con el fin de regular la propiedad, tendencia, manejo, uso y comercialización de la fauna doméstica, que se entiende como especies, razas y variedades de animales que viven y se crían bajo el control humano, con fines específicos utilitarios tales como recreación, investigación, deporte y compañía.

Como se aprecia en los 70 artículos que contiene esta ley, se establecen obligaciones, sanciones y demás elementos que permitirían el cuidado de aquellos animales domésticos y en cautiverio, que se encuentran tanto en los hogares de familia, como en situación de calle, igualmente en cautiverio en los zoológicos. Si bien es cierto, que esta ley posee muy buen contenido, se ha quedado sólo como una publicación más.

La Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, aprobada en el año 2010, es más explícita en cuanto a las sanciones. En su artículo 73 establece que “las infracciones muy graves acarrean multas que van desde las 70 UT (12.390) hasta las 100 UT (17.700) cuando, por ejemplo, se maltrate a un animal hasta causarle la muerte”.

En efecto, la gravedad de la situación ha llevado a los directores de estos espacios a sacrificar a los animales más desnutridos. En el zoológico de Maracaibo, Estado Zulia, por ejemplo, los cuidadores recibieron la orden de sacrificar a los animales más afectados para alimentar a otros ejemplares. Patos, cerdos y cabras han tenido que ser sacrificados para alimentar a otras especies en el Zoológico Metropolitano de Zulia, cerrado a visitantes a mediados de febrero tras conocerse sobrecogedoras imágenes de fieras hambrientas. Un león africano, un tigre de bengala, un jaguar, varios cunaguaros y aves rapaces, todos carnívoros, engrosan la lista de desnutridos, según las reiteradas denuncias por parte de los trabajadores de este parque.

De hecho, para tratar de compensar la falta de carne, directivos idearon la caza de iguanas y lagartos, que crecen silvestres en el zoológico, además de la pesca de tilapias en lagunas del parque.

Tan exponencialmente grave es la situación de nuestra fauna en cautiverio, que, impactado y conmovido por la situación en el Estado Zulia, el actor y filántropo mexicano Raúl Julia Levy, a cargo de una fundación en Malibú, Estados Unidos, en reiteradas ocasiones ha escrito al Presidente Nicolás Maduro en Twitter: “Le suplico al señor presidente que me dé la oportunidad de dialogar. Mi fundación no está ligada a ningún partido. Quiero extenderle una mano amiga para ayudar a los animales. Podemos trasladarlos y costear los gastos para su recuperación”.

Hasta la presente fecha, no ha recibido respuesta alguna de su ruego, como también a la ciudadanía venezolana, angustiada por la grave situación de los animales, se ha movilizado, para llevar alimentos a los zoológicos, y el gobierno no lo permite.

Mientras Dios nos otorgue la vida y la salud, seguiremos denunciando ante el mundo, las atrocidades de Nicolás Maduro, también contra los que no tienen voz.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Euridelva

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información